jueves, 29 de octubre de 2015

CRÍTICA DE CINE: EL DESCONOCIDO

 Se trata de una producción española del año 2015 dirigida por Dani de la Torre, que hace uno de los debús más brillantes del cine español de los últimos años. No me extrañaría que en la próxima ceremonia de los Premios Goya, a celebrar en el mes de febrero, estuviera nominado a la mejor dirección novel. Demuestra una madurez tremenda y un desparpajo extraordinario a la hora de dirigir el primer largo de su vida.
Es una película con numerosos productores como por ejemplo el Concejo de La Coruña y sobre todo Atresmedia que sigue apostando fuerte por el cine español. Ha hecho una campaña martilleante en televisión (aún sigue haciéndola), lo que imagino que estará llevando a mucha gente al cine, aunque justo es decir que el día que fui a verla estaba solo en la sala. Debía de ser la hora.
La película está construida con buenos actores: Luis Tosar, que no es santo de mi devoción, admito que está brillante. Ha mejorado bastante su dicción, con la que tenía serios problemas, como suelen tenerlos los actores argentinos. Al mejor entendimiento de la dicción de Tosar influye el estupendo sonido directo de la película, algo que se descuida muchas veces en el cine español.
Está también Javier Gutiérrez, que desde que hizo La isla mínima y obtuvo numerosos premios, entre ellos el Goya, está muy cotizado y se lo rifan para todas las películas. Aquí está estupendo como nos tiene acostumbrados. Además es un actor polivalente, que vale tanto para la comedia como para el drama y otros géneros.

Destaca también Elvira Mínguez, una de mis actrices favoritas, que tiene aquí el papel de su vida como Jefa de los Artificieros de la Policía. Demuestra una enorme madurez como actriz y borda su papel los momentos que aparece en escena.
Interviene también Goya Toledo, sólo como una colaboración especial, como esposa en la ficción de Luis Tosar. Al principio de la cinta hablan de soslayo de un posible divorcio. Su papel es anecdótico.
Hay muy buenos secundarios que hacen que la película sea mejor todavía. Veteranos del cine que actúan brillantemente y que elevan la película a una categoría superior.
La película es un extraordinario thriller que recuerda a Speed, una cinta que ha cumplido hace poco los veinte años de vida, en la que Sandra Bullock y Keanu Reeves intentan que no se detenga un autobús, o mejor que no baje la velocidad de 50 millas porque de hacerlo explotaría una bomba que ha colocado el estupendo villano de la cinta Dennis Hooper. La película estaba dirigida por el habitual director de fotografía Jan de Bont que aquí se pasaba a la dirección. Demostró una estupenda veteranía a pesar de ser un director novel. La fotografía era extraordinaria y los actores daban mucha credibilidad a la cinta, entre ellos Jeff Daniels.
El desconocido dura sólo 98 minutos y es densa, ágil, con buenos efectos especiales y buenas actuaciones. Se hace corta en definitiva. Nos deja sin respiro prácticamente durante todo el metraje.

En la película Carlos, Luis Tosar, es un ejecutivo de Banca, concretamente director de una sucursal bancaria, que empieza el día con la rutina habitual de llevar a sus hijos, Sara y Marcos, al colegio. Cuando arranca el coche recibe la llamada de un desconocido que le dice que hay una bomba debajo de su asiento. Si sale alguien del coche explotará la bomba.
Le dice que reúna una cierta cantidad de dinero o de lo contrario volarán por los aires. El chantaje es claro y se plantea prácticamente desde el principio de la cinta sin que se haga en ningún momento monótona o tediosa.
La cantidad es muy concreta: 460000 y pico de euros, que corresponden a los 60000 y pico que tiene Carlos en su cuenta en el Banco donde trabaja y 400000 euros que le exige a su Banco por haberle estafado con un producto tóxico ( aquí el director Dani de la Torre hace una crítica indirecta a la situación de la propia economía española por la cantidad de escándalos relacionados con productos tóxicos como se han producido en los últimos tiempos, siendo probablemente el peor de todos el de las preferentes, que ha hecho perder los ahorros a miles de personas. Muy oportuno el tratamiento de este tema en la cinta, acierto del director y del guionista).

Carlos se dirige al Banco para conseguir el dinero. Cuando llega el desconocido hace estallar el coche de un compañero llamado Víctor. Quiere demostrar con esa bravuconada que va completamente en serio. Resulta herido de gravedad con la explosión el hijo de Carlos. Aterrorizado éste arranca el coche y se va. La policía se entera de lo sucedido y sitia el coche de Carlos en una plaza, creo que de La Coruña, lugar del rodaje de la película. Me pareció ver la Torre de Hércules. Interviene entonces la Jefa de Artificieros, que ya hemos dicho que es la actriz Elvira Mínguez, Belén en la ficción.
Monta un operativo. Le quitan las puertas al coche. Aquí quiero señalar el mérito del rodaje de la cinta, en gran parte dentro del coche. Se aprovechan todos los ángulos del mismo por parte de los operadores de cámara, que hacen un trabajo excelente.
Se negocia con el desconocido para dejar salir al niño malherido. Accede. Se lo lleva una ambulancia. Al final de la cinta incluso aparece con muletas debido a la gravedad de las heridas. También deja salir a la niña. Está en realidad dentro de sus planes como ahora veremos.
Quedan solos Carlos y el desconocido. Es como un duelo, como un western. Se requiere la presencia de un negociador de la policía. Entonces el desconocido se hace pasar por policía. Empieza la actuación de Javier Gutiérrez, que ha estado hasta entonces en la sombra.
El desconocido, que ha dejado de serlo, se presenta a Carlos. Su nombre es Lucas. Le dice lo de los productos tóxicos que le llevaron a la ruina: sin dinero, sin casa, sin mujer porque se suicidó al perderlo todo, incluso el domicilio. Luis Tosar, Carlos, llora y admite que sabía que eran productos tóxicos.
A Lucas le da todo igual ya porque no tiene nada que perder. Pone en marcha un mecanismo de relojería que cuenta cinco minutos hacia atrás. La bomba estallará en cinco minutos.
Desesperado Carlos arranca violentamente el coche y se va por la ciudad hacia el mar o el río. Se mete en él y el airbag hace su función. No hay airbag en el asiento donde está Lucas. Carlos se salva. Se escucha una fuerte explosión. Desconocemos el final de Lucas. El director ha preferido dejar el final abierto a la imaginación del espectador. Es un acierto más de la cinta para hacer que la intriga continúe incluso después de ver la cinta.
Al final de la película Carlos recibe una llamada del nuevo Director General del Banco y le ofrece un puesto mejor. Carlos sonríe irónicamente y le cuelga el móvil sin decir palabra. No quiere sabe nada más del Banco y de los productos tóxicos.
Estamos, pues, por toda la historia que he contado ante una muy buena película no recomendada para menores de 12 años. Una película intensa, cargada de emociones, muy bien montada, impropia de una primera cinta. Gran mérito el de Dani de la Torre. Le concedemos cuatro estrellas. Y habrá que estar atentos a la ceremonia de los próximos Premios Goya para ver si tiene el protagonismo esta película que creo sinceramente merece. Salud y suerte.

Trailer oficial.




Calificación:



José Cuadrado Morales

3 comentarios:

UnidadDia Renteria dijo...

Gracias por tus sugerencias y aportaciones. nosotros tenemos la oportunidad de participar en el Zineforum sobre salud mental aquí en Gipuzkoa. veremos Elling, El Solista, mejor.. imposible. A ver si así nos animamos a ir más al cine. un saludo

Anónimo dijo...

Celebro, queridos amigos de Rentería, que mis críticas de cine os animen a ir a ver más películas, que siempre nos acompañan y nos enseñan elevando nuestro nivel cultural. Es bonito el mundo del cine y es lo que pretendo transmitir con mis sencillas críticas. Un abrazo muy fuerte para todos. José Cuadrado.

Camilo Perez dijo...

LosRitual del Trabajo son una actividad con actitud mental positiva que juega un rol importante en todo lo que tú quieras realizar por eso yo a menudo practico estos procesos
con mis amigos y allegados.