viernes, 28 de octubre de 2016

EL SECRETO DE PUENTE VIEJO

Puede existir cierto prejuicio al abordar un tema ya antiguo como el de las telenovelas o teleseries, pero éstas han evolucionado muchísimo y alcanzan una calidad nunca conocida.
El secreto de Puente Viejo es una veterana producción de Atresmedia emitida por Antena 3. Alcanza ya casi los 1500 capítulos. Tiene una gran relación de actores que realizan estupendas interpretaciones. Puente Viejo es un pequeño pueblo a principios del siglo XX. En aquella época se contaba todavía con reales y monedas de inferior valor. Yo he vivido también por mi edad el tema de los reales, de las perras gordas, de las perras chicas y otras monedas como la de diez reales. Recuerdo mi infancia y me parece mentira que todo haya evolucionado tanto y con tanta velocidad.
La serie habla de los habitantes de este pueblo de muy diversa etiología. La mayoría son pobres, jornaleros y se recalca bien la diferencia de poder adquisitivo entre ricos y pobres. Esto ha existido desde que el mundo es mundo y se ha manifestado siempre de maneras muy diferentes.
Está la rica del pueblo,Francisca Montenegro, que es también una mujer muy perversa responsable de muchas de las penalidades del pueblo. Está siempre con el rosario en la mano y un libro de rezos y es la culpable de muchas de las calamidades que ha sufrido Puente Viejo.

Ahora, como pagando por todo el mal que ha hecho, está dominada por un intendente político, Cristóbal Garrigues, quien la tiene completamente sometida. Francisca estuvo casada con Salvador Castro, un mal hombre, mujeriego, que tuvo muchos hijos bastardos a los que mataba, pero dejó uno vivo, que es precisamente Cristóbal Garrigues, quien está haciendo imposible la vida de lujo de Francisca Montenegro. El amor de su vida es un Ulloa. 

Antiguamente, y hoy en menor medida, en los pueblos se conocían por los apellidos o los apodos. El Ulloa es Raimundo, de descreído a ateo. Hombre cabal y templado. No tienen hijos y viven una relación muy interesante de constante amor-odio. De la serie precisamente se ha hecho una obra de teatro que habla del amor de juventud de Francisca y Raimundo que ha tenido un enorme éxito, como éxito está teniendo la serie como puede comprobarse por la cantidad de capítulos que lleva.
En los Ulloa destaca también Emilia, mujer de carácter. Trabaja para Cristóbal, pero además regenta una casa de comidas y una pensión.
Ella y su marido Alfonso Castañeda adoptaron a Matías y lo convirtieron en un Castañeda más. Matías es hermano e hijo de quincalleros, vulgares delincuentes. Se ha regenerado por completo y lleva ya una vida totalmente decente. Trabaja para los Dos Aguas, marido y mujer, Hernando y Camila, que se casaron por poderes cuando ella vivía en Cuba y tenía una relación con Néstor, quien ahora ha vuelto a aparecer en su vida reclamándole una hija en común llamada Belén. Hernando tiene una hija llamada Beatriz, novia de Matías, quien antes tuvo como novia a Prado, también acogida por los Castañeda, quien marchó a Madrid y después a las Américas para seguir una carrera de cantante.
Los Dos Aguas son otros de los ricos del pueblo. Al igual que los Santacruz, que ahora pasan por un momento muy malo debido a un embargo. El odio entre los Santacruz y Francisca es evidente y mantienen una relación tensa y dura. A su vez existe una gran rivalidad, no siempre aceptable, entre los Dos Aguas y los Santacruz.
Están todos los personajes del pueblo, como Lucas Moliner, el médico que vino de Madrid a Puente Viejo detrás de un amor, Aurora, que lo necesitaba. Consiguió curarla y cuando se encontraba bien del todo se marchó a París para estudiar medicina, dejando solo y desolado a Lucas, quien luego encontraría el amor en Sol, la hermana de Severo Santacruz, que fue en su momento prostituta. Los personajes aparecen y desaparecen de la serie a voluntad de los guionistas, siempre de manera justificada. Hay personajes que desaparecen definitivamente inventándose las excusas más variadas.
Está el capataz de Francisca, Mauricio, hombre de confianza para todo que tiene una extraña relación con Fe, criada de la Montenegro. Ambos han sido despedidos por orden de Cristóbal Garrigues, en contra completamente de la voluntad de Francisca. Fe trabaja ahora en la casa de comidas de Emilia como cocinera y Mauricio no encuentra trabajo debido a su edad. Pero va saliendo adelante, sobre todo gracias al apoyo y el cariño constantes de Fe, quien se preocupa por su aspecto, lo lava, lo pela, lo viste, lo arregla para que tenga mejor presencia y pueda encontrar trabajo. Es una de las relaciones bajo mi punto de vista más bonitas de la serie.
Está la dueña del colmado, la tienda de ultramarinos, Dolores. Forma parte de los Mirañar. El marido de Dolores marchó a Rusia al convertirse en comunista bolchevique. Era el alcalde del Puente Viejo. Ahora ejerce como alcalde su hijo, Hipólito. Su sobrino Onésimo es el Secretario del Ayuntamiento. Dolores es la típica chismosa de pueblo que se mete en todo y va soltando bulos por todos lados y quiere estar siempre al día de cuanto le pasa a cualquier habitante de Puente Viejo.

De los Castañeda destaca también el marido de Emilia, Alfonso, hombre centrado y fiel que no obstante tuvo una aventura bajo engaño que perdonó su mujer, quien estuvo a punto de marcharse del pueblo.
De los Castañeda destaca también la matriarca, Rosario, quien vive un auténtico infierno al haber perdido a su hija Mariana asesinada en Murcia, a donde fue con su marido Nicolás a la muerte de la madre de éste para resolver todos los asuntos de la herencia. A Nicolás le queda al menos el consuelo de su hija Juanita. Rosario tiene también un hijo en la guerra. Ya perdió a otro. Ahora parece que está adoptando una actitud más positiva con el apoyo de todos.
Está también el Secretario de Severo Santacruz, amigo desde el orfanato donde estuvieron juntos, Carmelo, que está casado con Mencía, que lo ha dejado todo por amor para venir a vivir a Puente Viejo.
Hay que destacar la importancia de los sacerdotes: Don Anselmo y Don Verengario. Entonces, en la época que tratamos, los sacerdotes tenían más importancia en la vida diario de los vecinos del pueblo. De toda la serie Don Anselmo, para mí, es uno de los personajes más creíbles de lo bien metido que está el actor en su papel.
Y muchos más personajes que conforman el mundo de Puente Viejo, un pueblo pequeño muy bien ambientado.
Hay que destacar que la serie cambia de sintonía de vez en cuando como pasa con la serie de la 1 Cuéntame cómo pasó. Ahora la canción de cabecera la canta Ana Belén.
Señalemos que la serie tiene una muy buena música, un estupendo vestuario y un gran rigor histórico. Ahora están en la época de la Dictadura de Primo de Rivera. Todo está medido a la perfección y no parece que la serie vaya a acabar pronto. Al contrario. Constantemente surgen nuevas tramas o los guionistas exprimen viejas tramas a más no poder. Le pasa a esta serie lo mismo que a Amar en tiempos revueltos, nombre de cuando se emitía en la 1, ahora Amar es para siempre emitida en Antena 3. Es una serie más longeva que Puente Viejo.
Los capítulos son cortos. Son apenas 45 minutos escasos que nunca se hacen largos y que te dejan todos los días con la miel en los labios para mantener la tensión entre serie y telespectador.
Reconozco que soy fan de la serie y admirador de los guionistas que la sacan punta a todo con una muy buena mano para las telenovelas o teleseries.
Yo os invito a ver la serie. Se emite todos los días a las 17.30 horas en Antena 3. Es distraída, no aburre, tiene romanticismo, ambiciones, odios, venganzas y muchas más cosas. Una telenovela nacional, de producción propia. Cada vez se hacen más series y se importan menos. Bueno para los actores nacionales y en cierta manera bueno también para el telespectador. Salud y suerte.


José Cuadrado Morales

2 comentarios:

UnidadDia Renteria dijo...

que artículo tan completo. Muy bien explicado y desarrollado, ¡nos han dado ganas de ver la serie!

Anónimo dijo...

Me alegro mucho de que mi artículo os haya abierto las ganas para ver esta buena serie española que es El secreto de Puente Viejo. Es fácil seguir la línea argumental, así que no os resultará difícil engancharos a ella. Muchas gracias como siempre por vuestro comentario, queridos amigos de Rentería. Un abrazo de José Cuadrado.