lunes, 13 de febrero de 2017

REÍR ES BUENO PARA LA SALUD MENTAL

Reír es sin duda bueno para la salud mental y la salud en general. Lo recomiendan los médicos e incluso hay una forma de terapia así llamada: risoterapia. La risa además es contagiosa. Si estas triste y te metes en el mundo de los que se están riendo automáticamente te entran ganas de reír y te sientes reconfortado. Dicen que para  la risa se necesitan decenas de músculos. La risa pone en acción una cantidad enorme de músculos que parecen dormidos o inútiles si no se utilizan. Esa es la importancia de la risa: movilizar el organismo, hacer que este tenga una utilidad más allá de la aparentemente normal. Reír es vivir, es decir un si con fuerza a la vida. Y más si se trata de salud mental: el enfermo mental suele estar metido en mundos oscuros de los que le cuesta trabajo salir. La risa es una forma de escapar de los negros entramados de la mente.
Y es de forma gratuita que requiere poco esfuerzo. El enfermo mental tiene que aprender a reírse de si mismo, es una forma de empezar a superar los propios problemas.
Yo mismo tengo un libro de chistes escritos hace muchos años y que algún día publicaré. Nunca los he dado a conocer. En ellos he procurado reírme de mi mismo y hacer liviano todo lo que la vida puede hacer pesado o hiriente. Cuando lo escribía reía a carcajadas de las ocurrencias que mi mente tenia. Pongo por ejemplo: Era un hombre con suerte porque fue atropellado por una ambulancia. Creo que el chiste no hace falta explicarlo , pero basta decir que la suerte del hombre al ser atropellado por una ambulancia es que esta lo podía trasladar de inmediato a un centro hospitalario.
Se trata de aligerar las cosas complejas de la vida cotidiana y darles un toque de alegría. Y aplicar este humor a las cosas, que a lo mejor, menos pueden propiciarlo. Ahí esta el arte de los que construyen chistes: hacen de la complejidad sencillez. Yo admiro a los humoristas que se dedican a hacer agradable la vida de los demás. A corregir los errores en los que andamos metidos normalmente y que necesitamos motivos para huir de la monotonía diaria.
El chiste rompe esa monotonía porque hace que nuestra mente se concentre durante unos segundos en algo ligero lejos de las pesadeces de la vida cotidiana. Reír es bueno para la salud mental. Esa es la premisa. Reír para liberarnos, para liberar las tensiones acumuladas, los miedos que parece que no pueden ser vencidos, las horas amargas en los que parece que nada tiene salida. El chiste abre esa salida para que nos sintamos libres y con capacidad suficiente para hacer frente a la dura rutina cotidiana.
Es posible la risa a pesar del dolor y que nada es definitivo salvo la muerte, después de la cual solo dios sabe lo que hay. Pero en esta vida uno tiene que buscarse la risa por si mismo para hallar la felicidad en cualquier momento. Ríanse pues de si mismos y aprendan a contagiar la felicidad a los demás para que la risa sea colectiva y un ejercicio de sanación barata que estimule el deseo de acercarse progresivamente a la vida desde el dolor o la enfermedad. Esta no es definitiva y hay que luchar contra ella de todas las maneras. Y una de esas maneras fundamentales es la risa. Rían pues sin miedo y disfruten de la vida.


José Cuadrado Morales.

5 comentarios:

CRAP Calatayud dijo...

Es genial

CRAP Calatayud dijo...

Esta muy bien, la risa es una terapia muy buena y ayuda a liberar esas tensiones o tristezas que llevas dentro.

UnidadDia Renteria dijo...

A reir se ha dicho!!!qué buena terapia

Anónimo dijo...

Queridos y fieles amigos de Calatayud: gracias por vuestros dos comentarios realizados a mi artículo sobre lo bueno que es la risa para la salud mental. Gracias por decirme que es genial. Lo que es cierto es que la risa es una terapia muy buena y completamente gratuita y aligera, como decís, esas tensiones que tantas veces padecemos por diversos motivos. Me alegra que os haya gustado y gracias por vuestra fidelidad. Vuestro fiel amigo de Sevilla José Cuadrado.

Anónimo dijo...

Queridos y fieles amigos de Rentería: gracias como siempre por vuestra fidelidad, por dejarme un nuevo comentario de otro trabajo mío sobre la risa y lo buena que es para la salud mental. Hay que reír, o por lo menos sonreír y tirar hacia adelante porque en la vida no hay que perder nunca la ilusión para levantarnos siempre con ganas de hacer cosas. Un abrazo muy fuerte por vuestra fidelidad y por estar siempre ahí. Vuestro fiel amigo de Sevilla José Cuadrado.