jueves, 15 de diciembre de 2011

HISTORIA DE MI FAMILIA



A partir de hoy y en varios artículos Diego nos va a contar anécdotas de su familia, una familia plagada de personajes relevantes del mundo de la cultura y la política sevillana del pasado. Seguro que os gusta.


La historia comienza en 1875. En ese año nació José García Rodríguez, hijo del Tuerto del Coronil, un bandolero. Desde pequeño se dedicó a las tareas del campo, llevando carros de pienso a Sevilla. Un día, fue a la Maestranza a ver una corrida de toros, tras la cual, se dijo para sí: Yo soy capaz de hacer esto….MATAR TOROS.
Hay que tener en cuenta que en esa época, lo más importante era el hecho de matar los toros, con lo que la lidia era solamente una preparación para la suerte suprema. Desde un principio, destacó en esta suerte, pero su aldabonazo fuerte fue en Barcelona, creo que en 1904, en donde se encerró con seis Miuras junto al torero mejicano “Tigre de Guanajato”. En el primer toro, el Tigre fue corneado y muerto. Así, “El Mataó” (de aquí en adelante), tuvo que matar los seis Miuras, con el recuerdo vivo de la sangre derramada del compañero. Total, seis toros, seis estocadas.
Un dato importante a comentar fue el boicot que los toreros de la época le hicieron a Don Eduardo Miura, por la peligrosidad de sus toros. “El Mataó” se ofreció a lidiar toda la camada de ese año, 1905, al terminar la temporada, D. Eduardo le regaló una finca (de labranza, no de crías de toros de lidia).
En invierno, los toreros solían hacer las Américas, cuyo viaje se hacia en barco ¿Se imaginan a seis o siete toreros jugando a las cartas, con abundancia de alcohol y demás vicios? Mi Tío abuelo, “El Mataó”, era una persona templada, poco dada a los abusos, total que los pelaba a la ida y a la vuelta.
El hecho de que le llamaran “Mataó” en aquella época tiene mucha importancia, ya que lo más importante era le suerte suprema, es decir matar al toro, ya que la lidia era una preparación o macheteo (cansar al toro).
Una vez que se hizo potentado, se retiró. Hizo un auténtico palacio en la Plaza de España, que posteriormente vendió a la Marquesa de Demissiers.
Tuvo 5 hijos, José, Francisco, Pedro Luís, Álvaro, y Antonio. El primogénito pasó prácticamente su infancia en la casa de los Gallos (toreros de la época), así era normal que le picase el gusanillo del toreo, cosa que el padre detestaba ,pues lo quería encaminar hacia el cuidado de las fincas. En cierta ocasión, quería José García Carranza (El primero) torear una novillada en Barcelona, pero se enteró el padre, el cual llamó al gobernador de esa ciudad, pidiéndole que anulara la corrida , cosa que consiguió.
Pero como José insistía, e insistía, le dijo “allá Tú”. Como torero no era muy fino, en aquél tiempo, ya digo, el toreo era más brusco que ahora, por ejemplo, los toros se picaban con caballos famélicos y sin peto, en cada corrida morían varios caballos), pero era muy valiente y “bragao”.
Como torero, cuentan las crónicas que era bastote, pero muy valiente, cosa que también sucedería en su vida personal. De joven, era desprendido hasta la prodigalidad, y como era bien parecido, tuvo romances con muchas hijas de la aristocracia tradicional sevillana, hasta que se casó con Araceli Vázquez Benjumea, con la que tuvo un hijo; Francisco.
Una vez que se retiró del toreo a pie, se hizo rejoneador, alternando muchas veces con Antonio Cañero, (antes los toros para el rejoneo se toreaban sin afeitar, es decir, en puntas).
Pero donde destacó realmente José García Carranza (Pepe el Algabeño ) fue en la política de su época ( Tiempos de la II República y la Guerra civil española) .Él era falangista y en los tiempos convulsos de su época , era activista , hasta el punto de que creó lo que se dio en llamar “La policía montada de Sevilla “, que se encargaba de hacer el trabajo sucio que no podían hacer el Ejército, y la formaban los hijos de los terratenientes, con sus peones, garrochistas adictos a la extrema derecha .
En cierta ocasión, durante la guerra civil, fue al círculo de Labradores, y vio allí a los terratenientes, empresarios, generales, etc. El, se indignó y pegando un tiro al techo, se hizo el silencio, y gritando, exclamó: ¿No os da vergüenza estar jugando a las cartas y emborrachándose, mientras los muchachos de 18 años están muriendo en el Frente? Después de esto, el Círculo fue cerrado y aún se conserva el balazo que dio. CONTINUARA….

Diego de la Algaba.

7 comentarios:

URSM VIRGEN DEL ROCIO dijo...

Buena Historia, desde bandoleros a falangistas. Las vueltas que da la vida.

Anónimo dijo...

Has cambiado los apellidos de su esposa eran Benjumea Vázquez y el nombre de su hijo, se llamaba Jose.

Anónimo dijo...

PEPE EL ALGABEÑO, TORERO FRUSTADO PERO ASESINO RECONOCIDO,

Anónimo dijo...

El mejor de lo hermano Antonio, fue hermano mayor de la hermandad de Rocío de triana y Pedro Luis fue el suegro de. Diego Puerta yo se mucho más

Anónimo dijo...

Es curioso con qué naturalidad se puede hablar de asesinos en masa, como si fuera lo más normal. Eso pone de manifiesto la impunidad en que quedó el asesino régimen franquista y el de los criminales que le sirvieron -y se sirvieron- feros y cruelmente. Sólo podría ocurrir esto en un país como el que tenemos. Qué pena y qué vergüenza.

lola fernandez rodriguez dijo...

Hay que ver como se olvidan los orígenes,asesino de gente que como su padre en sus años mozos trabajaban por un jornal y nieto de bandolero,dices, enemigo de orden establecido y jerarquías esclavizantes.Es triste no respetar de donde se viene.

Argimiro dijo...

Podéis leer una novela sobre el personaje BANDERAS EN LA NIEBLA de Javier Reverte.