jueves, 29 de septiembre de 2016

CAMINA

Camino donde puse el corazón,
camino por las calles,
que pisé guardando mi dolor;
buscaba algo que calmara esa sensación,

buscaba algo que me hiciera sentir;
¡Vivo todavía!

Camina, camina,
que la vida como tiene penas,
también tiene alegrías
Camina, camina,
que la vida como tiene penas,
también tiene alegrías.

Y dormí entre mojas y mendigos,
y comí entre señoritas y campesinos.
Recuerdo que me levantaba,
a la mañana para ir a la playa,
donde calmaba mi ansiedad,
donde acariciaba el viento y el mar.

Camina, camina,
que la vida como tiene penas,
también tiene alegrías.
Alegrías, alegrías,
Alegrías, alegrías.

Camina, camina,
que la vida como tiene penas,
también tiene alegrías.


                                            
   Francisco Manuél

3 comentarios:

CRAP Calatayud dijo...

Qué precioso...

UnidadDia Renteria dijo...

Muy bonito. Y muy cierto... hay que caminar siempre hacia adelante. como tú dices. la vida tiene penas, pero tb alegrías...

Blog Unidad Rehabilitación Salud Mental Hospital Macarena dijo...

Muchas gracias Calatayud y Renteria por sus Comentarios. Un saludo de Francisco Manuel