jueves, 3 de abril de 2014

TODO TIENE ARREGLO MENOS LA MUERTE

Cuando se está pasando un mal momento, cuando se está en una situación difícil, cuando parece que algo no tiene arreglo ninguno solemos utilizar esa frase o alguna parecida: Todo tiene arreglo menos la muerte, y suele resultar eficaz y obtener el premio merecido. Es una frase muy optimista a la que no le pongo ningún pero, aunque hay que hacer algunas matizaciones para no faltar a la verdad. No es cuestión de ser pesimista, sino realista.
Empecemos a desarrollar la frase por la parte final: la muerte. Ésta no es cuestión de que tenga arreglo o no, es sencillamente la culminación de un proceso vital que termina forzosamente con ella. Es el final de un tiempo finito que se nos ha dado para la vida y ya está. De toda la tabarra informativa que están dando con la muerte de Adolfo Suárez lo que más me ha llamado la atención es la hora exacta en la que murió: las 3 y 3 minutos de la tarde. No murió a las 3 y 2 ni a las 3 y 4 sino a las 3 y 3. Eso demuestra lo débil que es la vida y lo fácil que resulta morirse. Es cuestión de un minuto concreto, de un tiempo determinado y exacto. Se pasa rápidamente de la vida a la muerte, aunque para los creyentes se pasa de una forma de vida a otra vida mejor, la vida eterna, una vida que no tendrá fin y que no tendremos que medir por el tiempo del reloj sino solamente por el tiempo del alma.
Y hay que vivir la vida siempre con la premisa de Juan Ramón Jiménez : no es la muerte la que da sentido a la vida sino la vida la que da sentido a la muerte. Morimos porque vivimos. Estamos muertos porque antes estuvimos vivos. A Juan Ramón Jiménez le fue muy bien esta frase a lo largo de su vida para superar sus depresiones y también para afrontar la muerte de su esposa Zenobia Camprubí y superar su propia muerte en Puerto Rico en el año 1958, dos después de recibir el Premio Nobel de Literatura.

Respecto a la primera parte de la frase hay que decir que no todo tiene arreglo, al menos a corto plazo. Yo creo que hay cosas que definitivamente no lo tienen y otras lo tienen a corto, medio o largo plazo. Pondré seis ejemplos y con ellos será suficiente para demostrar mi teoría.
Podemos analizar por ejemplo la situación de Ucrania actualmente. No tiene arreglo a corto plazo. Lleva varios meses en un ambiente de preguerra civil. Querían los ciudadanos que dimitiera el presidente del Gobierno y dimitió. El nuevo ha convocado elecciones para el mes de mayo, pero no se podrán celebrar mientras existan manifestaciones violentas y con muertos. Además se ha dado el problema de la Península de Crimea. Los partidarios proucranianos defienden que ésta forme parte de Ucrania y los partidarios prorrusos defienden que forme parte de Rusia o la Federación Rusa, como se quiera llamar. Se ha convocado un referendum a todas luces ilegal para ver qué pasaba con la Península de Crimea. No tenía el permiso de Kiev, es decir, del Gobierno Central. Y han ganado los partidarios del sí a Rusia. 

¿Qué pasará con los no partidarios de la anexión? ¿Se tendrán que ir de Crimea? La ONU ha anulado el referendum pero los partidarios del mismo quiere que se haga efectivo. Putin ha enviado tropas a la zona y Estados Unidos también, cada uno para defender un bando. El problema tiene difícil solución de momento, pero a largo plazo lo tendrá. Todo tiene arreglo menos la muerte. 
Y está el desamor. Éste no suele tener arreglo. Por culpa del mismo se producen numerosos divorcios. Según mi abogado divorcista el caso es que el amor muere y el divorcio se hace inevitable. Hay casos en que el asunto del divorcio ha tenido arreglo como es Richard Burton y Elizabeth Taylor, que se casaron dos o tres veces. El caso tuvo arreglo. Pero lo normal es que el divorcio sea definitivo y que el desamor acabe definitivamente con la relación. No todo tiene arreglo. Y la muerte no es cuestión de arreglo, sino de aceptación normal con total tranquilidad de un proceso natural que tiene que llegar tarde o temprano.
Con el divorcio está el tema de los hijos. Hay que cuidar de ellos para que sufran lo menos posible. Mi ex mujer y yo así lo hicimos cuidando de él para que no sufriera.

 Tenía sólo dos añitos y yo firmé el divorcio con una cláusula clara donde ponía que yo podía ver a mi hijo siempre que yo quisiera. Sin esa cláusula yo nunca hubiera firmado el divorcio. Yo he vivido la infancia de mi hijo a todo plan y he procurado que él siempre sea feliz y no sufriera ningún trauma. Hoy es un hombre de casi 24 años que está terminando dos carreras: Administración y Direc ción de empresas y Derecho. Ya está realizando las prácticas en un bufete de abogados de la Puerta de Jerez y tiene en mente diversos proyectos, entre ellos hacer un master en el extranjero, siempre que lo permita el Ministro Wert. Mi hijo es un caso de que todo tiene arreglo. Él no ha sufrido el divorcio.
Como cuarta cuestión podemos tratar el tema de los impuestos y los recortes del Gobierno de España. 
El IVA ha hecho estragos en cosas de primera necesidad como la luz y el teléfono, aparte de cuestiones culturales como el cine. Esto ha obligado a desarrollar la imaginación a los empresarios cinematográficos que han puesto, por ejemplo, el día de los miércoles al cine, donde la entrada vale 3.90 euros y 3.70 euros para los poseedores de la tarjeta 5 euros con la que se puede ver a ese precio todas las películas, incluidas las de tres dimensiones. Pero los impuestos están ahogando a los ciudadanos y no todo tiene tan fácil arreglo como la cuestión del cine. Y el tema de los recortes está llevando a los ciudadanos a la extenuación y a hacer manifestaciones como la que terminó en Madrid el pasado 23 de mayo con gentes provenientes de toda España. 

Era la marcha por la DIGNIDAD, una palabra preciosa y una realidad difícil en momentos de crisis. Pero es que la situación económica está llevando a las personas a perder su propia dignidad, por eso me parece preciosa la marcha por la dignidad que tuvo  mucho éxito, aunque como siempre algunos alborotadores ocasionaron disturbios y enfrentamientos que nada tienen que ver con la democracia. Y se seguirán haciendo manifestaciones porque la situación no tiene arreglo a corto plazo. Mariano Rajoy, mentiroso compulsivo como ya hemos demostrado, dice que 2015 será el año de la recuperación  y se bajarán todos los impuestos. Qué casualidad que sea el año de las Elecciones Generales. Seguramente es una estrategia más para ganar votos y ya está.
Como quinto ejemplo citaré los nacionalismos y el terrorismo. Suelen ir de la mano. Ahí tenemos el ejemplo del País Vasco y ETA. Actualmente Eta se ha limitado a pedir perdón por el dolor causado, un eufemismo muy hipócrita, pero no entregan las armas. En Alemania acabaron con el terrorismo con una solución radical: colgaron a todos los jefes en sus cárceles y dijeron que se habían suicidado. En Irlanda del Norte el IRA pidió perdón y entregó las armas. En la antigua Yugoslavia hubo toda clase de crímenes hasta que quedó fragmentada en varios nuevos países pequeños. 

Artur Mas quiere convocar un referendum soberanista que ya ha sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, así como la declaración independentista. Pero Artur sigue adelante, tozudo, a pesar de la ilegalidad. Es una situación que tiene arreglo a medio o largo plazo. Es una vieja aspiración catalanista, la independencia, que ya defendió el grupo terrorista Terra Lliure, ya desaparecido.
Y en último lugar mencionaré las enfermedades raras. Tienen difícil solución hasta a largo plazo porque los laboratorios no quieren invertir dinero en enfermedades que no les van a dar beneficios a corto plazo. No es lo mismo que el Alzheimer y el Parkinson, que sí tienen muchos enfermos y es rentable la investigación, aunque en España hay también muchos recortes con estos temas porque hasta ahí llega la insensibilidad de este Gobierno. En otros países están más avanzados por tener más medios y hasta han descubierto ya vacunas que pueden intentar curar el Parkinson y el Alzheimer. También se habla de una analítica para prever si una persona padecerá alguna de esas dos enfermedades. Es un problema que tiene arreglo, probablemente a medio plazo. La situación de España difícilmente tiene arreglo mientras existan esos recortes para la investigación y demás.

Son seis ejemplos que demuestran que las cosas no tienen siempre un arreglo inmediato, sino a corto, medio o largo plazo. Pero con paciencia todo se consigue. Y la muerte simplemente dejarla que tenga su protagonismo al final de la vida y dando paso a otra vida mejor y eterna en compañía de Dios para los creyentes y para los nos creyentes no sé lo que pensará cada uno de lo que hay detrás de la muerte: no sé si el vacío o la nada. Reflexionad sobre este interesante tema de todo tiene arreglo menos la muerte que propongo en este artículo para que cada uno tenga su pensamiento particular. Salud y suerte.


José Cuadrado Morales

2 comentarios:

UnidadDia Renteria dijo...

Que interesantes reflexiones haces, cómo enlazas todo... sigue escribiendo, que nos encanta leerte!! un saludo

Anónimo dijo...

Queridos amigos de Rentería: gracias por vuestras palabras de ánimo y por seguir leyendo mis artículos y críticas de cine. Procuraré esforzarme siempre por personas como vosotros que estáis atentos a todo lo que hago. Muchas gracias. José Cuadrado Morales.