jueves, 6 de febrero de 2014

DIOS , MÍO

Lo primero que deseo hacer al iniciar este artículo es una aclaración sobre el título. No se trata de la exclamación ¡Dios mío! que solemos decir cuando algo nos epata, nos sorprende grata o ingratamente, nos llama la atención de manera especial. Se trata del nombre propio Dios, que además inicia la frase y tiene que ir con mayúscula, seguido de la coma  que da paso al vocativo pronombre posesivo mío. Me parecía excesivamente fuerte poner de título Dios es mío como pensé en un primer momento. Prefiero desarrollar este concepto a lo largo del artículo.
Todos soñamos. Todos tenemos más o menos sueños, agradables y desagradables. Y nos acordamos de vez en cuando porque nuestra mente siempre está soñando. Me lo enseñaron los médicos de la Unidad de Sueño del Hospital Universitario Virgen Macarena cuando me hicieron pruebas por mi enfermedad. Me enseñaron unas gráficas que habían hecho los monitores que me controlaban donde me explicaron cómo soñábamos siempre aunque no recordáramos nada. A veces los sueños se convierten en pesadillas. Yo cuando las tengo me despierto con ansiedad o depresión y sudando mucho y con mucha angustia. Tengo pesadillas entre otras cosas porque tomo Lormetazepam de 1 mg, más comúnmente conocido como Noctamid. Viene en el prospecto y uno de los muchos psiquiatras que he tenido a lo largo de mi enfermedad me lo enseñó también. A él se le había muerto el padre y padecía insomnio desde entonces y era incapaz de dormir y tomaba el Noctamid que producía pesadillas y lo pasaba francamente mal porque estaban relacionadas precisamente con su padre. Al final había dejado de tomarlo.
Pero yo no quiero hablar de pesadillas sino de un sueño maravilloso que he tenido recientemente y que me ha inspirado este artículo: He soñado que estaba acostado, con los ojos abiertos y sonriendo, rodeado de mis hermanas, mi hijo y otros seres queridos y algunos de mis mejores amigos. Y había una luz enorme, muy brillante delante de mis ojos, como a través de una puerta. Esa luz me llamaba.
 Me indicaba el camino hacia el otro mundo, la corta distancia que ya me separaba de Dios. Dios me estaba esperando al otro lado de la luz, no sé si para pasar por el purgatorio o para ir directamente al paraíso. Recordaba la película de Jerry Zucker Ghost donde Patrick Swayze se va hacia esa misma luz cuando su novia Molly ya está a salvo porque los asesinos de él están muertos. Y marcha al otro lado de la luz con la ayuda de la médium Whoopy Goldberg, quien ganó un óscar a la mejor actriz secundaria por este papel. Y también me acordaba de la serie Entre fantasmas de la cadena Cuatro donde la médium Jennifer Love Hewitt ayuda los espíritus que tienen cuentas pendientes en la Tierra todavía a cruzar al otro lado, más allá de la luz. Pues yo estaba en disposición de pasar al otro lado sin necesidad de médium ninguna, sino por mis propios medios y rodeado de personas que me amaban.
Dios me esperaba porque Dios es mío, y yo soy suyo. Nos pertenecemos mutuamente y estamos los dos al servicio del otro. Es una posesión positiva, no una posesión inquisitorial. Precisamente en mi nuevo libro que saldrá si todo va bien en abril o mayo trato el tema de la posesión pero en el amor, aparte de otros temas como el amor, la vida, la obsesión y la muerte, todo bajo la influencia de Schopenhauer. Queda claro que la posesión es positiva. Nos tenemos el uno al otro y estamos a nuestra disposición en todo momento. Dios está en todas partes al mismo tiempo. Es el don de la ubicuidad y siempre por ello podemos contar con él.
Esto me lleva confesar algo que nunca he contado, ni por escrito ni por palabra oral, salvo al sacerdote del colegio donde estudiaba la primaria, el Colegio de los Hermanos de la Salle, los Hermanos Lasalianos. Era yo un niño. Tendría 11 ó 12 años. Estaba yo de vacaciones en Villanueva del Ariscal, un pueblo del Aljarafe sevillano. Era muy alocado y como tal cometía muchas locuras. Agarré la bicicleta y me lancé pendiente abajo hasta que choqué con tremenda velocidad contra una piedra enorme en el camino. 
Me llevaron al hospital y allí mi alma estaba fuera del cuerpo porque observaba cómo mi cuerpo estaba en la camilla rodeado de médicos y enfermeros intentando salvar mi vida. Mi alma proyectaba todo eso como en una pared y estaba en este mundo porque aún no había fallecido. De repente la visión desapareció y es que los médicos habían conseguido salvarme. Esto ya lo he escuchado de varias personas más. Y me hizo mi fe más fuerte como le contaba al sacerdote de mi colegio. Mi fe era bastante sólida ya por los Hermanos de la Salle, pero se hizo más fuerte a raíz del accidente de bicicleta.
Y es que Dios no quería que muriera en aquel instante y me salvó la vida. Dios me ha ayudado muchas veces a lo largo de mi vida. De hecho me ayuda todos los días porque por las mañanas suelo estar fatal por mi enfermedad, con ansiedad y depresión y sudando y queriendo quedarme en la cama. Entonces le digo a Dios que me dé fuerzas y me ayude y hago la señal de la cruz. Entonces me levanto, desayuno, me lavo y rezo en mi pared blanca las oraciones habituales y me siento más cerca de Dios y con más ganas de echar el día fuera y de hacer todo lo que tenga que hacer en el día.
A lo largo del tiempo me digo muchas frases de ánimo que es como una autopsicoterapia. Por ejemplo: Venga Pepe que tú puedes, Ánimo que tú eres capaz de salir adelante, Venga que tú tienes la fuerza suficiente para salir del problema donde estás metido. Dios me da fuerzas. Él me posee y yo le poseo a Él. Y me ayuda con todas mis enfermedades: trastorno de pánico, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de ansiedad generalizada, agorafobia, depresión y estructura dependiente de personalidad. Demasiado para un solo cuerpo. Pero Él me da fuerzas para seguir adelante y para minimizar mis síntomas. Es lo que me decía una psicóloga hace ya mucho tiempo: que cuando alguien me pregunte cómo estoy diga que bien aunque esté mal y así acabaré sintiéndome bien. Pues esas frases que Dios me inspira para decirme acaban haciendo sentirme bien o por lo menos me ayudan a sobrellevar todas las cosas negativas que me obligan a vivir mis enfermedades y todos sus síntomas.
Hace unos años tuve una crisis de fe que me obligó a escribir un libro titulado Grito donde ponía como dedicatoria que este libro es hijo de mi duda y de mi fe. Tenía dudas sobre la existencia de Dios y sobre por qué no me ayudaba como yo quería. Pero Dios está siempre ahí como cuenta la parábola del hombre que va caminando con Dios por el desierto y hay dos tipos de pisadas, las del hombre y las de Dios. De repente el hombre se siente mal y sólo se ve una pisada. El hombre le reprocha a Dios que no le ayude. 
Pero Dios le contesta que hay una sola pisada porque Dios lo lleva a cuestas. Pues eso me pasaba a mí cuando escribí Grito: que Dios me lleva cuestas aunque yo no me dé cuenta. El libro era fuerte. Tenía un total de 174 estrofas y en él lo dejé todo de mí, con todas mis fuerzas.
Dios me ayuda a superar los sucesos más luctuosos y dolorosos que he tenido a lo largo de mi vida: la muerte de mi padre, la muerte de mi madre, el divorcio de mi mujer, la separación de mi hijo, etc… Él me da las fuerzas suficientes para resistir y seguir adelante, aplicando la autopsicoterapia que he comentado antes. Sin Dios todo sería menos llevadero y no podría seguir adelante. La crisis de fe que tuve pasó. Es normal porque hasta los místicos han tenido crisis de fe en algún momento de sus vidas. Ahora tengo una fe sólida que me ayuda a escribir este artículo. 
Dios me posee libremente y yo practico con él la misma posesión. Una posesión libre, sin traumas, sin complicaciones, tremendamente sencilla. A esa posesión se llega entre otras formas mediante la oración. Yo admito que no suelo ir a misa, pero es que yo me relaciono con Él personalmente y no necesito ningún sacerdote como intermediario. A Él le rezo libremente cuando quiero y Él me escucha en todo momento.
Dios es una entidad indivisible aunque se presente en tres formas distintas. Dios cree en mí como yo creo en Él y no puedo defraudarlo ni hacer que me castigo por mis malas acciones. Yo procuro portarme siempre bien con todos mis semejantes, procuro ser una buena persona y no tengo enemigos que yo haya podido crear. Él me quiere como Padre y yo lo quiero como Hijo que soy suyo. Y en todo momento puedo contar con Él. La relación es fuerte y ya no tiene fisuras.
 Yo espero que vosotros también tengáis a Dios o a alguien o algo que os sirva de estímulo cuando estáis mal. Que os sirva de autopsicoterapia y os permita encontrar la felicidad de alguna forma posible. Es lo mejor que os puedo desear. Salud y suerte.


José Cuadrado Morales

8 comentarios:

Maritza dijo...

Maravilloso escrito que fortalece mi propia fe en Él. Mi "abba Padre".

Abrazos!

Anónimo dijo...

Pepe, he estado leyendo tu artículo, como hago cada vez que puedo. En el hablas de Dios y de lo que puede parecer una crisis espiritual y a la vez, un poco mas tarde,ser un refuerzo de esa fe. Yo procuro como tu que el hecho de no practicar la religión en la medida que lo hacía hace unos años no merme mi fe. Procuro llevar un evangelio diario y lo leo cuando encuentro el momento adecuado. Eso me ha ayudado en el pasado y me sigue ayudando hoy en día.

Anónimo dijo...

Maritza me alegra que la lectura de mi artículo haya fotalecido tu fe en Dios. No pretendo hacer proselitismo, simplemente contar las cosas que pienso y siento, Muchas gracias de corazón. José Cuadrado.

Anónimo dijo...

Anónimo: Me alegra que coincidamos en muchas cosas con mi artículo. Es duro a veces mantener la fe pero con todas sus crisis seguimos adelante. Un abrazo. José Cuadrado.

Dr Benson Felix dijo...

Estimado Solicitante,

Te invitamos a la compañía de préstamo de día de pago Plc, donde
todas las necesidades financieras se ponen a Satisfaction.Are usted
¿Buscas un préstamo para iniciar un negocio
o si usted tiene un préstamo para pagar sus cuentas aquí es un
Oportunidad para que usted consiga un nuevo préstamo

Póngase en contacto con nosotros a través de accesspennyfn@gmail.com para más información

Espero con interés la respuesta

Dr. Benson
compañías de financiamiento de préstamos
CEO ... / MD

Becky dijo...

Nombre del acreedor: Sr. Paul William.
Prestamista E-mail: paul_william_loanhouse@hotmail.com

Ofrecemos préstamos privados, comerciales y personales con tasas de interés muy bajas anuales tan bajas como 3% en un año a 50 años plazo de amortización en cualquier parte del mundo. Ofrecemos préstamos que van desde $ 5.000 a US $ 100 millones.

Nuestros préstamos están bien asegurados para la máxima seguridad es nuestra prioridad. ¿Está perdiendo el sueño por las noches preocupante cómo conseguir un prestamista de préstamo de fiar? ¿Está mordiendo las uñas a la rápida? En lugar de golpear a usted, comuníquese con Paul William Préstamo Casa (Loan Services) ahora, los especialistas que ayudan a los préstamos de parada
mal historial de crédito, para encontrar una solución que la victoria es nuestra misión.

Los interesados ​​deben llenar el formulario de solicitud de préstamo a continuación:

FORMULARIO DE SOLICITUD DE PRÉSTAMO
SOLICITUD DE PRÉSTAMO
Su nombre completo *
Su e-mail *
Su teléfono *
Su dirección *
Su ciudad *
Estado / Provincia *
País *
Número de fax
Fecha de nacimiento *
¿Tiene una cuenta? *
Ha aplicado antes? *
Préstamo cantidad necesaria *
Duración del préstamo *
Propósito del préstamo *
Envíame una copia escaneada de su identificación: *

Nombre del acreedor: Sr. Paul William.
Prestamista E-mail: paul_william_loanhouse@hotmail.com

Saludos,
Sr. Paul William.
paul_william_loanhouse@hotmail.com

Dr Purva Pius dijo...

Hello Everybody,
My name is Mrs Sharon Sim. I live in Singapore and i am a happy woman today? and i told my self that any lender that rescue my family from our poor situation, i will refer any person that is looking for loan to him, he gave me happiness to me and my family, i was in need of a loan of S$250,000.00 to start my life all over as i am a single mother with 3 kids I met this honest and GOD fearing man loan lender that help me with a loan of S$250,000.00 SG. Dollar, he is a GOD fearing man, if you are in need of loan and you will pay back the loan please contact him tell him that is Mrs Sharon, that refer you to him. contact Dr Purva Pius,via email:(urgentloan22@gmail.com) Thank you.

BORROWERS APPLICATION DETAILS


1. Name Of Applicant in Full:……..
2. Telephone Numbers:……….
3. Address and Location:…….
4. Amount in request………..
5. Repayment Period:………..
6. Purpose Of Loan………….
7. country…………………
8. phone…………………..
9. occupation………………
10.age/sex…………………
11.Monthly Income…………..
12.Email……………..

Regards.
Managements
Email Kindly Contact: urgentloan22@gmail.com

Bishop Elijah dijo...

Solicité un préstamo la semana pasada y hoy recibí una notificación de que he recibido la suma de $ 50.000 USD. Muchas gracias, obispo Elías. Estoy muy agradecido y prometí difundir las buenas noticias tan pronto como consiga el préstamo. Por favor, todos deben contactar con él correo electrónico: bishopelijahloanfirm002@hotmail.com o whatsapp él +2349035555247. No olvides informarle que fue yo Miguel Francisco de México quien te dirige. Agradezco a la obispo Elías gracias y Dios los bendecirá más para bendecir a los necesitados.