viernes, 23 de junio de 2017

MI VIDA

Mi nombre es Manolo y estoy diagnosticado de trastorno esquizotípico de la personalidad.
Yo provengo de una familia numerosa de cuatro hermanos incluyéndome a mí. El mayor es médico de familia, después nacimos los mellizos, mi hermana Maria José, que es profesora y yo, por último mi hermana pequeña Mariló, que actualmente está estudiando.
En cuanto a mí, no era buen estudiante en el colegio, de hecho, saque la E.G.B. con algún que otro suspenso. Después y sin tener claro cual sería mi profesión, decidí por ultimo realizar un grado de formación profesional en electrónica, realizándolo en cinco años, no sin mucho esfuerzo. Después vino el servicio militar durante nueve meses.
Posteriormente, encontré trabajo durante la Exposición Universal del 92’, como técnico de sonido, tanto en los pabellones estatales y autonómicos,como de megafonía en todo el recinto. Aquello duro nueve meses. Más tarde, estuve trabajando para una empresa de topografía, pero el jefe de la empresa había invertido en otros planes, y quede como mozo de almacén. Allí tuve problemas con los empleados y el dueño de la empresa, y entonces decidí pedir el finiquito y dedicar un año de mi vida a sacar las oposiciones al ayuntamiento de Sevilla. Después de tres intentos, por fin saque plaza.

Todo parecía ir sobre ruedas, tanto a nivel personal, como profesional. Sin darme cuenta, y en menos de un año llego mi boda, con la mujer que creía que era la de mi vida. Preparativos, localización de convite, viaje de novios, etc.
Aquello duro dos años, nos separamos y divorciamos sin tener descendientes, quizás fue mejor así. Quizás por aquel entonces, no estuve preparado o no me llego el sentimiento de ser padre.
Después la vida me tenía preparada una gran sorpresa. A raíz de la separación y el divorcio, mi vida cambió radicalmente. Me aislé, perdí el contacto con los compañeros de trabajo, amigos, etc. Perdí mi puesto de trabajo, me diagnosticaron la enfermedad y mi vida se fue derrumbando por completo. Intente hacer cosas nuevas para mí, como conocer a otras mujeres, viajar, pero no duro mucho, me aislé. Empecé una relación con una mujer, pero algo en mi interior me decía que no estaba preparado como para llevar una relación seria. Quizás, todos buscamos algo en esta vida con la que llenar nuestro vacío interior, y a mi ese vacío se me hacia inmenso. Por aquella época ya estaba en tratamiento psiquiátrico, y a medida que fueron pasando los años más aislado me encontraba, sin contacto alguno con mi vida pasada. Todo cambio radicalmente.
Mi psiquiatra me recomendó este centro, según ella cree que tengo muchas posibilidades para salir adelante. Llevo dos meses en la U.R.A., pero mi aislamiento me impide relacionarme de una manera sana, sin prejuicio ni juicios de valor.
Ahora mi vida pasa anodinamente, sin pena ni gloria. Puede que sea mi negatividad hacia la vida o le futuro el que vea la cosa bastante negra, pero dicen que la esperanza es lo último que se pierda. Y en esa estamos, cada día trae consigo cosas nuevas, nuevos proyectos, nuevas metas que superar, pero para mí, es como un suplicio, un desconcertante futuro en el que no veo ni la mas mínima gota de esperanza ni ilusión alguna.
Solo me queda mi familia, mi madre, mis hermanos. Sin ellos seria muy duro seguir adelante. Y ahora, me queda un futuro incierto de no saber lo que la vida me tiene preparado.
Toda mi vida he intentado hacer lo correcto dentro de un orden establecido, con una escala de valores y moralmente dentro de la normalidad. Pero es duro luchar con aquellos que desconoces y que es la mente humana.
Os deseo a todos lo mejor a cada uno !!!.

Manolo.

jueves, 22 de junio de 2017

NO SÉ POR QUÉ LA VIDA SÉ

No  sé  porqué, no sé porqué;
La  vida sé, sé, sé, sé, sé.

He encontrado un remedio,
Contra el mal;
Si estas un poquito cuerdo,
No te pueden engatusar.

No sé porqué, no sé porqué;
La vida sé, sé, sé, sé, sé.

Francisco Manuel


lunes, 19 de junio de 2017

FE Y ESPERANZA

Hoy, según mi organigrama de trabajo, tocaba crítica de cine, pero esta semana ha sido especialmente dura para mí por las circunstancias que han acontecido y no he tenido ni ganas ni tiempo de ir al cine.Ha ocurrido que han operado de cáncer de colon a la madre de mi hijo, es decir, a mi ex-mujer y eso me ha afectado enormemente, y en esto no tienen nada que ver mis problemas de nervios sino exclusivamente mis sentimientos como ser humano y mi actitud como padre y como ex.Me afecta, pues, por ambas cuestiones: por mi hijo pues es su madre, y aunque mi hijo tiene ya 27 años y es prácticamente un hombre todavía necesita de su madre para muchas cosas, al margen de que una madre se quiere y se necesita siempre.Y en segundo lugar me afecta por mi ex por lo que decían los versos tan conocidos de Pablo Neruda: “Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise./Mi voz buscaba el viento para tocar su oído./ Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero:/ es tan corto el amor y es tan largo el olvido”. Los versos forman parte de la canción desesperada del primer libro de juventud de Pablo Neruda “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, concretamente de la canción desesperada. Me lo aprendí de memoria hace casi 30 años para recitárselo a mis compañeros del Instituto Nacional de Estadística donde trabajaba antes de entrar en la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía.
Antes me gustaba aprenderme de memoria los poemas de otros poetas, pero no llegué a aprenderme los míos. Es una paradoja, pero también una realidad.En estos días han acudido a mi memoria numerosos recuerdos adornados por la fe y la esperanza, dos de las virtudes teologales:
Nuestras largas estancias en Chipiona, leyendo la bibliografía de Camilo José Cela a pie de mar.El día en que me dio la noticia del embarazo de mi hijo.El día del nacimiento de nuestro hijo, cuando yo tuve que partir para otra ciudad para presentar uno de mis primeros libros de poemas porque ya estaba toda la publicidad hecha y no se podía cambiar el día.Nuestos viajes a Barcelona, nuestros paseos por el Parque del Tibidabo y la Plaza de Cataluña, las Ramblas y tantos rincones entrañables. Tal vez por eso no he vuelto a Barcelona desde nuestra separación. No me ocurre lo mismo como sabéis con Madrid.El mucho amor que nos tuvimos, pero como dijo el abogado que nos divorció: “La realidad es que el amor muere”, una frase muy apropiada para un abogado divorcista.Los muchos defectos que añadí a la relación, derivados muchos de ellos de mis problemas nerviosos, y que precipitaron en gran medida, pero nunca en exclusiva, la ruptura.Cómo leíamos juntos los poemas que yo escribía en la cama, bien apretados, muy unidos, recuerdo irrepetible.Su hija, habida en una anterior relación, a la que no supe mostrar como es debido todo mi amor, impropia impotencia.Ahora tengo fe en que se recuperará. Y tengo esperanza en que ello ocurra porque su desaparición dejaría un hondo vacío en mi vida y en la vida de mi hijo. Espero que las dos virtudes teologales me den suerte y demuestren una vez más que mi fe en Dios tiene sentido, cosa de la que no tengo la menor duda.Como dice la canción: “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay amor”. 

Yo no me esperaba que llegase un momento como éste porque siempre la he visto fuerte y trabajadora y no me la imaginaba en una habitación de hospital, cosa que le dije al visitarla allí. Parece como si mi novela Historia de una obsesión, Parte 1 del Monólogo en clave neurótica, se hubiese hecho realidad. En la novela hablo de un gran amor del protagonista que padece cáncer, pero lo supera. Espero que la realidad en este caso imite a la ficción.Es curioso cómo en la vida hay tiempo para todo y nos fortalece cada cosa que ocurre, siempre que se afronte con fe y esperanza, si no puede debilitarnos y consumir muchas energías que necesitamos para seguir viviendo por nosotros mismos y por todos los que merecen  la pena.Desde este artículo, con toda mi fe, lanzo un mensaje de esperanza para que mi ex-mujer se ponga buena y vuelva a revolotear otra vez como es costumbre en ella, y trasegar con paso firme, y a reñirme cuando me lo merezca.Creo en Dios y en su misericordia y deseo y sé que todo saldrá adelante positivamente, si no no tendría sentido la vida porque mi fe en Dios sería un fraude.Ahora tengo una mezcla de sentimientos encontrados que no estoy seguro de qué son o a lo mejor no quiero reconocer cuáles son, pero la realidad una vez más se impone a todo lo que ha ocurrido en la vida hasta el momento presente.
 Ella dice, a su habitual estilo, que no me coma el coco y que ya le han quitado la porquería que tenía dentro y que la tienen que analizar en el plazo de tres semanas. Me asusta el cáncer. Sólo la palabra ya me provoca un poco de rechazo. Hay otro caso en mi familia que está vivo pues el padre de mi cuñado también padece cáncer testicular, como Yeray, el jugador del Athletic de Bilbao y de la selección sub 21.Espero que esta historia también termine bien para que todos estén contentos. Tiene numerosos hijos que están preocupados por él. La mujer ya falleció hace años, casi cuando mi madre en 2009.Viva la vida y todos los sentimientos positivos que ésta genera. La solidaridad, el afecto, la compenetración y tantos otros que se suceden cuando es la enfermedad la que ataca la propia esencia de la vida. Hoy, más que nunca, hay que decir salud y suerte.


José Cuadrado Morales

miércoles, 14 de junio de 2017

PAZ ABSOLUTA

  Olas del mar fluyendo a través de tus sentidos,
  Haciendo que tu mente y tu cuerpo tiendan a producirte,
  Un estado emocional libre y puro,
  Sintiendo el sonido de las gaviotas que atraviesan tu alma,
  Tu mente y todo tu ser,
  Convirtiendo esos momentos en una sensación tan profunda y tranquila,
  Que todo lo que te rodea es pura y llanamente una burbuja de paz absoluta.


Jaime.

martes, 13 de junio de 2017

EL BARCO

Martes Siete de la mañana me despierta el despertador me voy a duchar, porque me espera una entrevista en un centro nuevo para mí.
Un mundo nuevo pero no me gustaría estrenar un nuevo mundo sin decir antes que yo soy una persona con problemas mentales, que va a escribir esto para un pagina Web nueva para mi y este relato nuevo para ustedes que se titula el “el barco”.
A veces montar en un barco no resulta muy difícil pero yo ya había embarcado cuando nací. Cuando vieron mi cara por primera vez imaginaron mi vida, una vida en la que yo iba a ser muy desgraciado. Decir que tengo problemas mentales y esto  no resulta muy placentero, estoy harto de sufrir y sufrir sin que las cosas me vayan bien. Mi mundo nuevo empieza ahora cuando más cansado estoy de sufrir.
 Sólo para ver este relato mío en vuestra sección merece la pena escribir, me llamo Francisco pero pueden decirme Cochisen o cochainer. Será otro mundo nuevo titulado “el barco”, montar en un barco sin pensar si la vela es fuerte, sabiendo que mi corazón late cada día con más fuerza por encontrar el amor de una mujer. ¿Y qué pasaría si esa mujer que encontrara un día viviese conmigo en mi casa o yo en la suya, ya sabes en tu casa o en la mía, y esa mujer quisiera jugar a un juego travieso?  Y un día yo dejase las llaves encima de la mesa y al mirar para otro lado ella me las cogiera de la mesa sin que yo me diese cuenta. Al día siguiente,  cuando yo buscara mis llaves no las encontraría y desaparecería mi recuerdo porque siempre las dejo en el mismo sitio para acordarme. Muchas veces dejamos nuestras cosas en algún otro sitio de nuestra casa que no es adonde deberían estar, donde siempre, y en ese momento es  como si desaparecieran de nuestra mente. Mañana cuando tenga que salir: ¿donde están mis llaves? En el barco no, en ese barco velero no están, ¿quién las tendrá? ¿Por qué no puedo acordarme donde las deje?. Tal vez piense que hay otro mundo pero no como el mío,  si no tuviera problemas mentales entonces ¿qué me pasará? Lean mi mensaje, lean detenidamente mi relato. ¿Quién quiere palomitas? Os vendrá bien como el café, para pensar en mis palabras una y otra vez. Si a alguien le gusta lo que escribo cuando yo pase, miren al cielo o miren ese nuevo barco, el que un día me dijo: embarca conmigo.      

Francisco.          

                                             



jueves, 8 de junio de 2017

LA IMPRENTA

El destino ha querido que me hayan invitado a participar en dos libros relacionados con Gutenberg y su magnífico invento: la imprenta. El primero es “Gutenberg, el genio de Maguncia”, que finalmente se ha publicado con el título “Gutenberg en Maguncia o sea liber universalis”. La invitación partió en el año 2014 de parte de la Editorial Corona del Sur en la que he publicado 10 de mis 14 poemarios y donde voy a publicar mis primeras tres novelas que constituyen una trilogía. La primera de las tres novelas, Historia de una obsesión, verá la luz en las próximas semanas.
En este libro se homenajeaba a Gutenberg y a la imprenta con un breve poema. Yo he escrito “Gutenberg y su imprenta” y dice así: 
Resultado de imagen de “Gutenberg en Maguncia o sea liber universalis”

“Sin ti, Gutenberg, y sin tu imprenta/
mis palabras permanecerían solas/
en cualquier rincón del universo,/
mecidas de vez en cuando por el viento/
y transportadas a una inmensa nada./
Gracias a ti y a tu imprenta/
mis palabras cobran más sentido en los libros /
y las entrego a tantos seres que nunca conoceré,/
pero que sé están ahí arropándome,/
dándome su fuerza y su cariño,/
proporcionando sentido a todo cuanto escribo./
Desde mi soledad literaria, Gutenberg,/
comparto con el tiempo mis palabras”. 

Este libro se ha publicado ya y ha contado con la colaboración de un buen número de poetas que han escrito poesía normal como yo y otros han  preferido la poesía visual. Estos libros cooperativos es una buena forma de publicación editorial. Yo he participado así en más de 60 libros y me ha ido muy bien y es una forma de estar en permanente contacto con el mundo editorial.
En este año 2017 he recibido otra invitación para participar en un libro colectivo. La invitación ha partido de la misma editorial, Corona del Sur. Se trata de comentar un libro sobre Gutenberg y su imprenta que se titula como mi poema del libro anterior: “Gutenberg y su imprenta”· No sé si es casualidad o lo han elegido a posta sus autores. Se trata de un libro sobre la vida y la obra de Gutenberg y de su imprenta. Una vez leído hay que comentar el libro y comentar también lo que es un libro en general para cada uno y hacerlo con una sola frase, es decir, el colmo de la brevedad. Mi frase es la siguiente: “Las palabras de Gutenberg hacen magia rodeadas de imágenes que incendian el alma”. Y es que el libro está compuesto de texto normal e ilustraciones y poemas visuales y he querido comentar en mi frase ambas cosas. Queda, pues, concluida mi participación en ambos proyectos editoriales en homenaje a Gutenberg y a ese gran invento que fue la imprenta.
Los homenajes vienen justificados por el quinto centenario de la publicación en imprenta de la Biblia políglota complutense en Alcalá de Henares en 1514 por Arnau Guillén de Brocar. Pero el mérito principal lo tiene Gutenberg, el creador de la imprenta moderna tal y como la conocemos.
La imprenta de caracteres movibles es el invento fundamental que marca el comienzo de la reproducción de la escritura a gran escala, el paso de los antiguos metales a los modernos métodos de impresión. Es decir, poner la escritura y la lectura al alcance de la mayoría, y no como estaban antes encerradas en los monasterios al servicio de unos pocos privilegiados, a los que hay que agradecer por supuesto su labor de difusión y conservación de escritos importantes.
Hay precedentes de la imprenta diversos, como el que se conoce de China desde muy antiguo. Los chinos, siempre tan activos en todo. Ellos hacían lo siguiente: sobre una plancha de madera pulimentada se escribía una oración o un edicto; se vaciaba de madera alrededor de la escritura y ésta quedaba en relieve; luego se impregnaba de tinta la plancha y se aplicaba sobre ella una hoja de papel de arroz y ya tenían listo el escrito.
En Europa los avances se hicieron paulatinamente. El desarrollo del grabado artístico con buril, sobre madera, en el siglo XV, llevó a concebir la idea de grabar separadamente las 25 letras del alfabeto latino. Así, las letras sueltas pueden ensamblarse, formar palabras, líneas, galeradas; y los mismos caracteres, después de la impresión de una página, pueden volver a utilizarse. La invención de estos caracteres móviles o caracteres de imprenta se atribuye al holandés Laureus Caster.
Gutenberg fue el que dio el gran salto al introducir el tipo suelto de metal y concebir el conjunto de procedimientos de impresión tipográfica: confección de matrices, fusión de los caracteres, composición de textos, impresión de prensa movida a mano. Sus primeras tentativas, en Estrasburgo, parecen datar de 1436. Desde 1450 a 1455 estuvo asociado en Maguncia con el platero Fust y con Peter Schöfer. Publicaron obras populares de religión, de gramática latina, calendarios, etc… La primera edición atribuida a Gutenberg, el Speculum humanae salvationis, fue hecha con caracteres de plomo. 
Más tarde Gutenberg se independizaría e imprimiría obras como Catholicum y la famosa Biblia de 36 líneas.
El invento de Gutenberg se extendió rápidamente desde el valle del Rin  por toda Europa. Fueron surgiendo imprentas en las distintas ciudades y la imprenta llegó a ser ya una realidad en toda Europa. Como anécdota podemos decir que en América del Norte la primera imprenta se estableció en Cambridge (Massachussets) en 1639.
Después de la imprenta tipográfica aparecieron nuevos procedimientos de impresión, que responden a nuevas necesidades o a nuevas posibilidades técnicas: el grabado en dulce, el aguafuerte y sus derivados, la litografía. La fotografía después dio lugar al fotograbado que junto con el offset nacieron a principios del siglo XX y que tuvieron una rápida extensión para la impresión de periódicos y catálogos. Después nacerían la serigrafía, la anilina, el offset en seco y la fototipia, auxiliares todos de las artes gráficas.
Después han nacido otros procedimientos que imprimen  sin contacto como el ouset y la xerigrafía. Y la imprenta no para de evolucionar.
Al parecer el primer texto impreso en la península Ibérica fue la Gramática latina de Bartomeu Mates, en Barcelona, en 1468. La imprenta se desarrolló rápidamente por España y antes de terminar el siglo XV existía por lo menos en 16 ciudades españolas. A principios de sigloXVI el cardenal Cisneros encargó a Brocar la impresión de la Biblia políglota complutense, realizada entre 1514 y 1517, a la que ya hemos hecho alusión.
La imprenta se ha desarrollado más rápidamente con la aparición de la informática y ésta hace que las posibilidades sean ilimitadas. Y todo desde la evolución de aquella primitiva pero maravillosa imprenta de Gutenberg, el genio de Maguncia. Su genio dio lugar a una enorme revolución cultural al poner la cultura al alcance de todos. Hoy no se entendería el mundo y la evolución de la Historia sin imprenta, sin periódicos, sin libros, etc… Y todo se sigue revolucionando con todas las posibilidades que ofrece la informática. Salud y suerte.


José Cuadrado Morales

lunes, 5 de junio de 2017

SIN MIEDO AL DOLOR

El dolor es algo que hay que afrontar día a día y sin miedo. Se da en todas las facetas de la vida de una persona y puede ser tanto físico como psíquico. Aprendemos desde muy jóvenes a perderle el miedo al dolor físico de lo contrario si entonces por ejemplo creyésemos que por habernos lesionado un tobillo no deberíamos volver a jugar al baloncesto estaríamos  cometiendo un error y condenados a no volver a hacer este deporte. Eso es lo que me ocurrió a mí. Tuve una lesión de tobillo fuerte pero no por eso dejé de jugar al baloncesto: aunque superé el miedo (con al tiempo volví a lesionarme dos veces más en el otro pie)  no siempre se hace del todo pero se supera en gran medida y el no tener este miedo te hace vivir una vida más plena, más completa, vivir en definitiva. Si no le perdiésemos el miedo al dolor no podríamos vivir.
Sabemos que esto es así porque las lesiones pueden curarse la mayoría de ellas, gracias a Dios, afortunadamente. Al dolor psíquico también hay que perderle el miedo. Yo lo he vivido por la ruptura que tuve hace ahora casi 25 años con la novia que tuve. Si le hubiese tenido miedo al dolor psíquico no hubiese sabido lo que es el amor de pareja. El dolor psíquico creo que puede ser peor que el dolor físico sobre todo si se hace duradero. Lo que me ocurrió a mi es que sentí por dentro como si me estuviesen arrancando el alma cuando rompí con mi pareja. Al principio no sabía de donde venía ese dolor pero con el tiempo comprendí que fue porque dejamos de ser amigos con la separación. Y es que por separarse no hay que dejar de ser amigos. Yo la seguía queriendo pero sentía que ella entonces no comprendió la separación y que quizás me odiara por ello. Durante trece años estuve despertándome a mitad de noche con los ojos ennegrecidos y llenos de lágrimas (con el alma rota) al tiempo que no había imágenes curiosamente en mi cabeza de la que fue mi novia aunque estaba pensando en ella en esos momentos. 
Luego se me venía la imagen de ella alguna vez pero siempre poniéndose del lado de antiguos amigos que ya no lo eran en la medida que lo fueron. La enfermera que llevaba la recepción de mi psiquiatra me pidió que dejara de llorar que dejara esa actitud pero no comprendía que no dependía de mí, era espontáneo lo que me ocurría. Entonces un buen día aunque absorbido por el trabajo decidí intentar ponerme en contacto con ella y pude hacerlo telefónicamente con su padre. Empecé a tomar una actitud más positiva, todo lo que pude, con ella, a preocuparme todo lo que pude por ella, a luchar por ella aunque no pudiésemos vernos de la manera que pudiera (estuve trabajando muchos años con estas sensaciones y ese malestar). Fue entonces cuando desaparecieron esos dolores psíquicos. Y es que al dolor psíquico hay que perderle también el miedo. De lo contrario no podríamos vivir. Hay que perderle el miedo al dolor, tanto físico como psíquico( aunque también ponerle remedio a los mismos, que para eso existen).

Jesús

Poesías de ayer y hoy VII - Pasos en la noche

PASOS EN LA NOCHE

Oigo pasos en la noche,
camino de vuelta a casa.
Por el camino se esconde
Atenta la madrugada.

Veo sombras de penumbra,

sombras que veo bailan,
me persiguen danzando,
turbando la luz del alma.

Siento el golpe del viento

roza que roza mi piel,
apresarme intenta,
Mas nada puede coger.

Sabor de un humor en mi boca,

agria y amarga hiel,
es extraña a mi cuerpo,
de mi no debe proceder.

Huelo una nube densa,

ácida de fermento y kher,
es el olor de la muerte,
muerte que brinda con él.

Huelo y siento y saboreo,

oigo y veo, soy espectro:
Frente a mí una botella,
cerca en la carretera,
a mi lado un muerto,
muerto que mi faz lleva.

Víctor S.N.

EL AMOR

Querer  es dar amor  sin ver y sin que te  pese darlo.
El amor es perdonar y olvidar.
El amor es ver de manera optimista  la vida.
El amor es incondicional  y alegra  el corazón.

Yo soy una persona a la que le gusta dar más amor que recibirlo, y eso me ha hecho sufrir mucho.
Hay amor de familia, sobre todo el de una madre, yo le debo la vida  a la mía  por dos veces, una cuando me parió y la otra cuando empezó la enfermedad. Ella es feliz viéndome  feliz. Que dulzor el beso de una madre y que agradecido el consejo de un padre, qué  calor humano el amor de un hermano este tipo de amor me da confianza en misma.

El amor se siente en el alma,
despega todo tipo de males,
en un corazón contrito no entra el amor.

Hay otro amor, el que encontramos con la amistad, esta es complicada y a veces nos sentimos decepcionamos porque no recibimos todo lo que damos. Aun así, creo que hay que tener amigos hasta en el infierno. Muchas veces sentimos mas afecto hacia nuestros amigos que hacia la propia familia.

Un corazón que no guarda rencor
no halla dolor,
siente liberación y tranquilidad.

No he tocado el tema de las parejas. Yo tengo miedo al amor, pero no me refiero al sexo. No estoy  acostumbrada  a ser feliz y pienso que ya es hora. Soy muy arisca  y no cuido mis amistades  .Voy siempre andando a todos los sitios como las locas  sin saludar a nadie. Me da miedo el amor de pareja entre hombre y mujer y eso me da mucho que pensar.

YFC