jueves, 29 de enero de 2015

CRÍTICA DE CINE; MUSARAÑAS

Se trata de una producción española del año 2014, dirigida por Esteban Roel y Juan Fer Andrés. Se trata de la primera película de ambos y no sabemos si estamos ante una larga colaboración como ocurrió con Albacete y Menkes, como comentamos cuando hicimos la crítica de la primera película en solitario de Menkes. Ahora precisamente Albacete está haciendo su primera película en solitario.
Juan Fer es también uno de los dos guionistas y además es el montador de la película, algo fundamental porque de ello depende el ritmo bueno de la cinta. Y Juan Fer en este sentido ha hecho un buen trabajo porque la película cuenta con un montaje realmente bueno.
Hay tres productores fundamentales de la cinta, el más conocido de todos Álex de la Iglesia. La cinta tiene mucho de Álex: el humor negro, el terror, etc… Hay otros productores menores, entre los que cabe destacar a Canal Plus, siempre apoyando al cine español.
La película dura 95 minutos, lo cual es elogioso porque no se alarga en absoluto. Tiene la duración exacta. No está recomendada para menores de 18 años y es comprensible, fundamentalmente por la parte gore de la cinta.
La película es una mezcla de drama, thriller, terror y gore, es decir, terror truculento. La distribuidora es Sony. Entre los actores cabe destacar el cuarteto principal: Macarena Gómez, realmente excepcional en el papel de Montse. Ha sido nominada al Premio Goya a la mejor actriz principal y seguramente lo conseguirá porque su interpretación es inmejorable. Macarena precisamente trabaja también en televisión en la serie La que se avecina, haciendo un papel opuesto con vis cómica. Macarena está envejecida, vestida de negro, como ambientada en los años 50 que está la película. Es muy religiosa además.
Después está Nadia de Santiago, la otra musaraña del título, salida de la televisión. Interviene en series como Amar es para siempre y Amar en tiempos revueltos. Hace también un trabajo excepcional, aunque en menor medida que Macarena.
Están después Luis Tosar y Hugo Silva. Tosar casi sólo aparece en espíritu a Montse o en algunos flash-backs. Y Silva también proviene de la televisión, de la serie Los hombres de Paco, aunque ya lleva una interesante carrera en cine, donde ha trabajado incluso con Almodóvar en Los amantes pasajeros, que ya criticamos en este blog.
Montse (Macarena) es una mujer que ha perdido su juventud cuidando de su hermana pequeña. En la película ésta cumple 18 años, los mismos que lleva muerte la madre porque murió en el parto. Viven en un siniestro piso del centro de Madrid. Montse le ha hecho creer a su hermana pequeña (La niña, nunca se dice su nombre) que el padre (Tosar, tampoco se dice nunca su nombre) las abandonó cuando murió su madre. La verdad es muy distinta y se la dirá avanzada la película : abusaba sexualmente de Montse y ésta temía que también abusara de la niña, por lo que a los cuatro años de morir la madre lo mató y enterró detrás de una pared con una foto de Montse y la niña.
Montse padece agorafobia (miedo a los lugares abiertos muy llenos de gente). La agorafobia ha multiplicado sus obsesiones y su desequilibrio. No es totalmente consciente de su enfermedad. Lleva años encerrada en casa sin salir para nada. Su único contacto con el mundo es su trabajo casero de modista. Tiene una clienta fija y buena, Doña Puri. Ésta le tiene puesto un tratamiento mandado por su marido que es médico: dos gotas de morfina en agua tomada antes de dormir la siesta.
Montse es muy protectora y posesiva respecto a la niña. No quiere que salga con hombres. Tiene que salir a la calle porque trabaja en una tienda. Como ve a un chico inventa excusas relacionadas con la tienda como que está haciendo un inventario y cosas por el estilo. Hasta el día que Montse los ve por la ventana y montan una bronca de cuidado, con golpes, planchazos, etc… Después viene la calma.



Un día un vecino del piso de arriba, Carlos Cuenca, sufre un accidente en la escalera. Huye y no se sabe por qué. Es una de las diversas elipsis narrativas que tiene la película. El caso es que Carlos se casa en breve con Elisa. En el accidente se parte una pierna y Montse lo mete en su casa, lo rapta literalmente. Lo secuestra. Se le gangrena una pierna. Montse le da morfina para el dolor. Para conseguir más morfina para ella y Carlos le hará un traje de novia gratis a la sobrina de Doña Puri. 
Otro día Elisa entra en casa de Montse y ve a Carlos. Montse la mata y descuartiza, lo cual es terror gore. Utilizará su torso para probar vestidos. Es el humor negro de Álex de la Iglesia y de los propios directores de la cinta. Doña Puri descubre lo que ha hecho Montse con Elisa y mata a Doña Puri y a su sobrina. Montse actúa como las musarañas: roedores solitarios que envenenan a sus víctimas para devorarlas. La otra musaraña es la niña.
A Montse sólo le falta matar a la niña y a Carlos, pero la niña es una buena musaraña también y se adelanta y mata a Montse. La niña y Carlos huyen. Han vencido a la musaraña principal, Montse.
La música está muy imbricada con las imágenes y la tensión y el terror de la cinta. Hay una canción que es una nana, muy bella, que se titula Duerme.

La película es buena y la catalogo con 3 estrellas. La recomiendo. Es una película singular en el cine español.
La película es de terror clásico con efectos de maquillaje y sonido, no imágenes creadas por ordenador que menguan el realismo y el verismo de la película.
Es, sin quererlo, un bueno ejemplo de cine de salud mental porque se ve claramente la agorafobia de su protagonista y todas las obsesiones y el desequilibrio que le provoca.
La idea original de la película es de Ángel Amorós, director de fotografía de la película. Precisamente el origen de la película es un  corto escrito por Ángel Amorós  titulado Zapatos y dirigido por Emma Tusell.
En definitiva, una buena cinta española para disfrutar. Nunca faltará cine español en este blog. Salud y suerte.

Calificación: 

José Cuadrado Morales

1 comentario:

mercedes gallego dijo...

Vaya spoiler que haces de la peli...