jueves, 16 de enero de 2020

ENTRA EL GALLO

             En este año entra el gallo,
             yo soy el chancho, (cerdo)
             trabajador incansable;
             y antes de hablar,
             yo callo.

             No hay guerra, no hay paz,
             entra la magia;
             no hay guerra, no hay paz,
             entra la magia este año

               Yo soy el chancho, (cerdo)
             trabajador incansable;
             y antes de hablar,
             yo callo. 

            En este año me la paso caminando,
            en este año me vuelvo sagrado,
            yo soy el chancho, (cerdo)
            trabajador incansable;
            y antes de hablar,
            yo callo.


                                        Francisco Manuel.


lunes, 13 de enero de 2020

DIÁLOGOS

ENTREVISTA A D. JAIME GÓMEZ DIRECTOR DE LA UNIDAD DE GESTIÓN CLÍNICA DE SALUD MENTAL DEL HOSPITAL VIRGEN MACARENA DE SEVILLA.

En primer lugar mostrar nuestro agradecimiento a D. Jaime Gómez por concedernos esta entrevista y buscar un hueco en su apretada agenda. Fue un encuentro de más de una hora donde nos sentimos muy cómodos.


¿Porqué eligió la especialidad de psiquiatría y cuanto tiempo lleva trabajando de psiquiatra?.

Pues yo elegí la especialidad por vocación y por cuestiones personales, por el deseo de conocer mas a fondo todo lo que estaba relacionado con la enfermedad mental. Es algo que me toca muy de cerca.
Tenía un interés especial por este tema desde hace muchísimos años. En mis inicios estuve a punto de hacer la especialidad de anestesista, pero al final me decidí por la psiquiatría.
Llevo 20 años trabajando de psiquiatra, antes he trabajado en otras especialidades médicas como urgencias y emergencias, he hecho un poco de todo.

¿Qué le parecen las etiquetas diagnósticas que nos ponen?

A mi la palabra etiqueta no me gusta, no me gusta porque yo creo que trato con personas y detrás de cada persona hay toda una historia de vida. Es cierto que algunos diagnósticos nos ayudan a ver que abordaje farmacológico o que plan terapéutico es el más indicado. Es cierto que tenemos que trabajar con diagnósticos porque somos una rama de la medicina. Creo que los diagnósticos son necesarios porque nos permiten tratar cada caso en función de la evidencia disponible.

¿Qué opina de los efectos secundarios de la medicación?

Yo creo que desafortunadamente todo fármaco que tomemos tiene un efecto secundario, por eso tenemos que estar continuamente actualizándonos para ofrecer a los pacientes la máxima seguridad y la máxima eficacia con el menor perfil de efectos adversos.
Lo ideal sería tener fármacos que cumplieran con el cometido sin que tuvieran efectos adversos, esto a día de hoy no es posible, pero dentro del arsenal terapéutico que tenemos también tenemos fármacos que son más tolerables e interfieren menos en la vida diaria de los pacientes.
Nuestra tarea es ofrecer al paciente la mejor opción terapéutica, yo desde hace muchos años le digo al paciente las distintas opciones y los efectos adversos cada una de ellas y le planteo cuál piensa que le puede venir mejor. Esto ya se hace en cualquier especialidad y se llama la toma de decisiones compartida. Nosotros trabajamos para los usuarios y debemos hacerlos partícipes de sus cambios de tratamiento, por ejemplo yo puedo informar al paciente para cambiar a la medicación inyectable, le informo de que puede existir la posibilidad de que aparezca una pancreatítis, pero asumir este riesgo le supone dejar de tomar 63 pastillas a la semana, es ahí donde el paciente toma el protagonismo y decide. Las pastillas se las toma el paciente y por eso este debe tener toda la información para poder elegir bien.
Siempre he intentado buscar el fármaco con el perfil mínimo de efectos adversos.

¿Ha probado usted algún psicofármaco de los que nos prescriben?

Pues si, he probado algunos psicofármacos, esto no se si va a salir, pero yo les decía a los residentes hace muchos años, con algunos fármacos que ya no se usan, “A lo mejor le vais a tener que dar una chupadita para saber lo regular que uno se puede poner”. Es decir, antes había fármacos, cada vez menos, que tenían un perfil de efectos adversos muy malos.
Hay algunas situaciones en las que un paciente puede estar muy inquieto y puede tener incluso dificultades para contenerse, entonces...¿qué sería lo mas adecuado?, pues prescribir algún fármaco que pudiera controlar esa agitación, que se quedara tranquilo pero que no me sedara, que no me convirtiera en un zombi.
Antes hace mas de 20 años solo había fármacos que quitaban esta agitación pero tenían muy mal perfil de efectos adversos, los pacientes se comportaban muy raros, confusos, por eso yo les decía a mis residentes que tendrían que tomar esa pastilla para saber realmente lo que les estaban dando o como se puede llegar a sentir esa persona.


¿Porque en algunas ocasiones cuando vamos a urgencias por un tema somático, nos derivan a psiquiatría?

Esta cuestión a mi me parece lamentable, en los dos últimos años hemos hecho un acuerdo con urgencias para hacerles ver que un paciente con un trastorno mental es exactamente igual que con otros padecimientos.
Un paciente con una insuficiencia renal crónica o una cardiopatía que va a urgencias es atendido por el médico de urgencias y no lo ingresan directamente en cardiología sino que le preguntan previamente que le sucede.
El equiparar que todo lo que le ocurre al paciente tiene que ver con su trastorno psiquiátrico de base es un error. Estamos intentando, por acuerdo con urgencias que esto ocurra lo menos posible, pero desgraciadamente aun ocurre y tiene que ver todavía, en el siglo XXI, con el estigma que hay en muchos médicos. El estigma nace del desconocimiento, el desconocimiento genera inseguridad, la inseguridad desconfianza y la desconfianza hostilidad.
Estamos trabajando en que esto ocurra lo menos posible.


¿Nos puede hablar del modelo de recuperación?

Hace muchos años a mi alguien me preguntó, “¿Oiga, usted que piensa de la psiquiatría comunitaria?” , yo pienso que no hay otra forma de entender la psiquiatría que no se desde el modelo comunitario, no concibo un modelo diferente al modelo de recuperación.
Los modelos hospitalocéntricos que había hace años en los que todo se centraba en el hospital y luego al paciente no se le abordaba en su entorno comunitario son ineficaces.
En el modelo de recuperación, desde el minuto 1, todos los profesionales de salud mental deben trabajar para que el paciente tome las riendas de su propia vida, que decida qué es lo que quiere hacer con su vida.
Yo creo que básicamente es trabajar por el paciente y con el paciente, desde el principio, acompañándolo en la toma de decisiones, cuando las cosas vayan bien o vayan mal, cuando tengan que convivir con sus síntomas o cuando tengan que decidir cuestiones importantes y cruciales para su vida.
Debemos de trabajar para conseguir que el paciente salga de la crisis de la mejor forma posible, intentando de manera conjunta dar forma a todo lo que tenga que ver con su tratamiento.
No hablo del control de síntomas sino de la funcionalidad, desde el punto de vista de que los usuarios son personas que en un momento de su vida padecen un trastorno mental.


¿Qué puede decirnos sobre la integración laboral de las personas con trastorno mental?

Yo creo que es una de las asignaturas pendientes, la tasa de paro en España está en torno al 14% y en Andalucía ronda el 22%, pero si hablamos de personas con trastorno mental se convierte en algo inasumible, la tasa de paro sube al 80%.
Es un reto, yo creo que la sociedad de alguna manera tiene que adaptarse, y el empleo protegido puede ser una opción transitoria, también la adaptación del puesto de trabajo a las necesidades de la personas en ese momento buscando tanto la flexibilidad en los horarios como en los objetivos es una buena opción.
Yo creo que lo mas normal es que a igual trabajo las personas cobren exactamente igual, independientemente de su discapacidad o de si se trata de empleo protegido o normalizado.


¿Están apareciendo nuevas enfermedades mentales? ¿Cuales? ¿Causas?

Es cierto que hay lo que se llaman las patologías emergentes, no son tanto patologías nuevas sino que en ellas están cambiando los patrones de prevalencia (proporción de individuos de un grupo o una población que presentan una característica o evento determinado).
Hay algunos cuadros, sobre todo trastornos de la personalidad, que se dan con una mayor prevalencia, y esto tiene mucho que ver con los cambios en la sociedad, obviamente la sociedad actual no tiene nada que ver con la de hace 30 años.
Últimamente hay mucho interés por un fenómeno que está ocurriendo en Japón donde hay personas que deciden que van a permanecer en su cuarto, algunos ya son famosos, es una tendencia progresiva hacia un mayor aislamiento en los seres humanos. Este aislamiento social también se ve en edades tempranas, antes jugábamos al escondite o al pillar con otros niños, y ahora ves a los chiquillos encerrados en si mismos mirando las pantallas. No se que es lo que va a ocurrir, pero es cierto que las patologías emergentes tienen que ver con las transformaciones que estamos viendo en la sociedad.


Tener una enfermedad mental y crear una familia ¿Es incompatible?

Sí es compatible, yo aquí diría dos cosas en primer lugar que me niego a hablar de enfermos, me gusta hablar de personas que en un momento dado, de forma transitoria, tienen un trastorno mental no de enfermos mentales. Cuando se habla de la enfermedad somática no se generaliza por que hay enfermedades del corazón, artritis… y 28.000 enfermedades más, a a nadie se le dice que es un enfermo somático, igual ocurre con la enfermedad mental, como va a ser igual un cuadro de ansiedad reactiva que una esquizofrenia o un trastorno de la personalidad.
Pienso que formar una familia tiene sus dificultades, cuando uno tiene un trastorno mental depende del trastorno, depende del apoyo y de muchísimas cosas más. Esa persona va a tener una dificultad añadida, pero eso no implica que una persona que en un momento dado tenga un diagnóstico de enfermedad mental no pueda formar una familia. Yo he visto parejas y familias


¿Como vive la desaparición por suicidio de uno de sus pacientes?

La verdad es que cuando ocurre un suicidio es algo traumático. Lo que queda es decirse a uno mismo que cosa es la que podría haber hecho yo para que no hubiera ocurrido esta trágica situación en la que alguien decide que no puede seguir o que el peso de la vida es tal que no es soportable.
Estas situaciones te afectan, y mucho, te hacen reflexionar sobre tu practica clínica diaria y sobre el hecho mismo de ser psiquiatra.
Yo con el suicidio tengo una cuestión particular y tiene que ver con porqué decidí hacerme psiquiatra, cuando tenía 9 años alguien decidió acabar con su vida, se arrojo de un piso, yo iba con mi bicicleta y esta persona calló a apenas un metro de mi, por poco me cuesta a mi también la vida. A raíz de esto empecé a pensar sobre qué es lo que lleva a una persona a querer terminar con su vida. Es algo muy muy complejo y desde luego, el día que no me afecte seguro que lo dejo, toco madera, pero en 20 años no ha llegado a ocurrir con nadie que yo haya tratado, pero si me ocurriera, obviamente, me afectaría muchísimo.


¿Como ha influido la crisis económica y de valores y el cambio de gobierno en los recursos, presupuestos, personal, métodos de trabajo….?

La Crisis económica ha tenido un impacto bastante negativo, hay estudios que demuestran que en el período 2010 – 2012, los servicios de salud mental empezamos a asumir un mayor número de peticiones de ayuda por situaciones vitales que realmente eran muy complejas. En muchas de ellas, la solución más que clínica era de tipo social. Son familias en las que de repente, de la noche a la mañana todos sus miembros están en paro, en las que de tener una vida normalizada han pasado a tener una gran dificultad para llegar a final de mes. ¿Eso afecta a la salud mental? Pues claro que si, como no va a afectar.
En cuanto a los cambios de gobierno, aquí en Andalucía, quizás porque llevan poco tiempo, aun no se aprecian cambios. Yo no tengo afinidad por ningún partido político. Una sociedad se mide por el estado de bienestar, por como trata a las personas que en un momento son mas desfavorecidas que el resto y como actuá para evitar que esa situación se perpetúe. A mi lo que me importa es que no le pongan trabas a las personas.
Yo creo que lo que se necesita es algo mas de recursos y personal, es un problema que se acumula, nos tenemos que ajustar a lo que existe y a lo que nos dan y con esto tenemos que intentar hacer las actuaciones lo mejor posible y de la manera mas eficiente que podamos.


¿Nos podría contar algunas anécdotas divertidas que usted haya vivido a lo largo de sus años como psiquiatra?

Hay muchas, esta tiene que ver con una de las preguntas que me habéis hecho, una vez, era yo residente de primer año y en consulta me llega alguien y empiezo a preguntarle, que ¿qué tal?, ¿como se encuentra?.. su discurso era muy coherente, totalmente centrado. Empezamos a hablar sobre su vida y que le había traído hasta allí, cómo estaba de ánimo, etc, y cuando llevamos más de 15 minutos (en aquella época las historias se escribían a mano y lo único que ponía en la suya era que era suicida), y me digo yo - “que suicida tan raro”, total que acabé preguntándole ¿a usted qué le pasa? Y dice, - “yo no lo se, acabo de llegar a urgencias porque tengo, como le digo, un problema dental grave, me ha salido un flemón horroroso y entonce he dicho que tengo un dolor tan grande que me voy a tirar por la ventana”.
Parecer ser que el médico, sin haberle hecho ninguna pregunta, puso en su historia “suicida” y lo pasó a psiquiatría, equívocos de estos “a patadas”.



¿Quiere opinar algo o valorar alguna cuestión que se nos pueda haber escapado?

Hemos tratado muchos temas, pero creo que aquí lo importante es conseguir que no basta con que los profesionales de la salud mental pensemos que es posible modificar la vida de los usuarios, son los propios pacientes los que deben cambiar las cosas, creérselo y hacerse responsables, deben buscar ser felices con su realidad, con su vida.


lunes, 23 de diciembre de 2019

MIS ENCUENTROS CON DON QUIJOTE.

Hola mi nombre es José María y os quiero hablar del significado que tiene para mi, la obra literaria del insigne Miguel de Cervantes Saavedra ( El Quijote ).
Mis estudios académicos son básicos, estudie de crio la antigua Educación General Básica (E.G.B.), obteniendo el titulo de Graduado Escolar con bajas notas.
Puntualmente en la asignatura de Lenguaje, obtuve nociones sobre la obra, pero donde mas aprendí de ella, en aquellos tiempos, fue visionando por televisión una serie de dibujos animados muy divertidos. Por la vista comenzó mi cariño, por Don Quijote de la Mancha, por su fiel escudero Sancho Panza, la amada por el protagonista de la obra, Dulcinea del Toboso y los amigos incondicionales que son el Barbero y el cura.
Don Quijote Hidalgo e ingenioso en cada capitulo semanal, se enfrentaba con gallardía como buen caballero andante que era, a todo tino de sucesos y aventuras, Gigantes que eran Molinos, presos condenados a remar en Galeras y el caballero de la triste figura, como también era conocido, nuestro aventurero, libraba a estos de sus cadenas y gilletes, enfrentándose a los guardias que los trasladaban y vigilaban.
Las ventas de los caminos, a los cuales debido a su imaginación alterada, pero real para él, creía que eran castillos y los venteros Nobles y los odres de piel, donde guardar el vino malhechores. ¡Qué risas!. Menos mal que su fiel escudero siempre le decía la verdad, desde el punto de vista de una persona humilde y bondadosa.
Años después de mi época colegial, reviví las aventuras del Ingenioso Hidalgo, en varias películas televisivas. Mi referencia fue la protagonizada por dos grandes actores, Fernando Rey en el papel de Don Quijote y el siempre divertido Alfredo Landa haciendo de Sancho Panzas.
Las aventuras continuaban, la dualidad de lo cómico y romántico como ha sucedido desde el año 1605.
El teatro, hace unos años trajo a Sevilla a mis queridos e inmortales personajes. Don Quijote y Sancho Panzas vi la obra, en el Lope de Vega de personaje principal actuó el actor José Sacristán, de larga y dilatada carrera. El cual como se suele decir por aquí, bordó el personaje de Quijote; el resto de actores y actrices, desconocidos por mí, también estuvieron estupendo el lleno en el teatro era absoluto conseguí al finalizar la obra, fotografiarme con José Sacristán (Quijote).
Me faltaba lo primordial, la lectura del libro, lo mandé pedir en una papelería-librería de mi barrio, a la propietaria le tengo mucho afecto, me trajo uno, que conmemoraba el cuarto centenario de la publicación, de “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”.

He tenido el libro guardado como los buenos vinos y ahora poco a poco lo he comenzado a saborear las expresiones del siglo diecisiete, los grabados que trae esta edición especial, la textura y el olor del papel, por eso y por mucho mas se ha convertido esta obra en mi novela principal.




viernes, 20 de diciembre de 2019

CUADERNO DE VIAJES: ESTACION DE CADIZ

Era una mañana fría de noviembre cuando me aproxime a este barrio por la parte del Parque de María Luisa, donde presencie una apropiación-robo de una mantera. Al parecer les expropian el genero y si no protesta mucho les dejan ir sin pedirle la documentación.
Después de este triste episodio llegue a la Estación de autobuses del Prado, donde me adentre por la puerta principal que da acceso a un vestíbulo grande con pinturas murales firmadas por el pintor Juan Miguel Sánchez en 1941. Caminando hacia la zona de autobuses pude observar mas presencia de policía nacional que otras veces. Que vigilaban al personal que habitábamos la estación. Observe que la estación estaba mas remozada que años atrás con los aseos reformados, las columnas y paredes bien pintadas, tenia la mayoría de kioskos abiertos. Observe que uno de ellos había una gran cantidad de banderas de España de tela con el escudo Constitucional, esto es algo que tengo que respetar… Pero me sigue molestando, ya que si tuviera que elegir una bandera elegiría la bandera blanca de la paz.
Después de caminar por la estación, decidí tomarme un café y entre en el primer bar que vi, estaba lleno y no me podía sentar… pero el café tenia buena pinta. “Casa Ricardo II” se llama. Ande un poco mas y me encontré con el bar “Las Niñas”...también lleno.
Finalmente me metí en el bar “los Niños” y me pareció estar en un bar de mi barrio, un bar normal con un pasillo muy largo y al fondo la barra. Me senté al lado de la puerta y me atendió una chica joven, después se acerco una señora mas mayor y mas seria….Seria la dueña. Digamos que me tome un buen café. Era de la marca Sotocafe… buena marca y buen precio.
 Estaba rodeado de trabajadores de la zona (juzgados, oficinistas, etc.) y vecinos mayores que todos se conocían y se preguntaban entre ellos de aspectos cotidianos… como en mi barrio. Al pagar me acerque a la barra y me dio la sensación que solo hacen desayunos
Al salir me volví a abrigar y me dirigí a la única tienda histórica de bocadillos que queda en la zona. Al principio solo había una persona, luego aparecieron albañiles, chóferes de Tussan, etc. …. Seguro que mas de un lector se habrá comido por aquí mas de alguna oferta de bocadillo y lata o alguna litrona con los amigos… en fin tiempos aquellos.
En una calle aledaña conviven dos experiencias sociales bastantes interesantes:
Autonomía Sur es una sociedad cooperativa andaluza de interés social cubriendo necesidades personales, formas democráticas, sostenibilidad social y medio ambiental, distribución de la riqueza equitativa, defensa de los bienes públicos y comunes.
Y en el mismo espacio esta COOP 57, cooperativa de ahorro y crédito en Sevilla. Es una organización de origen catalán pero con varias sedes autonómicas. También se mueven con un sentido ético, solidario y respetuoso con el medio ambiente. Suelen financiar proyectos a nivel local. Sus proyectos son siempre decididos asambleariamente y funcionan con estructuras democráticas y autosugestionadas. Su dinero lo aportan socios y entidades colaborativas que participan en sus decisiones. Su dirección es calle Engelhardt 3 bajo. Merece la pena conocerlos.
Dirigiéndome a la antigua Estación de Tren me llamo la atención una tienda singular “Todo Cosas”. El negocio se ve que habrá sido una tienda de enmarcacion y marquetería. Y ahora lo sigue siendo pero con complementos de mujer y decoración también. En un lateral de su fachada tenia un escaparate con la parte inferior llena de macetas con plantas con flores… Quizás el negocio mas original de la zona con una chica muy amable que no puso ningún problema para hacer fotografías… Desde aquí muchas Gracias.
En seguida me encontré con el Mercado de Abastos de la zona. En un edificio restaurado y de uso compartido con un gimnasio… pera de este complejo deportivo semi-privado no me apetece escribir. Como del Mercado si voy a escribir…. allá voy. Me di varias vueltas y aprecie buen genero, dependientes amables y poco movimiento de clientes. Los precios son un poco mas caros que la zona obrera en la que vivo.
No sabia como marcharme del barrio y me percate de un edificio monumental que quizas sea de la época de la exposición Iberoamericana de 1929, el cual tenia diferentes usos (oficinas y viviendas) Espero que os guste las fotografías.

Normalmente me fijo en restaurantes de comida de otros países y en alguna ocasión como en ellos, intentando pedir platos autóctonos y nuevos para mi. Pues bien me encontré en la Avda. Menéndez Pelayo un restaurante Coreano. Si…. Ni chino, ni japones. Coreano, bueno habrá que probarlo ¿no?

José María Gutierrez 




jueves, 19 de diciembre de 2019

¡¡¡¡¡¡¡ FELICES FIESTAS !!!!!!


LA ESCALERA DEL MAL

Cuando estuve en Argentina descubrí la escalera del mal y es esta:
Que como Satanás huye de la pobreza en los países más pobres hay menos mal;
y a medida que vas subiendo la escalera hay más mal.
En el tercer mundo Satanás pone los pies, en las potencias del mundo el culo,
y en las superpotencias la cabeza; y las barre a todas con el rabo.
Como sabrán Satanás no es juez es abogado y como yo soy de Libra lo capto mejor;
se siente mas cómodo donde hay más riqueza y mas incomodo donde hay menos.
Fíjese en los judíos que  donde hay más riqueza ahí ponen los pies.
¿Dónde está la organización de las naciones unidas? En EE UU ¿No?
Pues ahí está Satanás.
Y para terminar este relato les voy a indicar donde exactamente está:
En el alma de Donald Trump.      Fín.
                                                     

  Francisco Manuel 


jueves, 12 de diciembre de 2019

AREA DE PSIQUIATRÍA

           donde a los sabios,
           se los toma por enfermos;
           y se comen la comida,
           un santilbanqui te abre las puertas del psiquiatrico;
           y los vigilantes te quitan los mecheros,
           si te descuidas, si te descuidas.


                                                       FRANCISCO MANUEL


ALGÚN DÍA TODO ACABARÁ


Algún día todo acabará. Sí. Tengo la total certeza, del mismo modo que tengo la certeza de la existencia de Dios. Me faltan pruebas para demostrar que Él me acompaña, pero sí tengo la seguridad de que todo desaparecerá. Lo pequeño y lo grande. Lo de uno y lo de todos. El mundo desaparecerá y nos iremos como a una especie de limbo donde cabremos todos. Las almas son estrechas y ocupan poco sitio. El alma de cada uno convivirá con las almas ajenas en una confraternidad universal que nos hará felices y estaremos muy lejos de las penas terrestres.
Algún día todo acabará. Dejaremos de echar perlas a los cerdos como dice la Biblia. Es decir, dejaremos de dar afectos a personas que no se lo merecen, a seres que nos traicionan todos los días porque nos venden sentimientos caducados, porque nos regalan un alma sucia, embaucadora, que nos engaña continuamente. Aún muchos cerdos se rebelarán, no querrán aceptar su destino, pero el destino será inapelable. No hay apelación posible al final de todo. Las perlas las guardaremos para Dios, para los seres que se hayan salvado de la hecatombe, para las almas nobles que guardarán su amor para no desperdiciarlo como tantos otros hicieron en vida, en la llamada vida. Porque también habrá vida en ese limbo, una vida más hermosa y plena que nos hará realmente felices.
Algún todos los proyectos de golpe se irán al traste. Y todas las ambiciones. Y todas las obras que hicimos. Los libros dejarán de leerse. La televisión se acabará para siempre. Y dejará de funcionar el alma del núcleo de la Tierra. La Tierra desaparecerá y se olvidarán los viejos amores que tanto nos hicieron sufrir durante tanto tiempo. Sentiremos que no mereció la pena decir tantas veces te quiero a personas que nunca se dejaron ayudar por nadie por un orgullo mal entendido. Ya las personas fuertes podrán decir libremente que no sean despreciadas en los momentos en los que quieran ayudar a las personas que estén pasando por trances difíciles. Dios acogerá en su seno toda la maldad del Universo. Ni siquiera sé si habrá Universo. Ni siquiera sé si el artículo que escribo será leído por alguien antes de que el firmamento completo desaparezca.
Acabará la enfermedad. Todas las enfermedades serán pesadillas que ya no tendrán ningún sentido, ya no harán más daño a nadie. No existirá por ejemplo la esclerosis múltiple que hace tan dura la vida de mi hermana pequeña. Ni el cáncer. Ni el sida. Ni el Alzheimer. Ni el Parkinson. Ni el ictus. Ni el infarto de miocardio. Ni existirán los accidentes de tráfico que matan a tantas personas que sólo quieren pasárselo bien en algún sitio de vacaciones.
Yo rezaré una última oración en compañía de todos los muertos que serán mis inmediatos hermanos. 

Esos muertos serán las virtudes resucitadas que darán lustre a una nueva clase de eternidad, a un nuevo Universo pletórico de perfección que nos permitirá decir con entera libertad que estamos vivos, que nunca estuvimos tan vivos como cuando estemos muertos. La muerte será la vida. La resurrección habrá permitido la liberación de todas las almas esclavas que un día quisieron conquistar el mundo con el absolutismo y el engaño. Las almas pobres gritarán de horror ante el sufrimiento que se les viene encima. Y las almas nobles encontrarán por fin la paz que nunca tuvieron en vida. En la otra vida.
No es la muerte la que da sentido a la vida sino la vida la que da sentido a la muerte. Pero en este caso la muerte dará sentido a una nueva vida que existirá más allá de toda la realidad. Será una nueva dimensión que desconozco, que no alcanzo a comprender, que sólo intuyo cuando escribo este humilde artículo en mi viejo ordenador que ha tardado tanto en arrancar. La vida triunfará. Eso seguro. Y con la vida triunfaremos todos. Seremos guerreros vencedores de una enorme guerra llamada existencia. Y la existencia firmará el armisticio para garantizar su supervivencia más allá de todo espejo que refleje esperpénticamente la realidad. Ésta no será como es ahora. No tocaremos las cosas sino que éstas dejarán de estar por estar. Desaparecerán los paraísos, los paisajes, los lugares de vacaciones. La vida nueva será la vacación perfecta que durará toda la eternidad.
Algún día todo acabará. Y terminarán los divorcios. Y los hijos traumatizados. Y las parejas que colocan odio donde antes sólo hubo amor y parecía imposible que llegara la ruptura. Vendrá la ruptura con el mundo perfecto de Huxley. Lo clones viajarán por una dimensión desconocida hacia la infinita esfera donde habrá sitio para todos los que creyeron alguna vez en Dios y alguna vez rezaron un Padrenuestro o un Avemaría sincero. La religión no tendrá importancia, pero sí tendrán importancia la piedad y la comprensión. Las personas comprensivas ocuparán sitios de privilegio porque habrán aportado bondad durante muchos años a un mundo vencido por la permanente decepción de confiar en quienes no merecen la pena.
Algún día todo acabará. Y dejaremos de tener necesidades. La única necesidad será el Amor y éste estará garantizado por Dios que podrá demostrar finalmente que existía y que realmente tenía Amor para todos los seres humanos. Nadie se quejará de falta de afectos. Ahora abundan los mendigos de cariño, los seres que nunca recibieron ninguna demostración de simpatía sino sólo desprecio por una barba larga o un traje hecho jirones. Dios estará desnudo ante todos y todos se desnudarán como Él. Será el paraíso terrenal, la tierra soñada, la Ítaca tantas veces deseada en tantos sueños reales que encontrarán por fin su sentido.
Tendremos un nuevo mundo y éste nos proporcionará la felicidad necesaria para nunca precisar nada más excepto el Amor de Dios y el placer de estar junto a seres que son iguales como nosotros y que tienen la misma y única necesidad.
Éste es el nuevo mundo. Seremos felices de verdad y no ambicionaremos nada más excepto seguir como estamos.

Salud y suerte.

José Cuadrado Morales



miércoles, 11 de diciembre de 2019

NAVIDAD Y BELENES

  Los belenes en Navidad normalmente nos alegran las fiestas y esto es lo que viene ocurriendo en mi caso desde que estoy en la unidad de rehabilitación. Pero no siempre ha sido así en mi caso. No obstante he de decir que siempre ha estado presente el belén en casa por Navidad en todo lo que llevo vivido por una curiosa historia que le tengo que agradecer a mi hermana. Recuerdo que cuando la soledad no era buscada sino impuesta por la enfermedad y me encontraba en la única compañía de mis padres y tía ir a ver belenes, a lo que me llevaba mi padre, se me hizo cuesta arriba, no los disfrutaba como ahora, no sentía el espíritu de la Navidad, estaba como abotargado, como si tuviera los pensamientos, como así era, en otras cosas, con faltas grandes de atención hacia lo que estaba haciendo o viviendo en ese momento, eso que trata de corregir la terapia ocupacional de Cognitivo, la atención y la memoria. No prestaba atención ni tenía la tranquilidad ni el sosiego interior para disfrutar de algo tan bonito como es un belén. No disfrutaba de la Navidad. 
     Pero el belén siempre ha estado presente en casa. De adolescente y joven en la casa de mis padres quien siempre ponía el belén era mi hermana. Yo cuando me daba cuenta ya me lo encontraba montado. Pero era motivo de alegría todos los años verlo puesto por mi hermana. Hace unos trece años compré un belén con las piezas básicas pero de gran calidad y comencé a ponerlo yo en casa: poco a poco he ido añadiendo una figura nueva al belén comprada en diferentes sitios. Me hizo falta reponer un ángel y lo repuse comprándolo en esas tiendas maravillosas que ponen en la avenida de la Constitución que tan agradable nos hacen el paseo por esta zona tan céntrica. Este año he comprado una figura nueva, un cerdito con su cria, no caro, a 1,80 euros.
    Pues bien, me he preguntado muchas veces que desde que mi hermana se independizó, hace 27 años, quizás no tanto porque entonces, de joven, nos visitaba a casa con asiduidad, el belén no se haya puesto en muchos años, todos esos años de soledad impuesta de la que hablo en la que he vivido con la enfermedad. 
   Pues recuerdo que mi hermana me dejó un belén en miniatura, hecho en media nuez, un minibelén precioso que me dijo que conservase, que se lo guardase y yo lo coloqué en la vitrina que teníamos en casa. Pues este belén ha estado presente siempre en casa hasta que hace unos años me lo pidió ella. Así que el belén nunca ha faltado en casa en ninguna Navidad. Y darme cuenta de esto me ha dado una alegría grande cuando lo he recordado pues he pasado por momentos muy malos. Esa es la historia que quería contaros del belén de Navidad.





Jesús  

miércoles, 4 de diciembre de 2019

REVISTA LO+ nº48.

Aquí os presentamos un nuevo número de nuestra revista LO+, como podréis ver hemos añadido nuevas secciones como "Arte inclusivo" , "Hablamos" o "Diálogos". ESPERAMOS QUE OS GUSTE.