viernes, 14 de julio de 2017

REFLEXIONES VERANIEGAS

Es el momento de la despedida, que en realidad es un hasta luego. Parece mentira pero parece que fue ayer cuando estaba en septiembre de 2016 y daba comienzo la nueva temporada de la Ura como a mí me gusta decir. Pues ha pasado el tiempo, 10 meses, y han pasado muchos artículos y críticas de cine, y el tiempo ha dejado su riqueza y sus problemas al borde del camino, con más o menos calor y más o menos presencia.
En los últimos días he publicado mi primera novela, que forma parte de una trilogía titulada Monólogo en clave neurótica. La primera novela se titula Historia de una obsesión. Es la historia de un enfermo de trastorno obsesivo-compulsivo, es decir, de TOC, al que ingresan  en una Unidad de Psiquiatría y con el apoyo de sus amigos y otras personas consigue salir adelante.
No es una novela autobiográfica. Hay un 5% de mí en la novela y un 95% de ficción. La idea de la novela, de la trilogía después, nació cuando yo tenía 19 años, es decir, hace 36 años. Entonces escribí unos primeros folios y los dejé aparcados durante todos estos años para dedicarme a la poesía, pero después de 14 poemarios publicados ha llegado la hora de publicar mis tres novelas. Hay un tiempo para cada cosa y cada uno conoce más o menos lo que es mejor para sí mismo según las circunstancias.
Digo esto porque yo también padezco como mi personaje central de TOC, pero eso no me iguala a él porque, repito, casi todo es inventado. Además cuando yo ideé la novela, la trilogía después, yo no padecía la enfermedad. Ésta me vino varios años después. Son coincidencias del destino, en este caso fatal. De todas maneras mi experiencia personal me ha servido para escribir la trilogía.
Durante este verano, durante las vacaciones que empezarán el próximo viernes, hoy es lunes, releeré la primera novela para buscar posibles fallos para no caer en ellos en las dos novelas siguientes, que ya están escritas, sólo a falta de correcciones, que suelen ser abundantes en mi caso porque soy muy puntilloso.
También en mis vacaciones leeré las próximas dos novelas para ver en qué condiciones están y comprobar si necesitarán muchos arreglos o no. Ya veremos y ya os iré contando a la vuelta de vacaciones.

En estas vacaciones no iré como la mayoría de la gente a la playa porque tuve en 1986 una experiencia muy funesta al quemarme con el sol. Sufrí quemaduras de tercer grado sobre todo en las piernas. No estaba bien protegido y pagué las consecuencias y desde entonces le tengo miedo al sol y a estar en la playa. No me importa: soy más urbanita y ya sabéis los que me conocéis cuál es mi destino.
Iré a Madrid en agosto 4 días como siempre por las fiestas de la Paloma. Disfrutaré como siempre de Madrid, esa ciudad gris como dice mi hijo que para mí está repleta de colores y de toda clase de aportaciones creativas, culturales, arquitectónicas y un largo etcétera. En Madrid me alojaré en el hostal de siempre, donde me encuentro muy a gusto, cerca de la Gran Vía para estar en el centro neurálgico de la ciudad. Allí puedo leer también  mi libro, que siempre tengo la costumbre de llevar conmigo en mi viaje a Madrid. Es como una segunda presentación oficial de mi novela en la segunda ciudad que más quiero. La primera es Sevilla.
Durante las vacaciones aprovecharé para ver mucho cine tanto en las pantallas grandes como en la televisión. Puedo acostarme más tarde, aunque yo soy normalmente muy madrugador. Me gusta eso de levantarme cuando el sol aún no ha asomado por el horizonte y las farolas están aún encendidas. Es muy poético y romántico.
Por fin tengo correo electrónico e internet en el móvil. Me voy actualizando como dice mi hijo. Se trata de actualizarse a la fuerza porque yo no soy muy amigo de las redes sociales y de las nuevas tecnologías en general. Sabéis que todavía tengo mi antigua máquina de escribir Olivetti con la que me llevo muy bien y con la que es imposible perder información.
Practicaré durante el verano un poco más la vida social. La novela me ha tenido apartado del mundo durante meses. La post producción de la novela y su edición han sido agotadoras y me han dejado prácticamente sin fuerzas, así que me merezco un descanso. Y tengo que leer más, algo para lo que también viene bien el verano: dejarse llevar por personajes como Leocadio, el de mi primera novela, y todos los que le rodean, y personajes de otros libros, y ensayos, y cuentos, y lo que venga bien. Leer es fuente de cultura y viene bien  a todas horas.

Veré con más frecuencia a mi hijo, al que nunca tengo abandonado. No sé cuáles son sus planes vacacionales porque sigue preparándose sus oposiciones a juez y trabajando muy duro para ello. Ya veremos, pero siempre estamos cerca y él sabe que me tiene a una llamada de teléfono. Ahí estaré siempre para él.
También leeré un poco mejor el Manual del sufrimiento para aprender a sufrir lo menos posible. Sufro demasiado como se dice vulgarmente cuando me como el coco, que es muchas veces por pensar demasiado sobre todo en sentido negativo y después la realidad me demuestra que las cosas son más positivas de lo que yo imagino. Anticipo, como dice mi psicóloga, demasiado el sufrimiento y estoy cansado de sufrimiento inútil.
Tengo que seguir avanzando en el conocimiento de mí mismo para creer más en mis posibilidades. Estos días estaré más tiempo en casa y meditaré positivamente para seguir adelante. Es necesario que me reinvente para no sufrir tanto y tengo que adelantarme antes de que ese sufrimiento ocupe el sitio de la felicidad.
Felicidad es lo que le pido al verano. No meterme en la cama a las 4 de la tarde porque estoy cansado de trastorno obsesivo-compulsivo. No quiero estar más tiempo de día en la cama. La noche es para dormir y de vez en cuando ver las estrellas, pero el día para dedicarlo a la felicidad, a hacer cosas útiles y no sufrir tanto como yo sufro. Estoy cansado y a veces es bueno cansarse para cambiar.

Leeré más revistas de cine para ir informándome sobre los estrenos de la próxima temporada para cuando haga las críticas de cine estar al día. Me gusta la revista Fotogramas, que es la que más leo y también me suelo llevar de viaje.
En fin: espero que mi verano sea provechoso y disfrute escribiendo, viajando, leyendo, meditando lo justo y en positivo, haciendo cosas poco habituales y demás. No quiero perder el tiempo y no quiero que el tiempo me pierda. Necesito liberarme del tirano que a veces soy conmigo mismo y ser más feliz.
Yo os deseo las mejores vacaciones posibles y que sepáis aprovechar el tiempo también. Ya nos reencontraremos en septiembre, cuando dé inicio la nueva temporada de la Ura. Entonces disfrutaremos más y mejor que este año que termina en este punto de partida que son las vacaciones. Salud y suerte, amigos lectores.


José Cuadrado Morales

EL CAMINO

Dicen que el proceso de la vida es maravilloso, nacemos crecemos y morimos, pero hay que recorrer este camino, y no siempre es fácil. Sabes que tu puedes ser tu misma aunque el tiempo lo olvide y los pilares se modifiquen, aunque hay veces que se caen las piezas de tu vida y te preguntas ¿y esto? y la respuesta sería; continúa, si porque si no, porque no y quizás porque hay que cambiar

Hoy soñare con todos los que me aman y me olvidare de los odios mundanos, hoy seré yo ante todo y sobretodo, seré diferente porque serlo es importante. El proceso de cambio empieza desde la confianza y caer una y otra vez te da fe en encontrar la respuesta, al menos eso creo. Hasta que el fin del mundo me hunda entre sus tierras donde seré la flor que te acompaña, donde seré el ruiseñor, donde ya no sentiré nada por eso estar vivo es importante. Por otro lado te preguntaras por qué las personas que te acompañaron en el camino son importantes y sabes que porque aprendiste a no caer, los buenos consejos guárdalos en el alma porque ella nunca olvida.

Abriré un camino de amor
donde nuestras almas conversen
Abriré un sueño de esperanza
donde nuestros cuerpos se mezclen
Alcanzare la eternidad a tu lado
y jamás olvidare tus abrazos
Juntos construiremos
un lugar donde refugiarnos.

Alcanzaremos el alba al despertarnos.

Vicki.

TALLER DE TAPAS FRIAS

El taller de tapas frías es ya un clásico dentro de las actividades extra de verano que organizamos en la URSM. 
Hemos empezado haciendo una ensalada de pasta, que nos salió "para chuparse los dedos", aquí os dejamos la receta:

INGREDIENTES:
  • Macarrones.
  • Pollo asado.
  • Tomates.
  • Alcachofas.
  • Cebolla.
  • Caballa.
  • Orégano.
  • Pimiento morrón.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • limón.
  • Sal.
ELABORACIÓN
  • Se cuecen los macarrones durante aproximadamente 12 minutos, hasta que estén "al dente", se escurren y se enfrían con agua. Se trocea el resto de los ingredientes y se añaden según el gusto de cada uno. Finalmente se le añade aceita, limón o vinagre y sal.





jueves, 13 de julio de 2017

EJERCICIOS DE ESTIMULACIÓN COGNITIVA

LA FRASE OCULTA.
Si sustituyes cada uno de los símbolos por su letra correspondiente, aparecerá una columna llena de palabras.
 Para encontrar la frase oculta debes realizar las operaciones aritméticas que aparecen en la parte derecha de la tabla, cada resultado te indicará el lugar que ocupa cada palabra en la frase. ¡SUERTE!


miércoles, 12 de julio de 2017

LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LA MEDICACIÓN

Son las 7 de la mañana de un día fresquito de verano. Estoy sentado en un banco de la solitaria Plaza de San Gabriel, junto a la Parroquia de San Leandro. Parece que la ciudad aún no ha despertado, sigue perezosa metida en la noche como si ésta fuera a ser infinita.
Me he levantado como todos los días a las 5.30. Me gusta aprovechar el día y la mañana es mi mejor momento, cuando tengo la mente más lúcida, a pesar de que no duermo demasiado bien. Esta noche ha sido especialmente dura porque apenas he pegado ojo y me siento algo zombi, pero con la mente despejada y capaz de reflexionar un poco sobre mi vida, que lo necesito.
Rememoro todos los años que llevo de enfermedad mental y lo primero que hago es odiar esa expresión, la de enfermo mental, como si fuera un apestado o algo que le sobrara a la sociedad de la que formo parte. Y pienso en todos esos años con una dura nostalgia, con una esperanza desprovista de pasión y con una pasión al mismo tiempo en alza porque tengo muchas ganas de seguir viviendo. Ninguna enfermedad mental va a acabar conmigo y siempre estaré alerta ante todos los ataques, provengan de donde provengan.

Recuerdo ahora el tema de las pastillas, de toda la odisea que he pasado con ellas desde hace tantos años, que no quiero contar. Al principio recuerdo que leía con fruición los prospectos y me asustaban por la cantidad de efectos secundarios de los medicamentos. Había de todo, perfectamente clasificados y muy claros. Que si afectaban a la libido, que si podían provocar el suicidio (curiosa paradoja que una pastilla que intenta curar problemas de nervios pueda provocar una mayor inclinación al suicidio, los fabricantes sabrán y los psicólogos y psiquiatras que dan su visto bueno), que si provocaban  sueño o somnolencia, que si generaban problemas articulares, lentitud en la movilidad y un larguísimo etcétera. Aquello no me parecía una medicación sino un triste parte de guerra. Un parte de guerra del que no quería participar.
Y me negué a tomar medicación durante muchos años. Recuerdo que incluso pasé tribunales médicos con informes donde los psiquiatras hacían constar mi actitud reacia a tomar medicamentos por los efectos secundarios. Pero los tribunales entendieron mis explicaciones y logré, sin quererlo, una invalidez permanente total de la que disfruto ahora por decirlo de una manera suave porque no me siento para nada orgulloso de ello.
Pero yo llevaba una vida que no era vida. Estaba casi siempre llorando, con depresión y crisis permanentes de ansiedad. Dormía en el suelo muchas veces porque me daba pereza hasta llegar a la cama. No era vida. Y llegó un momento en que exploté. Coincidieron la muerte de mi madre y la ruptura de una relación con una mujer de la que no quiero acordarme al estilo de Cervantes.

Estaba tan mal que tuvieron que ingresarme en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Universitario Virgen Macarena. Allí reflexioné sobre los medicamentos y sopesé los pros y los contras. El psiquiatra que me tocó me convenció de que mejoraría con la medicación, que los medicamentos de nervios habían avanzado mucho en los últimos años y que podía fiarme de ellos. Y yo no me fiaba porque los prospectos seguían contándome demasiadas cosas negativas. Pero le hice caso al médico y durante mis dos semanas de ingreso (el único que he tenido en toda mi vida como enfermo mental) me tomé la medicación tal y como me la prescribieron. Estaba casi todo el día dormido y me sentía fatal.
Lo peor fue cuando me dieron el alta y me “soltaron” para enfrentarme al mundo real solo. Lo primero que hice fue comprar los medicamentos y romper todos los prospectos. Era el momento de dar un paso adelante. Recuerdo que me quedaba dormido en los bares. Recuerdo que incluso me quedaba dormido cuando sacaba dinero de los cajeros. Estaba mareado, tenía inestabilidad, sequedad de boca, náuseas y muchas ganas de tirarme en la cama y dormir o hacer como que dormía. A veces me montaba en un autobús y me quedaba dormido y se me pasaba la parada. En ocasiones me despertaban otros pasajeros, como ocurría en los bares cuando los propietarios se acercaban a mí y me preguntaban si me ocurría algo. En otras ocasiones caminaba muy lento por la calle y amables personas me preguntaban si me ocurría algo. Naturalmente que me ocurría, pero yo mentía y decía que estaba bien.
Estuve muchos meses así, pero aguanté hasta que llegó el momento en que los psiquiatras dieron con la tecla del tratamiento más idóneo para mí y con el menor número de efectos secundarios posibles. Ya me encontraba mejor. Ahora no podía llorar: las lágrimas permanecían bloqueadas en algún lugar de mi rostro. Así llevo más de 8 años, sin soltar una lágrima. Supongo que esto es bueno. La libido está alterada y tiene días y días. Ya no me quedo dormido en los cajeros. Sí me quedo dormido con frecuencia viendo la tele o leyendo, pero puedo estar alerta para escribir mis libros y estos artículos con los que me acerco a vosotros cada dos semanas.

He aceptado los efectos secundarios y sigo rompiendo los prospectos. Lo hago con rabia para que no puedan conmigo. Esta mañana, desde las 7, reflexiono sobre todo lo que he pasado y no sé si ha merecido la pena. Supongo que sí porque me encuentro mejor, pero tengo una suave tristeza que me invade en esta fresca mañana de verano en la que las hojas de los árboles se mueven a gran velocidad y las palomas me acompañan con sus sonidos.
Estoy cansado de ser un enfermo mental. Y estoy cansado de que me digan que lo soy. Los médicos dicen que esto ya es crónico, es decir, que lo “disfrutaré” toda la vida. Tengo 55 años y desde niño albergo problemas de nervios. Toda una vida. No es para echarlo de menos. Me siento algo solo y un poco vencido, pero con la moral paradójicamente alta y mirando al futuro con una cierta elegancia y una dubitativa actitud.
No sé qué ocurrirá de aquí hace adelante. Tengo cierta fe en un futuro cercano, pero sobre todo en un futuro inmediato: el día siguiente. Es decir, el día a día. No quiero ponerme metas más lejanas. Quiero vivir el momento y los momentos tal y como van transcurriendo. Y quiero seguir escribiendo mis libros, entre otras razones para sentirme útil y elevar mi autoestima. Quiero seguir viviendo solo. No quiero que los arpones del amor se claven más en mi alma. Estoy cansado de heridas que tardan mucho en cicatrizar haciendo bueno aquello del largo olvido del amor.

No ambiciono más. Vivir con dignidad y lentamente, sin prisas. Tocando una campana interior que me despierte y me mantenga alerta toda mi vida. Quiero creer en mí mismo y en mis acciones, y quiero dejar en mis libros la huella de lo que soy, de lo que fui. Y voy a seguir tomando la medicación porque como decía una enfermera de la Ura que ya no trabaja los medicamentos son parte de la comida diaria que debemos tomar. Será así, supongo, con un largo trayecto de escepticismo.
En fin: ésta es mi reflexión matinal en esta mañana de lunes. Buena forma de empezar la semana. Espero seguir como estoy y no dejar de luchar, aunque este verbo no le guste demasiado a mi psicóloga, pero no encuentro un verbo mejor para definir mi vivir diario.

Salud y suerte es lo que os deseo como siempre y hoy con más fuerza que nunca.


José Cuadrado Morales

YA ME INSPIRÓ LA MAÑANA.

Ya me inspiró la mañana,
con su verdor y sus flores,
ya me inspiro la mañana,
con sus sonidos y su cielo.
¿Y donde quedó la noche?
¡En el recuerdo!

Y si me caigo me levanto,
me levanto,
y si me equivoco,
me arrepiento.

Un leve frescor acariciaba la mañana, sin embargo aún no amanecía. Era de noche, una noche calurosa de primavera, en el exterior se escuchaba silencio, lo mismo que en el interior, y allí estaba  yo esperando el amanecer del día y con ello la alegría de la mañana, con la esperanza que de mi corazón clamaba.

El Sol ya ha pasado, ya no  hay gentes recogidas en sus casas, ni se refugian a la sombra de los árboles y bares  a la hora de su mayo plenitud. Todos esperan la llegada del otoño, y con ello el cambio del viento y  del cielo.

Porque ya salieron de mis ojos hacia la vida ya olvidada del pasado y gracias a ellos, que ya sin yo saberlo brotó la vida y el cielo, me ha perdonado en los colores del arco iris tras la lluvia de la libertad verde de los campos, campos esperando las lágrimas y con ello el perdón  y la esperanza.

Un sol apagado alumbraba los valles mientras yo pasaba por ellos perdida entre personas que buscaban un no se qué. Mientras tanto se escuchaba el sonido de las hojas que entre los árboles hacían pasar el viento del sur en la delicada ciudad solitaria. Los pensamientos apagados, el equipaje vacío, solo palabras que no salían de un corazón sediento de inspiración, sin embargo algo me decía que era el camino correcto de la tarde, pues al llegar la noche llegaron palabras, sentimientos e ideas.

… Y ahora que descanso canto a la alegría, a la belleza de la vida, a las libertades de las banderas, a la esperanza de que desaparezca  de la historia del ser humano la esclavitud y la tristeza de tantos sufrimientos y tantas guerras. Y reine en la tierra la paz y la verdadera libertad exenta de cadenas.
Miro las hojas secas y mojadas del suelo cuando paso paseando tras la lluvia y recuerdo las palabras que escribí y la inspiración que me produjo y las olvido. ¿Pero que bonito es recordarla!

Mas vale triunfar tarde pero con experiencia que triunfar temprano si ella.

Paqui M.

domingo, 9 de julio de 2017

REVISTA LO* Nº42

Os presentamos el número 42 de nuestra revista bimensual, esperamos que os guste.

viernes, 7 de julio de 2017

MONOLOGO EN CLAVE NEURÓTICA

Nuestro amigo y colaborador José Cuadrado Morales ha publicado su primera novela "Monólogo en clave neurótica", después de catorce libros de poesía ha decidido cambiar de registro y adentrarse en un nuevo mundo, la prosa. Si estáis interesados en adquirir algún ejemplar podéis poneros en contacto con el autor a través del correo de nuestro blog.


Aquí os dejamos el comienzo de esta fantástica novela.

-         Habla Leocadio:
Satanás se ha reencarnado en un falo gigantesco que provocativo se erige enorme, ampuloso, repugnante en una plazuela sucia y vírica de un lugariño perdido en el inmenso ano del mundo, presto a la plural adoración de una masa de excrementos clasistas que lamen el semen petrificado que hierve más allá de la purulenta cúspide fálica.
Viejas envueltas en arrugas seculares se apelotonan babosas para adorar a su divino ente de castración matrimonial. Niños-ninfa se toquetean mutuamente en un bailoteo sin par mascullando entrecortados aberraciones lingüísticas para rendir culto a su gran héroe: Belcebú. Mujeres de mediana edad rascan con puercoespines sus libidinosas entrepiernas en una locura de jugos vaginales. Un anciano podrido y tuberculoso, repleto de gangrena, masturba su demacrado pene con una lengua prisionera de una miseria truculenta y nihilista.

He aquí,  señores del jurado divino que me observáis, el gran espectáculo del triunfo de Satanás nuestro gran Dios convertido en pene  que derrama protección para nosotros, desamparados hijos de una institución tan absurda como el bien. Soy yo y ¿a quién excepto a mi le importa? pertenezco a la síntesis entre un truculento manjar y un chiste desesperanzado. Soy yo, a secas, cobijado en la miseria que absurdas lecturas bíblicas me han impuesto. Nuestro gran falo será lamido por miles de lenguas ávidas de pecado rebelde. El sexo será elevado al trono donde estará alejado de toda inhibición. Allí estará prohibido prohibir; solo se castigará lo no excesivo, si, porque lo excesivo es lícito………

Primera página del libro "Monologo en clave neurótica" con la autorización del autor.

jueves, 6 de julio de 2017

LA PRIMAVERA LA SANGRE ALTERA

Por primavera la sangre se altera, pero puede ser que sea porque nacen las flores y después de encontrarse uno en un descanso de vacaciones merecidas termina diciendo… “¡y que diantres hoy puede ser que todo sea distinto y mis  pies no estén descalzos, puede que  ahora pueda volar o sentarme mañana, puede que esa sea la tarea, hoy soñaré que todo será distinto para beber de la sabia de la fruta, puede ser que me espere a la hora antes  de encontrar otro chico o simplemente decirle  adiós. Hoy mi fascinación es inmunda de veras, hoy nace una flor en mi interior y podría decirse que se detiene el tiempo, pero quizás solo quizás hoy pueda  irme a otro lugar lejos donde se sueña.  Quiero volar hacia un lugar diferente que no este en el ahora, volar sin miedo y explicar mis salidas de tono y mis comparaciones, o pensar que soñar es diferente;  “Mami dime quien vuela en el cielo, estoy sintiendo que el ahora es un sueño y la luz de mi vida eres tu. La candela se enciende cuando no tienes pulso para caer en una balanza pero la realidad es que se sueña desde el corazón todos aquellos que me enseñaron en el camino los aprecio como a mi vida y jamás puedo olvidarlos sinceramente diría que soy una flor y que esa flor brilla cada primavera.

 Ninfa.



viernes, 30 de junio de 2017

CRÍTICA DE CINE: " Z, la ciudad perdida "

Estamos ante una película que podemos catalogar de biopic (película biográfica). Para mí tienen un encanto especial y me suelen gustar. En este caso es la vida de un explorador inglés, de profesión militar, llamado Percy Fawcett, quien se dedicó entre los años 1905 y 1925 a buscar los rescoldos de una primitiva civilización amazónica desaparecida a la que bautizó, por hacerlo de alguna manera, como “Z”.
Su director es James Gray, quien con cintas como Two Yards (La otra cara del crimen) y La noche es nuestra se ha situado como uno de los mejores autores actuales de películas policíacas. Pero Gray no sólo se ha quedado ahí sino que con otras películas como Two Lovers y El sueño de Ellis ha demostrado ser un excelente director de dramas, particularmente norteamericanos.
Ahora ha cambiado totalmente de registro y nos ofrece esta cinta de 2017, Z, la ciudad perdida, que es una película de aventuras, ambientada en plena jungla y que por sus características generales se relaciona bastante con Francis Ford Coppola, no hace mucho Premio Princesa de Asturias de las Artes, lo cual es un elogio más que significativo.
Para Gray, por conocerlo un poco mejor, Chaplin es el mejor director de la historia. No me gusta a mí decir “el mejor” porque se corre el riesgo de excluir a otros que pueden ser mejores o por lo menos iguales, pero es su opinión y de momento las opiniones son libres.
Le gustan de Chaplin sobre todo Luces de la ciudad, Tiempos modernos y El gran dictador, que es también una de mis películas favoritas que vi por primera vez en el desaparecido, como tantos, cine Llorens de la calle Sierpes. Me impactó la película y siempre se me quedarán grabadas muchas de las escenas de la cinta.
También le encanta, aunque menos, Buster Keaton, conocido como “cara de palo”. Es genial también, pero creo como Gray que Chaplin es más grande, más completo, aunque me importan poco las comparaciones.
A Gray, por seguir conociendo mejor sus gustos, cosa que no suelo hacer en mis críticas, le gusta también el cine francés, en especial Godard y Truffaut, por ese orden.
Dice que ser director de cine es pasarse la mayor parte del tiempo buscando el dinero para hacer la película que uno quiere. En este sentido Gray trabaja habitualmente con un excelente productor y distribuidor, gran cinéfilo, un poco al estilo del gran Selznick, responsable entre otras de Lo que el viento se llevó.
Destaca Gray también la película Twin Peaks (no la serie) de David Lynch, que considera infravalorada. Y también La strada de Federico Fellini, que yo considero también como una de mis películas favoritas, así que tenemos bastante en común Gray y yo como espectadores.
Finalmente diremos de James Gray que piensa que todas las enfermedades psicológicas vienen, más o menos, de la proximidad de la muerte. Una opinión como otra cualquiera a la que no voy a dar respuesta en esta crítica cinematográfica.
Con Z, la ciudad perdida, James Gray cambia radicalmente de estilo de cine, realizando su proyecto más ambicioso hasta la fecha, trabajando con la recuperada United Artists.
Se trata de una película que sorprende por su misterio y por ser menos novelesca que de costumbre. Una película con vocación de perdurar y no quedar como una película más de aventuras.
Gray deja por primera vez Nueva York (fetichista urbano como Woody Allen) y se mueve entre la Inglaterra de principios del siglo XX (con actores fundamentalmente británicos) y el Amazonas, donde tiene lugar la auténtica aventura que es esta cinta.
El director quería dar un salto cuantitativo y cualitativo en su carrera, como piensa hacer ahora con su nuevo proyecto,la película Ad Astra, que trata de ciencia ficción.
Los actores son extraños en la jungla, occidentales en un ecosistema de tribus amerindias que descubren Fawcett y sus hombres. El choque de dos mundos completamente opuestos. Los actores se sienten anónimos en un universo de lianas y frutas tropicales, elefantes en una cacharrería desconocida que parece que se los va a tragar en cualquier momento. Los actores están estupendos y dan credibilidad total a la cinta.
Z, la ciudad perdida, es sobre todo, pues, una película de aventuras de las que se hacían mucho antes en Hollywood, sabor que ha querido rescatar el director. Aparecen caníbales en la película que provocan angustia, así como animales extraños fuera de la jungla como las pirañas.
Fawcett va entre Inglaterra y la jungla, siempre defendiendo y justificando sus expediciones, y con la complicación de tener a una mujer y a unos hijos.
Hay en la cinta potentes escenas de acción, muy bien realizadas y dirigidas por la segunda unidad. Llegará un momento en que Fawcett ya no distinguirá entre su Inglaterra y su jungla, de tan unido que acaba estando a esta última. Acabará confundido con el hieratismo inglés y la pura y dura supervivencia de la jungla, esencia de todo auténtico aventurero.
La película tiene una fotografía inmensa obra de Darius Khondjis, quien ya ha trabajado con Gray y con directores de la talla de David Fincher y Wong Kar-wai.
Para hacer la película eran muy importantes las localizaciones, que se buscaron en el Amazonas, Brasil, Matogrosso, etc… El protagonista iba a ser Brad Pitt, pero la cosa no cuajó. Darius ya trabajó con Pitt en Seven de Fincher.
Al final la película se rodó en Tayrona, una rerserva natural de la jungla colombiana, que resultó el entorno más apropiado y menos peligroso.
Una buena música acompaña a la cinta y la hace más grande. Es una película misteriosa, tenebrista, un Caravaggio filmado. Tiene mucho que ver la fotografía, pero también la dirección de actores.
Estamos, pues, ante una buena película que merece tres estrellas. Esperamos la cinta de ciencia ficción que rodará el director a ver qué tal resulta su viaje interestelar al estilo del gran Stanley Kubrik. Salud y suerte.

Calificación:  


José Cuadrado Morales

YO

Hola soy el mismo que escribió un relato,- bueno yo no fui a la universidad, pero seguro que vosotros lo comprenderéis- el titulo de mi relato fue “El Barco”. Montar en un barco no resulta muy difícil ¿verdad? pero todo se puede complicar y resultar casi imposible. En esta vida no siempre nos enfrentamos a las situaciones de una forma correcta, sabéis, pues eso me pasa a mí. No soy una persona que se desenvuelva muy bien en la vida porque tengo problemas mentales; yo tengo un defecto en la memoria y muchas cosas que debido a mi enfermedad yo desconozco y no sé muy bien.  Mi objetivo en la vida es poder seguir vivo porque es muy fácil hacer alguna tontería pero si es una tontería que pudiera costarme la propia vida  pues no lo haré. Y pienso que en esta vida es el demonio el que espera que lo hagamos; al demonio no hay que echarle cuenta y a veces tenemos un demonio metido en nuestra cabeza. Quien quiere palomitas…, yo no, porque para mí las palomitas son como palomas de verdad, vuelan y vuelan y que me enamoran  aunque no sea esa una afición mía porque yo prefiero otras aficiones. Me gustan las motos  y muchas cosas más que me gustaría decir pero prefiero que eso os lo imaginéis vosotros, prefiero darle un poco de emoción a mi vida  y a la vuestra. He sido correcto y buena persona gracias a vosotros que leéis este apartado me gustaría seguir. escribiendo pero por hoy lo dejaré pero esperarme que otro día seguiré gracias.


Francisco.


jueves, 29 de junio de 2017

MIS PENSAMIENTOS POSITIVOS III

- Las obligaciones se vuelven muy cuesta arriba cuando en realidad deberíamos estar agradecidos de poder afrontarlas.
- La gente que me quiere me da cuartelillo y me deja expresarme a  mi ritmo, a mi aire correctamente, sin prisas y casi sin pausa, ¡haz tu lo mismo!
- Muévete y buisca, porque el trabajo no te lo van a traer a casa.
- No quieras avanzar de una sola vez en la vida, cada cosa tiene su momento.
- No importa lo mal que estés, que si lo bien que puedas hacerlo.
- Rompe el círculo del miedo, y reacciona coherente con la realidad.
- Dale solución a los problemas, no hagas de un granito de arena una montaña.
-¡Chiquillo! ¿Vas a desnudar a un santo para vestir a otro? ¡Ten cabeza cojones!
- Averigua qué quieres hacer en la vida, es sencillo, medita como si fuera para otra persona.
- No sientas pánico por nada, averigua si tus miedos son reales, y sino lo son, desmóntalos.
- El que una chica sea agradable y se porte bien contigo, no significa que quiera sexo.
- Apruébate, quiérete, recompénsate…
- Ocúpate de ti, porque nadie más sabrá hacerlo mejor.
- No te enfades por los fallos tontos, corrígenos y sigue adelante.

Antonio Tequila.

FURIA

Igual que las plantas salvajes que se alimentan de la carne sencilla, como en la época de las cavernas vinieron a buscarme, con el mazo de madera a mi me golpearon. Para dar fin a la furia recogida a lo largo de la vida, que me tiene atrofiada mi mente retorcida, invadida, por la cobardía que me desafía, sin consuelo alguno soy valiente ante ella, y el entendimiento me traiciona, igual que el fuego que fue robado a los dioses.     
Mejor esquivar al monstruo social, y así prepararme, para mi fiel amiga la eterna y tranquila oscuridad. Volveré, donde aquel momento, seguro, de una belleza impresionante llena de fulgor, la cual salio desprendida toda esa materia dominada por la ley del universo.

Fdo: El vuelo de los cisnes.


lunes, 26 de junio de 2017

GRACIAS

Quisiera empezar este articulo dando las gracias a la URA Macarena por todo lo que me ha aportado desde el primer día que comencé a venir aquí. Cuando empecé a venir estaba muy mal y pensaba que  jamás conseguiría recuperarme pues todo lo veía muy negro.  Pero empecé a venir a diario y con ello también a conocer a personas que me hacían sentir estupendamente, pues también tenían como yo un trastorno mental y en ellas conocía su recuperación y eso me dio ganas de querer seguir luchando como ellos para sentirme bien pues si ellos lo habían logrado porque no iba a poderlo hacer yo. En ellas conocí, y de ello estoy muy orgullosa de haberlo hecho, a mi mejor amiga Marian , ella empezó después que yo a venir pero desde el primer día que llego hubo una comunicación muy especial entre nosotras hasta el punto de hacernos tan inseparables que cuando su recuperación fue total y se tuvo que marchar ya con su hijo a su tierra lo pase muy mal. 
Ella me aportaba todo lo que una gran amistad tiene que tener. Muchas veces tenía que llamarla antes para quedar para poder hablar y desahogarme con ella y conseguía que no me tuviera que tomar nada de medicación para ese rato de ansiedad que nos entra de vez en cuando como consecuencia de la enfermedad mental que tengo. Hace tan solo unas dos semanas he ido a visitarla a su tierra y ha sido un rencuentro emocionante y muy intenso, ella es una mujer fantástica y a pesar de la distancia seguimos como si no hubiese kilómetros de distancia entre nosotras , y esta amistad como tantas otras se las debo a esta Unidad pues es en ella donde me he sentido muy identificada con mi problema y es en ella donde he conseguido que mi enfermedad se haya estabilizado y con ello me siento agradecida . No se puede describir con letras la unión que existe entre los usuarios de esta unidad y como una enfermedad puede unir tanto a personas que son a veces tan distintas a otras. Quisiera decir para terminar este articulo que no debemos de rendirnos nunca ante los bajones que solemos tener y que hay veces que viniendo hasta mas a menudo a la URA podemos superar esos bajones pues en ella siempre vamos a encontrar a alguien con quien hablar ,alguien con quien nos vamos a sentir identificados y seguro que tan solo eso nos va a aliviar muchísimo esos bajones . Animo compañeros juntos lo conseguiremos .


Silvia.

viernes, 23 de junio de 2017

MI VIDA

Mi nombre es Manolo y estoy diagnosticado de trastorno esquizotípico de la personalidad.
Yo provengo de una familia numerosa de cuatro hermanos incluyéndome a mí. El mayor es médico de familia, después nacimos los mellizos, mi hermana Maria José, que es profesora y yo, por último mi hermana pequeña Mariló, que actualmente está estudiando.
En cuanto a mí, no era buen estudiante en el colegio, de hecho, saque la E.G.B. con algún que otro suspenso. Después y sin tener claro cual sería mi profesión, decidí por ultimo realizar un grado de formación profesional en electrónica, realizándolo en cinco años, no sin mucho esfuerzo. Después vino el servicio militar durante nueve meses.
Posteriormente, encontré trabajo durante la Exposición Universal del 92’, como técnico de sonido, tanto en los pabellones estatales y autonómicos,como de megafonía en todo el recinto. Aquello duro nueve meses. Más tarde, estuve trabajando para una empresa de topografía, pero el jefe de la empresa había invertido en otros planes, y quede como mozo de almacén. Allí tuve problemas con los empleados y el dueño de la empresa, y entonces decidí pedir el finiquito y dedicar un año de mi vida a sacar las oposiciones al ayuntamiento de Sevilla. Después de tres intentos, por fin saque plaza.

Todo parecía ir sobre ruedas, tanto a nivel personal, como profesional. Sin darme cuenta, y en menos de un año llego mi boda, con la mujer que creía que era la de mi vida. Preparativos, localización de convite, viaje de novios, etc.
Aquello duro dos años, nos separamos y divorciamos sin tener descendientes, quizás fue mejor así. Quizás por aquel entonces, no estuve preparado o no me llego el sentimiento de ser padre.
Después la vida me tenía preparada una gran sorpresa. A raíz de la separación y el divorcio, mi vida cambió radicalmente. Me aislé, perdí el contacto con los compañeros de trabajo, amigos, etc. Perdí mi puesto de trabajo, me diagnosticaron la enfermedad y mi vida se fue derrumbando por completo. Intente hacer cosas nuevas para mí, como conocer a otras mujeres, viajar, pero no duro mucho, me aislé. Empecé una relación con una mujer, pero algo en mi interior me decía que no estaba preparado como para llevar una relación seria. Quizás, todos buscamos algo en esta vida con la que llenar nuestro vacío interior, y a mi ese vacío se me hacia inmenso. Por aquella época ya estaba en tratamiento psiquiátrico, y a medida que fueron pasando los años más aislado me encontraba, sin contacto alguno con mi vida pasada. Todo cambio radicalmente.
Mi psiquiatra me recomendó este centro, según ella cree que tengo muchas posibilidades para salir adelante. Llevo dos meses en la U.R.A., pero mi aislamiento me impide relacionarme de una manera sana, sin prejuicio ni juicios de valor.
Ahora mi vida pasa anodinamente, sin pena ni gloria. Puede que sea mi negatividad hacia la vida o le futuro el que vea la cosa bastante negra, pero dicen que la esperanza es lo último que se pierda. Y en esa estamos, cada día trae consigo cosas nuevas, nuevos proyectos, nuevas metas que superar, pero para mí, es como un suplicio, un desconcertante futuro en el que no veo ni la mas mínima gota de esperanza ni ilusión alguna.
Solo me queda mi familia, mi madre, mis hermanos. Sin ellos seria muy duro seguir adelante. Y ahora, me queda un futuro incierto de no saber lo que la vida me tiene preparado.
Toda mi vida he intentado hacer lo correcto dentro de un orden establecido, con una escala de valores y moralmente dentro de la normalidad. Pero es duro luchar con aquellos que desconoces y que es la mente humana.
Os deseo a todos lo mejor a cada uno !!!.

Manolo.

jueves, 22 de junio de 2017

NO SÉ POR QUÉ LA VIDA SÉ

No  sé  porqué, no sé porqué;
La  vida sé, sé, sé, sé, sé.

He encontrado un remedio,
Contra el mal;
Si estas un poquito cuerdo,
No te pueden engatusar.

No sé porqué, no sé porqué;
La vida sé, sé, sé, sé, sé.

Francisco Manuel


lunes, 19 de junio de 2017

FE Y ESPERANZA

Hoy, según mi organigrama de trabajo, tocaba crítica de cine, pero esta semana ha sido especialmente dura para mí por las circunstancias que han acontecido y no he tenido ni ganas ni tiempo de ir al cine.Ha ocurrido que han operado de cáncer de colon a la madre de mi hijo, es decir, a mi ex-mujer y eso me ha afectado enormemente, y en esto no tienen nada que ver mis problemas de nervios sino exclusivamente mis sentimientos como ser humano y mi actitud como padre y como ex.Me afecta, pues, por ambas cuestiones: por mi hijo pues es su madre, y aunque mi hijo tiene ya 27 años y es prácticamente un hombre todavía necesita de su madre para muchas cosas, al margen de que una madre se quiere y se necesita siempre.Y en segundo lugar me afecta por mi ex por lo que decían los versos tan conocidos de Pablo Neruda: “Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise./Mi voz buscaba el viento para tocar su oído./ Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero:/ es tan corto el amor y es tan largo el olvido”. Los versos forman parte de la canción desesperada del primer libro de juventud de Pablo Neruda “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, concretamente de la canción desesperada. Me lo aprendí de memoria hace casi 30 años para recitárselo a mis compañeros del Instituto Nacional de Estadística donde trabajaba antes de entrar en la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía.
Antes me gustaba aprenderme de memoria los poemas de otros poetas, pero no llegué a aprenderme los míos. Es una paradoja, pero también una realidad.En estos días han acudido a mi memoria numerosos recuerdos adornados por la fe y la esperanza, dos de las virtudes teologales:
Nuestras largas estancias en Chipiona, leyendo la bibliografía de Camilo José Cela a pie de mar.El día en que me dio la noticia del embarazo de mi hijo.El día del nacimiento de nuestro hijo, cuando yo tuve que partir para otra ciudad para presentar uno de mis primeros libros de poemas porque ya estaba toda la publicidad hecha y no se podía cambiar el día.Nuestos viajes a Barcelona, nuestros paseos por el Parque del Tibidabo y la Plaza de Cataluña, las Ramblas y tantos rincones entrañables. Tal vez por eso no he vuelto a Barcelona desde nuestra separación. No me ocurre lo mismo como sabéis con Madrid.El mucho amor que nos tuvimos, pero como dijo el abogado que nos divorció: “La realidad es que el amor muere”, una frase muy apropiada para un abogado divorcista.Los muchos defectos que añadí a la relación, derivados muchos de ellos de mis problemas nerviosos, y que precipitaron en gran medida, pero nunca en exclusiva, la ruptura.Cómo leíamos juntos los poemas que yo escribía en la cama, bien apretados, muy unidos, recuerdo irrepetible.Su hija, habida en una anterior relación, a la que no supe mostrar como es debido todo mi amor, impropia impotencia.Ahora tengo fe en que se recuperará. Y tengo esperanza en que ello ocurra porque su desaparición dejaría un hondo vacío en mi vida y en la vida de mi hijo. Espero que las dos virtudes teologales me den suerte y demuestren una vez más que mi fe en Dios tiene sentido, cosa de la que no tengo la menor duda.Como dice la canción: “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay amor”. 

Yo no me esperaba que llegase un momento como éste porque siempre la he visto fuerte y trabajadora y no me la imaginaba en una habitación de hospital, cosa que le dije al visitarla allí. Parece como si mi novela Historia de una obsesión, Parte 1 del Monólogo en clave neurótica, se hubiese hecho realidad. En la novela hablo de un gran amor del protagonista que padece cáncer, pero lo supera. Espero que la realidad en este caso imite a la ficción.Es curioso cómo en la vida hay tiempo para todo y nos fortalece cada cosa que ocurre, siempre que se afronte con fe y esperanza, si no puede debilitarnos y consumir muchas energías que necesitamos para seguir viviendo por nosotros mismos y por todos los que merecen  la pena.Desde este artículo, con toda mi fe, lanzo un mensaje de esperanza para que mi ex-mujer se ponga buena y vuelva a revolotear otra vez como es costumbre en ella, y trasegar con paso firme, y a reñirme cuando me lo merezca.Creo en Dios y en su misericordia y deseo y sé que todo saldrá adelante positivamente, si no no tendría sentido la vida porque mi fe en Dios sería un fraude.Ahora tengo una mezcla de sentimientos encontrados que no estoy seguro de qué son o a lo mejor no quiero reconocer cuáles son, pero la realidad una vez más se impone a todo lo que ha ocurrido en la vida hasta el momento presente.
 Ella dice, a su habitual estilo, que no me coma el coco y que ya le han quitado la porquería que tenía dentro y que la tienen que analizar en el plazo de tres semanas. Me asusta el cáncer. Sólo la palabra ya me provoca un poco de rechazo. Hay otro caso en mi familia que está vivo pues el padre de mi cuñado también padece cáncer testicular, como Yeray, el jugador del Athletic de Bilbao y de la selección sub 21.Espero que esta historia también termine bien para que todos estén contentos. Tiene numerosos hijos que están preocupados por él. La mujer ya falleció hace años, casi cuando mi madre en 2009.Viva la vida y todos los sentimientos positivos que ésta genera. La solidaridad, el afecto, la compenetración y tantos otros que se suceden cuando es la enfermedad la que ataca la propia esencia de la vida. Hoy, más que nunca, hay que decir salud y suerte.


José Cuadrado Morales

miércoles, 14 de junio de 2017

PAZ ABSOLUTA

  Olas del mar fluyendo a través de tus sentidos,
  Haciendo que tu mente y tu cuerpo tiendan a producirte,
  Un estado emocional libre y puro,
  Sintiendo el sonido de las gaviotas que atraviesan tu alma,
  Tu mente y todo tu ser,
  Convirtiendo esos momentos en una sensación tan profunda y tranquila,
  Que todo lo que te rodea es pura y llanamente una burbuja de paz absoluta.


Jaime.

martes, 13 de junio de 2017

EL BARCO

Martes Siete de la mañana me despierta el despertador me voy a duchar, porque me espera una entrevista en un centro nuevo para mí.
Un mundo nuevo pero no me gustaría estrenar un nuevo mundo sin decir antes que yo soy una persona con problemas mentales, que va a escribir esto para un pagina Web nueva para mi y este relato nuevo para ustedes que se titula el “el barco”.
A veces montar en un barco no resulta muy difícil pero yo ya había embarcado cuando nací. Cuando vieron mi cara por primera vez imaginaron mi vida, una vida en la que yo iba a ser muy desgraciado. Decir que tengo problemas mentales y esto  no resulta muy placentero, estoy harto de sufrir y sufrir sin que las cosas me vayan bien. Mi mundo nuevo empieza ahora cuando más cansado estoy de sufrir.
 Sólo para ver este relato mío en vuestra sección merece la pena escribir, me llamo Francisco pero pueden decirme Cochisen o cochainer. Será otro mundo nuevo titulado “el barco”, montar en un barco sin pensar si la vela es fuerte, sabiendo que mi corazón late cada día con más fuerza por encontrar el amor de una mujer. ¿Y qué pasaría si esa mujer que encontrara un día viviese conmigo en mi casa o yo en la suya, ya sabes en tu casa o en la mía, y esa mujer quisiera jugar a un juego travieso?  Y un día yo dejase las llaves encima de la mesa y al mirar para otro lado ella me las cogiera de la mesa sin que yo me diese cuenta. Al día siguiente,  cuando yo buscara mis llaves no las encontraría y desaparecería mi recuerdo porque siempre las dejo en el mismo sitio para acordarme. Muchas veces dejamos nuestras cosas en algún otro sitio de nuestra casa que no es adonde deberían estar, donde siempre, y en ese momento es  como si desaparecieran de nuestra mente. Mañana cuando tenga que salir: ¿donde están mis llaves? En el barco no, en ese barco velero no están, ¿quién las tendrá? ¿Por qué no puedo acordarme donde las deje?. Tal vez piense que hay otro mundo pero no como el mío,  si no tuviera problemas mentales entonces ¿qué me pasará? Lean mi mensaje, lean detenidamente mi relato. ¿Quién quiere palomitas? Os vendrá bien como el café, para pensar en mis palabras una y otra vez. Si a alguien le gusta lo que escribo cuando yo pase, miren al cielo o miren ese nuevo barco, el que un día me dijo: embarca conmigo.      

Francisco.          

                                             



jueves, 8 de junio de 2017

LA IMPRENTA

El destino ha querido que me hayan invitado a participar en dos libros relacionados con Gutenberg y su magnífico invento: la imprenta. El primero es “Gutenberg, el genio de Maguncia”, que finalmente se ha publicado con el título “Gutenberg en Maguncia o sea liber universalis”. La invitación partió en el año 2014 de parte de la Editorial Corona del Sur en la que he publicado 10 de mis 14 poemarios y donde voy a publicar mis primeras tres novelas que constituyen una trilogía. La primera de las tres novelas, Historia de una obsesión, verá la luz en las próximas semanas.
En este libro se homenajeaba a Gutenberg y a la imprenta con un breve poema. Yo he escrito “Gutenberg y su imprenta” y dice así: 
Resultado de imagen de “Gutenberg en Maguncia o sea liber universalis”

“Sin ti, Gutenberg, y sin tu imprenta/
mis palabras permanecerían solas/
en cualquier rincón del universo,/
mecidas de vez en cuando por el viento/
y transportadas a una inmensa nada./
Gracias a ti y a tu imprenta/
mis palabras cobran más sentido en los libros /
y las entrego a tantos seres que nunca conoceré,/
pero que sé están ahí arropándome,/
dándome su fuerza y su cariño,/
proporcionando sentido a todo cuanto escribo./
Desde mi soledad literaria, Gutenberg,/
comparto con el tiempo mis palabras”. 

Este libro se ha publicado ya y ha contado con la colaboración de un buen número de poetas que han escrito poesía normal como yo y otros han  preferido la poesía visual. Estos libros cooperativos es una buena forma de publicación editorial. Yo he participado así en más de 60 libros y me ha ido muy bien y es una forma de estar en permanente contacto con el mundo editorial.
En este año 2017 he recibido otra invitación para participar en un libro colectivo. La invitación ha partido de la misma editorial, Corona del Sur. Se trata de comentar un libro sobre Gutenberg y su imprenta que se titula como mi poema del libro anterior: “Gutenberg y su imprenta”· No sé si es casualidad o lo han elegido a posta sus autores. Se trata de un libro sobre la vida y la obra de Gutenberg y de su imprenta. Una vez leído hay que comentar el libro y comentar también lo que es un libro en general para cada uno y hacerlo con una sola frase, es decir, el colmo de la brevedad. Mi frase es la siguiente: “Las palabras de Gutenberg hacen magia rodeadas de imágenes que incendian el alma”. Y es que el libro está compuesto de texto normal e ilustraciones y poemas visuales y he querido comentar en mi frase ambas cosas. Queda, pues, concluida mi participación en ambos proyectos editoriales en homenaje a Gutenberg y a ese gran invento que fue la imprenta.
Los homenajes vienen justificados por el quinto centenario de la publicación en imprenta de la Biblia políglota complutense en Alcalá de Henares en 1514 por Arnau Guillén de Brocar. Pero el mérito principal lo tiene Gutenberg, el creador de la imprenta moderna tal y como la conocemos.
La imprenta de caracteres movibles es el invento fundamental que marca el comienzo de la reproducción de la escritura a gran escala, el paso de los antiguos metales a los modernos métodos de impresión. Es decir, poner la escritura y la lectura al alcance de la mayoría, y no como estaban antes encerradas en los monasterios al servicio de unos pocos privilegiados, a los que hay que agradecer por supuesto su labor de difusión y conservación de escritos importantes.
Hay precedentes de la imprenta diversos, como el que se conoce de China desde muy antiguo. Los chinos, siempre tan activos en todo. Ellos hacían lo siguiente: sobre una plancha de madera pulimentada se escribía una oración o un edicto; se vaciaba de madera alrededor de la escritura y ésta quedaba en relieve; luego se impregnaba de tinta la plancha y se aplicaba sobre ella una hoja de papel de arroz y ya tenían listo el escrito.
En Europa los avances se hicieron paulatinamente. El desarrollo del grabado artístico con buril, sobre madera, en el siglo XV, llevó a concebir la idea de grabar separadamente las 25 letras del alfabeto latino. Así, las letras sueltas pueden ensamblarse, formar palabras, líneas, galeradas; y los mismos caracteres, después de la impresión de una página, pueden volver a utilizarse. La invención de estos caracteres móviles o caracteres de imprenta se atribuye al holandés Laureus Caster.
Gutenberg fue el que dio el gran salto al introducir el tipo suelto de metal y concebir el conjunto de procedimientos de impresión tipográfica: confección de matrices, fusión de los caracteres, composición de textos, impresión de prensa movida a mano. Sus primeras tentativas, en Estrasburgo, parecen datar de 1436. Desde 1450 a 1455 estuvo asociado en Maguncia con el platero Fust y con Peter Schöfer. Publicaron obras populares de religión, de gramática latina, calendarios, etc… La primera edición atribuida a Gutenberg, el Speculum humanae salvationis, fue hecha con caracteres de plomo. 
Más tarde Gutenberg se independizaría e imprimiría obras como Catholicum y la famosa Biblia de 36 líneas.
El invento de Gutenberg se extendió rápidamente desde el valle del Rin  por toda Europa. Fueron surgiendo imprentas en las distintas ciudades y la imprenta llegó a ser ya una realidad en toda Europa. Como anécdota podemos decir que en América del Norte la primera imprenta se estableció en Cambridge (Massachussets) en 1639.
Después de la imprenta tipográfica aparecieron nuevos procedimientos de impresión, que responden a nuevas necesidades o a nuevas posibilidades técnicas: el grabado en dulce, el aguafuerte y sus derivados, la litografía. La fotografía después dio lugar al fotograbado que junto con el offset nacieron a principios del siglo XX y que tuvieron una rápida extensión para la impresión de periódicos y catálogos. Después nacerían la serigrafía, la anilina, el offset en seco y la fototipia, auxiliares todos de las artes gráficas.
Después han nacido otros procedimientos que imprimen  sin contacto como el ouset y la xerigrafía. Y la imprenta no para de evolucionar.
Al parecer el primer texto impreso en la península Ibérica fue la Gramática latina de Bartomeu Mates, en Barcelona, en 1468. La imprenta se desarrolló rápidamente por España y antes de terminar el siglo XV existía por lo menos en 16 ciudades españolas. A principios de sigloXVI el cardenal Cisneros encargó a Brocar la impresión de la Biblia políglota complutense, realizada entre 1514 y 1517, a la que ya hemos hecho alusión.
La imprenta se ha desarrollado más rápidamente con la aparición de la informática y ésta hace que las posibilidades sean ilimitadas. Y todo desde la evolución de aquella primitiva pero maravillosa imprenta de Gutenberg, el genio de Maguncia. Su genio dio lugar a una enorme revolución cultural al poner la cultura al alcance de todos. Hoy no se entendería el mundo y la evolución de la Historia sin imprenta, sin periódicos, sin libros, etc… Y todo se sigue revolucionando con todas las posibilidades que ofrece la informática. Salud y suerte.


José Cuadrado Morales