miércoles, 8 de febrero de 2012

COMO SUPERÉ MI TIMIDEZ.

De toda la vida he sido una persona muy tímida e introvertida casi todo me daba vergüenza salir a la calle, ir a comprar el pan asomarme a mi balcón para mirar la calle…. Siempre he sido una chico muy asustadizo, en el colegio lo pasé francamente mal, nadie me respetaba era como un muñeco al antojo de cualquiera, me dejaba maltratar tanto psicológicamente como físicamente y era incapaz de reaccionar y defenderme por mí mismo no mostraba defensa alguna de lo inocente y débil que me sentía.
Casi todos los días siempre había un compañero de clase que me decía eso de a la salida te esperaré y yo me acojonaba y sólo pensaba que de nuevo se iba alguien a reir de mí delante de todos.
En el instituto me pasaba prácticamente lo mismo seguí sintiéndome tan frágil y desprotegido, no salía de mi interior ninguna fuerza que me hiciera reaccionar para defenderme y hacerme respetar y no sabía que hacer al respecto, parecía como si mi cuerpo estuviera hueco por dentro solamente existía en mi mente el miedo y la timidez y lo peor de todo es que yo pensaba que podía estar así todo mi vida.
Recuerdo que en ocasiones mi hermano venía al colegio e instituto para averiguar quien o quienes se dedicaban a hacerme la vida imposible, eso al mismo tiempo de aliviarme me causaba temor por que yo sabía que después podía se peor, es decir que los compañeros me amenazaran diciéndome que si le volvía a comentarle algo a mi hermano lo iba a pasar peor.
Todo esto ocurrió en el colegio e instituto, pero que mi gran timidez era para todo hasta para las cosas más simples de la vida como cuando recibíamos visita en mi casa, cada vez que sonaba el telefonillo o timbre de la puerta yo corría de inmediato y me escondía en mi habitación para que no me vieran, como si fuera un bicho raro. Mis padres, claro está, estaban preocupados por mí, me hablaban y comentaban que en la vida había que mostrar mucha valentía en todos los aspectos pero a mí me seguía pasando lo mismo. A la edad de 25 o 26 años mi madre me llevó al médico a ver que solución podía encontrar para acabar con mi timidez y decidieron que me viera un psicólogo el cual me aconsejo que fuera a un centro de salud mental, aquí fue donde empezó a cambiar todo.
Hoy en día me siento totalmente distinto, he evolucionado mucho y esa timidez de siempre prácticamente a desaparecido, la gente me respeta por que mi actitud ha cambiado y soy capaz de enfrentarme a los problemas que se me presentan en la vida.

JAIME CASTILLO.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Asi soy yo introvertida y timida, yo pase por la misma esperiencia desde pequeña sufro todavia pero no tanto,me lo tomo con calma por que se que lo puedo superar poco a poco y no tirando nunca la toalla.

Anónimo dijo...

Hola que tal te dejo este comentario para comertarte que a mi me ocurre lo mismo mi timidez y mi inocencia me esta pasando factura hay chicos que me insultan hasta agresiones físicas y ando bajo de moral ya para finalizar decirte Jaime que me siento identificado por tu comentario y me alegro de que alguien toque este tema tan intesante pues nada felicidades por tu trabajo y sigue comentando este tipo de sucesos adios.

Jaime dijo...

Muy bien nunca tires la toalla, pero en todos los aspectos de la vida sé tú misma y no dejes que nadie te diga lo contrario.

la paciencia es un requesito fundamental en muchgos momentos de nuestras vidas,me alegro sigue adelante.

Saludos y gracias por tu coemntario.

Jaime dijo...

Hola que tal al segundo compañero/@,es un placer además de un alago que te sientas identificado al igual de más compañeros que les ocurra lo mismo, por que contar estas experiencias antes me hubiera dado corte, pero hace unos años y sobre todo actualmente mi timidez, que me inundaba la vida me tenía atrapado, pero gracias a la U.R.A ,a mi fuerza de voluntad y a no tirar la toalla me libré de ese calvario.

Un saludo compañero y muchas gracias por tus palabras, de esa forma nos ayudamos un poco más a superar barreras que bajo mi punto de vista de eso trata la vida.

Lili♥ dijo...

De verdad lo pudiste superar?. A mi me pasa exactamente igual, crei que con el tiempo se me pasaria, pero con 22 años sigo igual que siempre, o tal vez peor... Ahora que debo hacerme responsable de mi vida (conseguir trabajo, tomar mis decisiones, estudio universitario, etc) es cuando mas siento este horrible miedo. Yo hago lo mismo!, no atiendo la puerta cuando golpean, no me gusta atender el telefono, y si vienen visitas me encierro en mi habitacion. No tengo amigos y estoy encerrada todo el tiempo en mi casa, la depresion poco a poco empieza a crecer cada vez mas... y mis padres no le dan importacia, creen que se me va a pasar solo. :(

Venciendo Tu Timidez dijo...

Te felicito por compartir tu experiencia, me ayuda en mi proyecto de elaborar un material de ayuda para los tímidos. Pienso que la gran mayoría de los tímidos son personas buenas, inteligentes y disciplinadas y además el mismo hecho de ser tímidos les hace actuar prudentemente. La causa que realmente origina la timidez no son los defectos físicos ni las carencias ni las limitaciones en habilidades sociales sino el entorno social cercano (personas) que utilizan estos defectos y limitaciones para burlarse y reírse, si esto se repite constantemente el afectado decide evitar todo contacto social a fin de evitar más humillaciones y burlas, adoptando así un comportamiento huidizo, huraño, tímido. la sociedad tiene que mucho que cambiar si queremos ayudar a los tímidos, pues es la misma sociedad que influye en la formación de tímidos con sus humillaciones y burlas.

venciendo tu timidez dijo...

Te felicito por este aporte me gusto tu comentario, me ayuda en mi proyecto de elaborar un material de ayuda para los tímidos. Pienso que la gran mayoría de los tímidos son personas buenas, inteligentes y disciplinadas y además el mismo hecho de ser tímidos les hace actuar prudentemente. La causa que realmente origina la timidez no son los defectos físicos ni las carencias ni las limitaciones en habilidades sociales sino el entorno social cercano (personas) que utilizan estos defectos y limitaciones para burlarse y reírse, si esto se repite constantemente el afectado decide evitar todo contacto social a fin de evitar más humillaciones y burlas, adoptando así un comportamiento huidizo, huraño, tímido. la sociedad tiene que mucho que cambiar si queremos ayudar a los tímidos, pues es la misma sociedad que influye en la formación de tímidos con sus humillaciones y burlas.