lunes, 3 de junio de 2013

SER MADRE A LOS DIECIOCHO AÑOS

Ser madre a los dieciocho años, tiene sus ventajas y sus desventajas. Disfrutas de la vida de cualquier manera pero distinta a la vez .Yo tuve mi primer hijo a los dieciocho años, y la verdad la experiencia la he cogido con el paso del tiempo. Ser madre me dio mucha felicidad pero a la vez me paro la vida en el sentido de que tienes que aprender a coger responsabilidades de manera inmediata .A mí la verdad no se me dio mal la experiencia, me case y me quede embarazada con dieciocho años. Tenía la ayuda de mi madre pero a la hora de la verdad era yo quien me tenía que hacer con mi nueva vida .Mi matrimonio funcionó bien desde primera hora, pero debido al trabajo de mi marido  pasaba la gran parte del día sola con mi hijo. Aprendí todo lo que  tener un hijo conlleva dejé muchas cosas en el camino. Pase de salir con mis amigas a tener un hogar, un marido y un  hijo que atender. Me fue bien pero cuando mi hijo tenia tres meses me tuve que poner a trabajar y ello me llevo a tenerlo que llevar a una guardería .Pasaba ya entonces menos tiempo en casa, y eso me hacia pasarlo mal .Mi hijo fue creciendo a la vez que yo crecía con éI. Todo gracias a dios me iba bien. 
En mi vida había un amigo especial, mi mejor confidente, mi mejor amigo y ese era mi hermano se llamaba PEDRIN pero dios quiso arrebatármelo con tan solo diecinueve años. Fue en un accidente de tráfico. Toda mi vida se fue con él, lo pase muy mal, dos años de luto, mis padres destrozados en fin todo se hundió.
A los seis años de tener a mi hijo busque tener otro, y no se porque me costo mucho quedarme en estado me tuve que poner en tratamiento .Conseguí quedarme en estado y tuve un parto prematuro y gemelar.
Nacieron dos niñas como dos soles, SILVIA Y MARIA ISABEL ,pero la vida no me tenia preparado algo bueno ,mi hija SILVIA falleció a los cuatro meses de edad  de MUERTE SUBITA DEL LACTANTE. Me vi con veinticuatro años dos hijos y una hija fallecida..Pase años muy malos pues no lo superaba. Tanto así que a los veintiséis años de edad me entró una menopausia precoz .Otro palo mas en mi vida.Lo sobrellevé como pude y me hice la idea de que ya no podía tener mas hijos .A los treinta y un años durante un ingreso involuntario en psiquiatría me detectaron trastorno bipolar. 
La verdad es que cuando ingrese iba muy mal tenia la cabeza perdida había estado gastando dinero de manera brutal. Puesto que trabajaba con mi padre desde 1997 tenia acceso a la gestoría me preparaban nominas con la cantidad que yo propusiese.  Entonces antes de ingresar gaste diez millones de pesetas en cosas que no me hacían falta .Así que me encontré con una enfermedad y con una gran deuda .Mi enfermedad me dio mucho que hacer , múltiples ingresos ,estados irritables ,depresiones profundas, asi hasta .que tuve que ingresar en la Unidad de Día del hospital Macarena. Allí estuve un año  pero al terminar no estaba estable del todo .Así que me pasaron a la URSM Macarena , aquí he encontrado muchas cosas interesantes y cada día que pasaba me encuentro mas estable. Hoy por hoy tengo estabilidad, un poco eufórica, pero controlada .EN FIN ESTA ES MI VIDA la cuento para así desahogarme y poder ayudar a quien mi vida le sea algo parecida .Gracias por leerla y gracias a URSM por ayudarme .


SILVIA 


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Animo, Silvia, eres la mejor madre, y seguro qe lo
Haces lo mejor posible, Ojalá y yo tambien fuera madre .
Un Saludo, mi firma Ludi








UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Silvia, saber de una experiencia como la tuya ayuda a los demás a comprender el mundo un poco mejor, ayuda a ver las dificultades que se pueden pasar en la vida y como hechos muy duros que pueden hundirnos como la muerte de un hijo con el tiempo y con ayuda de todos pueden superarse o sobrellevarse y hacer una vida lo mas normal posible y con la mayor estabilidad que podamos encontrar. Yo no me planteé ser padre nunca a tan temprana edad como tu fuiste madre, creí que las cosas llegarían con el tiempo y de forma natural,lo digo porque no he tenido hijos ni he estado casado, dedicándole los primeros años de mi juventud a estudiar, y dejando para cuando terminase la carrera la relación de pareja, esto no solo salía de mi sino también de mi entorno. Una vida muy diferente a la mía en estos aspectos a la tuya. Compartir experiencias es, creo, una forma de ampliar nuestro conocimiento de la vida a través de otra persona y de ti mismo.

Jesús

Anónimo dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=9apy_iQb3LQ

Hospital de Dia dijo...

Silvia, desde Motril hemos leido tu escrito y nos has emocionado, esperamos que todo te vaya genial y superes todas las dificultades que nos plantea el día a día. Un abrazo de los compañeros del HDSM de Motril.