domingo, 31 de mayo de 2015

COMENTANDO LO COMENTADO

Comentarios  del artículo  "LA ENFERMEDAD MENTAL PRODUCE SOLEDAD Y EXCLUSIÓN SOCIAL" 

“Tenemos que aprender a vivir nuestra vida, pero la nuestra, aunque vivamos en sociedad. Tenemos que luchar por nuestros sueños, no por los del vecino, hacer las cosas que me gustan a mí, no a los demás. El problema es que un porcentaje muy alto de veces estamos más pendientes de lo que piensan, hacen, tienen... los demás, que de lo que nosotros mismos pensamos, tenemos o simplemente queremos hacer. Así alcanzaremos la felicidad, si no lo único que vamos a conseguir en esta vida es estar estresados y amargados. El lema sería: ¡¡¡YO QUIERO...!!!” Comentario realizado por  el CRPS de León 20/3/2010.

“Es  increible al mismo tiempo que triste que a estas alturas de la vida, siga habiendo tanto desconocimiento sobre la enfermedad mental, esto hace que todavía nos sigan mirando como seres raros, agresivos.... Si hubiera más psicoeducación social yo creo que la cosa cambiaría. Todavía nos queda mucho camino por recorrer”. Comentario realizado por  Rosa el 2/3/2010.


Comentarios  del artículo "LA BUENA MUERTE" 

“Tus reflexiones sobre la muerte y la vida me hacen pensar en muchas cosas. En este momento tengo a mi madre de 87 años enferma con una rotura de cadera en el hospital y me preocupa bastante por la edad avanzada de ella y lo peligroso, aunque no lo parezca en principio, de una rotura de cadera. Solo se que odio la muerte, y que, aunque me cueste trabajo vivir por la pérdida de facultades que supone esta enfermedad, estoy contigo en que lo más importante es mirar al futuro y ver vida en todo lo que se ponga por delante de nuestros ojos. Ver la vida en todo. A pesar de estar mal o enfermo, superarse, superar todas las barreras que puedas, sembrarse de optimismo y recoger la cosecha: vida. Esto contrasta un poco con la tónica de lo que pensaba de joven: según un amigo, y yo compartía esta idea, el pesimismo era consustancial a la vida misma. Un pesimista era un optimista bien informado. Visiones de joven. Si, se puede ser pesimista pero no con un punto de vista negativo hacia la vida. Yo de joven era pesimista, pero tenía un punto de vista optimista hacia la vida. Pensaba que este no es el mejor mundo de los posibles y que había que hacer por mejorarlo. En este sentido, el que le da Voltaire a la vida, el pesimismo puede ser vitalista, en el sentido de estar continuamente preocupado por mejorar la vida en general”. Comentario realizado por  Jesús el 24/12/2013

“La vida es como un túnel largo y obscuro, donde poco a poco vamos deprimiéndonos más, hasta que un día nos atrevemos a pensar claramente en la muerte, en ese instante del corazón brota una chispa de felicidad e instintivamente levantamos la mirada al frente y descubrimos que al fondo del tunel se abre una puerta mostrando un mundo luminoso y amplio, la verdadera vida.... la paz. 

Y te juras a ti mismo que jamás volverás a caer en la tentación de volver a nacer. Esa es la gran y única lección de esta vida”. Comentario anónimo  8/12/2014.



2 comentarios:

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Llegar a vivir en paz, con la paz como emblema, es para mi conseguir la felicidad. Estoy en ese camino que es el que he intentado conseguir llevar toda mi vida. Yo creo que es lo que intentamos todos, aunque hay que esforzarse día a día porque el mundo nos pone a prueba continuamente, quizás más a los que padecemos una enfermedad mental, aunque quizás nosotros que tenemos esta enfermedad por tener los apoyos médicos y sociales necesarios, también por nuestra experiencia al haber vivido mas, conseguimos vivir en paz con mas facilidad que otros que no tienen estos apoyos o que tienen menos experiencia. Valoramos mucho las buenas maneras y tener flema de serenidad para hacer frente a las situaciones escabrosas en que nos puedan poner.

Hospital de Dia dijo...

Que bonito sería tener Paz... aunque a veces es difícil... la vida es un camino con obstáculos y debemos estar preparados, disfrutando del camino y sin fijarnos demasiado en el pasado ni el futuro...