martes, 22 de septiembre de 2015

ACCIÓN, REACCIÓN, PENSAMIENTOS, SENTIMIENTOS

El año pasado tuve la suerte de pasar digamos las vacaciones en Chipiona , quitado de la calor de aquí de Sevilla, al lado del Mar y con mis seres queridos ( con los que paso mi día a día ). Este año también he tenido esa suerte pero parece que los días se me pasaron mas ligeros, esto de que la vida son dos días y la tenemos que vivir intensamente como si todos los días fueran los últimos cobran mas vida en mi pobre pero mía biografía. A veces  hablo sin pensar las cosas a lo mejor sin saber que puedo herir a alguien o a veces me equivoco, pero he estado mucho tiempo siendo un esclavo, o dejando pasar la vida sin mover un dedo pero poco a poco cogiendo conciencia de lo que me afecta pues paso a la acción. 
Acción , Reacción, Pensamiento, Sentimiento, todo un surgir, un intento de buscar una nueva identidad de intentar buscar un camino, de intentar poner un granito de arena en el mundo que me rodea. Lo digo porque este año no he estado anestesiado con tanta medicación que “la tenia un poco mas alta el año pasado “, y con el alcohol. Este año no ha corrido una sola gota de alcohol por mis venas. Esto a lo mejor es lo que me hace pensar que este año se me ha pasado antes, el año pasado aparte de hacer la vida de este año lo complementaba con la vida de noche y claro es como si hubiera vivido mas tiempo. Pero me quedo como ahora ya que el alcohol solo me hizo tener alguna experiencia desagradable y peleas.
 Este año he suplido la ingesta de alcohol con actos culturales como conocer un poco la cultura de Chipiona, sus playas, sus calles, sus corrales, su pesca, su agricultura, su cultura. Eso de Vacaciones que pongo en el enunciado de este articulo lo voy a explicar, lo he puesto por ponerlo, pues yo personalmente para mi todo el año son vacaciones porque casi siempre hago lo que me apetece. Desde que me concedieron la discapacidad y con la buena limosna que nos da el estado, por lo menos tengo “pa” mis gastillos, este nivel de vida a veces me desconcierta porque cuando no estén mis padres haber como llevo este nivel. Un nivel que deberían tener todas las personas. Hablo de vivir desahogado sin grandes lujos, pero que ironía, pues que mayor lujo que tener la suerte de tener conciencia de estar vivo, aunque eso que se lo cuenten a los que huyen de la guerra o del hambre. Bueno también se me ha hecho mas corto porque e tenido muchos tiras y afloja algunas veces con mi padre y otras con mi pareja, pero esto me ha servido para darme cuenta que mi nivel de exigencia y tolerancia estaban subiendo como la espuma. 
Este nivel lo estoy bajando y aparte he aprendido un poco mas a relacionarme con mi padre y mi chica.  ¿Cómo?  poniendo mis limites y expresando los sentimientos que me hacían sentir mal. Bueno el año pasado muchas veces bebía, perdía el control,  y lo que es en la casa no hacia ni por fregar los platos y este año según mi madre:  En Agosto no se ha tomado las vitaminas de la vista pues se encontraba bien según ella me dice porque no ha tenido que coger el recogedor, la fregona, la bayeta o el trapito. Aunque hay que reconocer que la comida y la ropa si que se ha encargado ella. Y sobre el alcohol ha sido tal  mi nivel de desapego y rechazo que un día  era el  pregón de las fiestas del Pueblo, cantaba un conocido mío, y  había baile. Pues fui con mi pareja, cuando llegamos estaba cantando mi amigo y nos acomodamos, después empezó el pregón, se estaban leyendo poesías de personajes influyentes que habían dejado su granito de arena en su paso por Chipiona. 
En casi todas hablaban del famoso moscatel, moscatel, moscatel moscatel, moscatel, moscatel. Yo al principio lo escuchaba embobado pero poco a poco con tanto moscatel me empecé a sentir mareado después me dio vueltas la cabeza y no se si me dio hasta fatiga, el caso es que agarre la mano de mi pareja y le dije: “niña vámonos que tengo la cabeza que me da vueltas como que parece que estoy mareado de tanto vino”  y nos fuimos. Bueno que la vida aunque a veces nos de un trago amargo o parezca que no hay luz que no hay esperanza, pienso que la vida es el mejor regalo de la vida por mi parte la intentaré vivir como hasta ahora pero con la consciencia que estamos de paso y si tenemos problemas hay que intentar salir de ellos y no quedárnoslos. Animo a todas las personas que lean esto y no se encuentren bien, yo personalmente estoy muy desanimado ahora pero al igual que la alegría es otro sentimiento que eso no nos impida hacer lo que nos gusta. Y Basta ya de tapar tantos sentimientos con fármacos porque en vez de tantos psiquiatras deberían haber mas psicólogos, aunque no digo que este en contra de la medicación.


José Manuel

2 comentarios:

UnidadDia Renteria dijo...

Felicidades por ese añito sin beber. a seguir así!!!

Anónimo dijo...

Ole los cojones de mi Jose Manuel que asi sigua muchos años