lunes, 18 de abril de 2016

BATIBURRILLO POLÍTICO

Desde la celebración de las últimas Elecciones Generales se han producido numerosas negociaciones, pactos, diálogos, amenazas, reproches y un largo etcétera de asuntos que parecen más bien un guión de 13 Rúe del Percebe del genial Francisco Ibáñez. Creo sinceramente que los españoles no nos merecemos este alarde de despropósitos que están protagonizando los partidos políticos, y eso sin hablar de la corrupción y otras ramificaciones que añaden más porquería a todo lo que estamos viviendo.
Lo que ocurre con los partidos políticos ocurre también en general con los españoles: que es difícil que nos entendamos. Parece como si el diálogo no fuera con nosotros y predominen los egos por encima de todas las cosas. Sobre temas de egos podríamos preguntarle a Pablo Iglesias, un experto en el tema, el político más ególatra que han dado las pasadas Elecciones.
Salvo decisión de última hora habrá nuevas Elecciones Generales el próximo 26 de junio, algo que no era necesario y que no va a arreglar el panorama político porque todo va a seguir igual. Va a ocurrir como en Grecia, donde hubo unas Elecciones en las que ningún partido obtuvo la mayoría absoluta y tampoco los diálogos dieron lugar a un gobierno de coalición. Tuvieron que celebrarse nuevas Elecciones y el resultado fue el mismo, pero entonces sí llegaron a una coalición. Se demostró que podía haberse dialogado mejor tras las primeras Elecciones porque sí hubo acuerdo en las segundas. Aquí, en España, va a ocurrir lo mismo: ahora no se ponen de acuerdo los partidos políticos y cuando se celebren nuevas Elecciones tendrán que ponerse de acuerdo porque de lo contrario quedarán más en evidencia de lo que ya están quedando.
Todas las propuestas que se han hecho han fallado. Por ejemplo: la oferta de Gran Coalición propuesta por el Partido Popular para formar un gobierno estable con el PP, PSOE y Ciudadanos. Era una posibilidad viable de no haber predominado tanto los egos personales y las diferencias programáticas, que es una de las circunstancias más insalvables que han dado al traste con todos los intentos de formar coalición. Nadie ha querido ceder terreno. Nadie ha querido ceder ni un poquito en su programa cuando las coaliciones se basan precisamente en eso: en la capacidad de ceder por el bien común y general.nn
También ha habido una oferta de coalición de PSOE, Podemos, IU y Compromís, pero ha fracasado fundamentalmente por el ego tremendo que tiene Pablo Iglesias, que ha querido imponer todas sus propuestas y se negado a ceder en terrenos que podía haberlo hecho perfectamente. Ha mamado en las fuentes políticas de Venezuela. Ha demostrado su chavismo, su defensa de la forma de gobierno de Venezuela y ha salido a relucir la financiación de Podemos por parte de ese país de escasa trascendencia democrática.
Se celebró una sesión de investidura con PSOE y Ciudadanos, pero sólo recibieron rechazo. Salieron a relucir las dos Españas, los reproches mutuos de lo que cada uno había hecho en el pasado. Salieron a relucir temas antiguos como el GAL y el proetarrismo de Pablo Iglesias y otras porquerías similares. En lugar de hablar del bien  común y de formar un  gobierno estable, con el fin sobre todo de no celebrar unas nuevas Elecciones, que no va a cambiar en absoluto el panorama político porque no se cambia tan pronto de voto.

Podía haber habido un mayor diálogo entre PSOE, Podemos y Ciudadanos, que podría haber conducido a un gobierno estable, pero ningún partido ha sido capaz de conjugar el verbo CEDER. Todos querían imponer lo suyo y nada más.
Pero el PP se ha inhibido desde el principio con su oferta de Gran Coalición, que la ha defendido hasta la extenuación. Mariano Rajoy ha demostrado su experiencia de gobierno y de ser Presidente.
El PSOE también ha puesto mucho interés en formar gobierno, pero hasta ha recibido críticas desde dentro de su propio partido y sus disputas con la Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, han sido frecuentes.
Hay que acabar con las viejas ideologías y defender por encima de todo la eficacia. Eso es lo que tienen que tener en cuenta los partidos a la hora de negociar: ser eficaces para los ciudadanos por encima de todo.
Se podía haber llegado a otra investidura con PP y Ciudadanos, pero tampoco ha sido posible el diálogo. Como podría haberse hecho una coalición entre PSOE, Podemos y Ciudadanos, pero los egos han  sido superiores al deseo de eficacia que debe guiar el comportamiento de nuestros políticos.
Ha habido muchas políticas totalitarias, sobre todo por parte de Pablo Iglesias, que es un recién  llegado a esto y se cree el amo del mundo y su forma de hablar es despectiva hacia los demás. Ya la noche de las Elecciones pidió una vicepresidencia y cuatro ministerios. Es decir, le importa más el poder que la eficacia.
Muchas amenazas y acusaciones mutuas. Muchos sacar el pasado en lugar de sacar el futuro, que es por lo que hay que mirar. Hay que tener en cuenta el bien general para que no pase lo que en Grecia, una nuevas Elecciones para los mismos resultados y entonces sí llegaron los partidos a una coalición, preferentemente de izquierdas, aunque yo insisto en el tema de la eficacia.
Si nadie lo remedia tendremos nuevas Elecciones el próximo 26 de junio, lo cual tampoco es una tragedia porque es una forma de seguir el ritual democrático. Veremos entonces qué ocurre y ya hablaremos de lo que resulte. Salud y suerte.



José Cuadrado Morales

2 comentarios:

Ura VIRGEN DEL ROCIO dijo...

Enhorabuena por este análisis político. Pero, ¿ustedes no se dedicabais más a la auto-ayuda? Estáis ocupando nuestro espacio en ese sentido !!!! jajajaja.

Anónimo dijo...

Estimados amigos de la Ura Virgen del Rocío: gracias por vuestro comentario. He pretendido ser lo más objetivo posible en un tema donde caben todas las subjetividades posibles. Me interesa la política y me interesa mi país, por eso he hecho este análisis político de la situación que actualmente se vive en España por la incapacidad de los partidos de llegar a un acuerdo de gobierno. Cierto es que no se trata de un artículo de autoayuda, pero a mí me gusta escribir sobre todos los temas, incluida la política. De vez en cuando lo hago. Espero que os haya gustado y ya me seguiréis leyendo otros artículos de autoayuda. Muchas gracias y un fuerte abrazo. José Cuadrado.