jueves, 27 de octubre de 2016

PEQUEÑAS METAS

Quisiera escribir algo sobre como he ido mejorando en algunos aspectos  de salud mental  a lo largo del tiempo. La idea me la dio uno de los psicólogos que me ha tratado. Se trata en el día a día ir progresando poco a poco, proponiéndose pequeñas metas que al irse consiguiendo nos lleven a sentirnos mejor y a tener una aptitud mas positiva con nosotros mismos. El objetivo es doble: conseguir las metas y al mismo tiempo que eso nos sirva para aumentar la autoestima.
Algo tan simple como llevar el correo me llevó mucho tiempo y esfuerzo. Para que lo comprendáis yo estuve casi tres años con retrasos en el correo  y fue gracias a ir proponiéndome cada día hacer un poco al respecto como conseguí llevarlo al día con ayuda importante de los especialistas de la Unidad: empezar ordenando algunas cartas que tenía pendientes, luego ir colocándolas semanalmente en el archivador, ir eliminando las facturas innecesarias que se iban conservando año tras año y dejar solo las del último, en vez de mirar casi todos los días el correo elegir un día de la semana  para hacerlo dejando como opcional otro día de la semana para ello pero con la idea de que no podía perder el ritmo mas que ocasionalmente, abriendo algunas cada vez que me ponía a ello pero con la idea en mente de ir avanzando un poquito cada día.
Muchas las traía a la Unidad y con ayuda de algunos especialistas las revisábamos semana tras semana.  Sin prisa pero sin pausa. La idea que quería que comprendiera mi psicólogo era que no me agobiara por el problema y así lo hice, y que ir poco a poco ahora que disponía de tiempo era justo lo que había que hacer. Actualmente lo llevo al día y eso desde hace un par de años más o menos.
Como esto también he conseguido otras cosas que en su momento y actualmente me parecen difíciles de conseguir, como llevar a cabo reparaciones del hogar. Avancé en ello gracias también a la Unidad que me dio un impulso importantísimo hace años y con ayuda de mi hermana, de mi prima (que lleva la limpieza del hogar semanalmente) y de un amigo que he hecho en estos años cuya ayuda es inestimable a todas luces.
Lo último que he hecho ha sido cambiar el cordón de la ducha por uno nuevo. Algunas pequeñas reparaciones del hogar como estas son necesarias y las llevo a cabo de vez en cuando. Al principio quería ir a la tienda a por el cordón lo antes posible pero me dije: tienes que comer primero, déjalo para más tarde. Sin prisa porque no era necesario, todavía resistía el viejo.  Son pequeñas cosas las que se van consiguiendo pero a las que se le debe dar su importancia. Hacer esto no es tan fácil como parece y se debe pensar que conseguirlo es un gran logro para nosotros los que padecemos de enfermedad mental.
En esto estoy, en ir consiguiendo pequeñas cosas día a día e ir mejorando en todos los aspectos que pueda poco a poco.

 Jesús.


3 comentarios:

CRAP Calatayud dijo...

Bravo, Jesús

UnidadDia Renteria dijo...

Felicidades, Jesús. Son pequeñas, pero grandes cosas las que hay que ir haciendo poquito a poco. Nos ayudan a mejorar nuestra autoestima y a creer en nosotros. La montaña se sube a pequeños pasos, como nos han enseñado. ¡¡A seguir caminando!!

Hospital de Dia dijo...

Enhorabuena Jesús por tu escrito, en el taller hemos leído este escrito y cada uno hemos propuesto una meta y hemos reflexionado cómo llegar a esa meta desgranándolo en pequeños pasos. Un abrazo.