lunes, 22 de junio de 2015

LA LUCHA CONTRA EL ESTIGMA (primera parte)

Por suerte, el papel que esta jugando las instituciones de Salud Mental desde  los años sesenta y setenta hasta nuestros días está cambiando. El siglo XX ha abierto una nueva   vía  de esperanza  en lo referente a las instituciones comunitarias. Se ha pasado de un modelo de reclusión y hacinamiento a preocuparnos ahora más por las personas con riesgo de exclusión social causado por las enfermedades mentales graves brindando la oportunidad a las personas de encontrar en la sociedad elementos que, a pesar de lo mucho que todavía tiene que superar, puedan  encontrar avances en lo referente a la búsqueda de trabajo, la relaciones con pareja, el acceso a la vivienda, las relaciones sociales… hoy existen contextos protegido dónde  los enfermos puedan desarrollar una vida plena y ocupacional bajo el paraguas de las instituciones publicas ambulatorias. Pero todavía queda mucho camino por recorrer y dar el gran salto a la sociedad.

Queremos reflejar una anécdota que sucedió en una casa hogar aquí en Sevilla no hace mucho. En principio, vamos a dar algunos matices que caracterizan a las casas hogares. En ellas viven las personas que por el deterioro y la absorción de la enfermedad con consecuencias evidentes sobre su nivel de autonomía, necesitan de cuidados permanentes por parte de profesionales. Esto no tiene mayor impacto en la comunidad que podría que podría tenerlo una residencia de personas de la tercera edad. Pues bien . Se corrió  por el barrio donde se iba a abrir la casa hogar el rumor de que allí iban a vivir personas con trastorno mental como la esquizofrenia y en seguida salió una plataforma que luchaba porque esta casa no se abriese en la zona. El proceso de  apertura siguió  para adelante y los vecinos  que se manifestaban por no querer tener como próximo a los enfermos no se dieron cuenta de que la casa llevaba funcionando más de un mes y no habían tenido ningún tipo de problema. Por eso, contra lo que tenemos que luchar no es contra los ciudadanos sino contra las barrares de los prejuicios.

Pedro.

4 comentarios:

Hospital de Dia dijo...

Que tema tan complicado, la sociedad, los prejuicios, el autoestigma... esperando la segunda parte¡

CRAP Calatayud dijo...

Buena reflexión sobre nuestra lucha de cada día. También nosotros esperamos esa segunda parte. Un saludico

Anónimo dijo...

Yo lo vivi en primera persona, cuando mi psiquiatra decidio ingresarme mis padres no querian por los prejuicios, al final ingrese y hasta yo pase un poco de miedo al principio con algunas situaciones que se daban. Despues de estar recuperado mi conclusión es que no hay estigma sino realidad, las casas hogar, las unidades de dia, etc. que yo he estado las situaciones complicadas se han dado por las drogas, y es que el efecto de las drogas en la salud mental es perjudicial, pero suele superar la adicción al efecto y como en mi caso sin tener relación con las drogas me pedian dinero para poder tener acceso a ellas y que no me chivara. Asi que la lucha contra el estigma, es la lucha por atacar la raiz de los problemas de la salud mental y no solo sus efectos.

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

gracias por seguir tan de cerca el articulo. la segunda parte ya esta aqui. espero que os guste de la misma forma que os gusto el primero.