miércoles, 3 de junio de 2015

EL ALCOHOL, MAL COMPAÑERO DE VIAJE II

Al poco tiempo, me fui unos días a la casa que tiene mi novia en la playa, todo iba genial pero la segunda noche decidimos salir a dar una vuelta, era puente y había algo de ambiente porque si no ese pueblo esta desierto. Bueno, ya fuera de la casa le dije a mi pareja de bebernos unas cervecitas “JODER ES QUE SOY MASOQUISTA” y nos paramos en un sitio y nos tomamos dos cervezas. Yo ya estaba loco por seguir bebiendo, llegamos a otro sitio,  ella  no bebe tanto y además sabe parar a tiempo pues mientras ella se bebía una yo me tome unas siete, ya al tener tanto alcohol en mi cuerpo en vez de parar quise  buscar otro sitio, uno de litronas.  Pero claro eso allí a esa hora resultaba imposible y cuando iba a otro bar me encuentro un sitio de litronas que no conociamos y que te las puedes beber allí, era mi guarida perfecta. Pues después de tomar otros cuantos litros allí y al decidir irnos ya a casa a descansar, paso lo que me suele pasar como ya tengo comprobado, si tomo algo no puedo parar, pues me llevé un  litro para el camino, claro mi chica viendo como estaba me tiró la botella  en medio de la calzada para que yo no bebiera más, pero yo enfadado me fui al establecimiento a por otra y ella me la volvió a tirar. Cuando iba por la tercera, mi novia le dijo a la dueña que no me vendiera mas alcohol porque estaba muy mal y ella le contesto “que estaba allí para vender” con lo que la volví a comprar. Con todo esto, ambos muy puestos, empezamos a discutir por la calle y digo empezamos porque yo ya a partir de ahí no me acuerdo mucho,  bueno el caso es que como estábamos armando mucho escándalo, una pareja entre tanta gente se fijó en nosotros. 
Mi chica me dio un "par de guantadas" y  según ella porque no sabia como hacer para que yo no bebiera, con lo que yo respondí con unas patadas. Claro al ver esto llamaron a la policía y vino al momento. Le preguntaron  si yo le había dado patadas y ella en ese estado dijo que si y al momento nos separaron y nos detuvieron, a ella la llevaron al medico para ver si tenia lesiones y al ver que no tenia nada y que estaba bebida le dijeron que por la mañana fuera a la comisaria a declarar para ver si me quería denunciar. A mi me detuvieron y me llevaron para tomarme declaración por maltrato, yo solo preguntaba por que cómo estaba ella. Estaba preocupado, me veía detenido y queriendo estar con ella, el policía me tranquilizaba diciéndome que pronto la iba a ver, pero ellos me habían detenido y yo no tenia ni pizca de idea de  porque me detenían pues no era consiente, ni me acordaba que yo le diera patadas y estuviera detenido por violencia de genero. En toda la noche harto de dar explicaciones a la policía y pasar toda la noche detenido me dejaron marcharme por la mañana con mis padres porque valoró un policía que estábamos los dos borrachos y que mi novia en todo momento estuvo en comisaria preguntando por mi, pidiendo que me trataran bien y que necesitaba mis pastillas. Cuando le prestaron declaración ella  insistía una y otra vez que estábamos borrachos y que ella me dio "las guantadas" primero y que yo era muy bueno con ella y que era muy feliz y que solo quería verme.
Por la mañana cuando mis padres llegaron, le pidieron a mi pareja que estaba acompañada de su padre que se fueran que no podíamos tener contacto y así se hizo. La policía me invitó a abandonar el pueblo e irme a mi casa y dejar pasar el tiempo pero yo en cuanto estaba en la estación le mande un wasapp  diciendo que me iba y que lo sentía y me llamó de inmediato y se vino a buscarme nerviosa y llorando y me quede con ellos los días que quedaron del puente. 
Por un lado me alegro de que este consumo de alcohol no quedara en resaca y perdida cognitiva sino que tuviera unas consecuencias mas importantes para a ver si así aprendo que el alcohol no me trae nada bueno y jure de verdad no beber nada mas en la vida.
Ahora venia la feria de Sevilla y no sabíamos si ir por el consumo de alcohol y no íbamos a ir pero no se si el martes de feria por la noche nos llamo una parejita de aquí de la URSM para ver si íbamos a la feria con ellos, lo que me dio alegría de salir con ellos y decidimos ir. Pues fuimos a la feria y todo iba muy bien pero yo al ver que esta pareja se tomaba su manzanilla y veía el ambiente, me deje engañar y le dije a mi novia "vamos a tomar una o dos cervecitas, ¡coño que es feria!" y ya estamos escarmentados “no nos vamos a pasar y voy a saber parar” entonces nos tomamos unas cervecitas bailando, hablando con los extranjeros haciendo migas con toda la gente y claro si la feria esta para eso. 
Pero como estábamos ya chispados le propuse irnos a un hotel o pensión para yo no llegar contento a casa pero en el fondo era para seguir bebiendo también y así lo hicimos. Recuerdo que nos llevamos una botella JB, no deshicimos ni la cama en toda la noche, solo era beber y cuando me trinque la botella le dije a mi novia que bajara a traerme botellitas de alcohol y ella como no sabia ya que hacer porque se estaba imaginando que esto iba acabar mal, llamo a mis padres para que me recogieran y cuando se presentaron en el hotel yo me quede sorprendido y como estaba fuera de mi me dije una serie de cosas que según mi pareja escupí a la cara a mi padre y los eché fuera de mi vista. Nos fuimos del hotel y ya totalmente descontrolado empecé a pedir dinero por la calle para beber, tenia dinero, pero en esas condiciones ya uno no sabe ni lo que hace, al final acabé en una céntrica calle tirado en el suelo chillando y gritando. Vino la ambulancia y me llevaron al hospital, allí me tuvieron que amarrar y quedarme unas 10 horas ingresado a la espera de evaluación. Cuando ya me tranquilicé, al tiempo me soltaron y me quede en la habitación esperando a ser visto por el psiquiatra. 
Cuando me dieron el alta,  me acuerdo del camino a casa, acompañados de mis padres, me sentía peor que fatal, peor que una mierda todo trastornado desilusionado triste amargado. Después de esto me fui a mi psiquiatra y lo que me dijo es que si hubiera seguido sus indicaciones de tomar el Antabús durante un año me hubiera ahorrado todo esto que le estaba contando. Yo llegué a pensar que si mi psiquiatra me prescribía el Antabús yo me cambiaba de médico pues yo con esa medicación no me siento libre. Pero he cambiado mi punto de vista y ahora me la tomo como se me a indicado y me siento ahora bien con ganas de seguir mi tratamiento y agradecido a todas las personas que trabajan con nosotros en salud mental. Gracias a Dios todos estos episodios, en vez de separarnos, a mi pareja y a mi, nos han unido mas, pero claro hay que decir YA BASTA¡ Y Es que cuando uno se engaña yo creo que no hay mecanismos secretos ni ocultos sino que uno se engaña porque en el pensamiento tiene esa ventana o puerta abierta a  descartar o quitar importancia a las cosas que nos perjudican. Con lo Feliz que soy tomándome un café o un coca cola zero con mi pareja charlando o lo que sea.

J.M.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro mucho que lo superaras eres muy valiente .una compañera

UnidadDia Renteria dijo...

El alcohol nos ha jugado a muchos muchas malas pasadas... Parece que nos ayuda, o nos relaja pero lo cierto es que nos confunde y acaba provocando muchos problemas. Es dificil dejarlo, pero cuanto más lejos, mejor. F.Javier

Anónimo dijo...

Me alegro que hayas tomado la decision de tomar el ANTABUS voluntariamente solo que no te engañes mas y no lo dejes de tomar , en la vida te pasaran mil cosas desagradables y desde luego el alcohol en tu caso hijo no es la solucion , si te quieres matar alla tu pero tienes que pensar que siempre dentras de nosotros hay gente que lo sufre y padece asi que no te engañes mas y no dejes la medicacion hasta que tu medico lo crea conveniente y mas si dices que eres feliz y disfrutas con un simple cafe o coca cola y no te hace falta esa mierda, muchos animos y pa lante