lunes, 5 de mayo de 2014

LA APATÍA

"Con la apatía se nos quitan las ganas de hacer cualquier cosa"
La apatía es un estado de ánimo bajo, en la que se nos quitan las ganas prácticamente de hacer cualquier cosa, incluso aquéllas que más nos gustan. El estado del tiempo influye bastante cuando se está apático, sobre todo cuando hace calor. Yo como muchos de vosotros, en muchas ocasiones me encuentro apático, independientemente del lugar en el que me encuentre y con la gente con la que esté en ese momento, y eso, a veces hace que los que están con nosotros en esos momentos, piensen o crean que estamos un tanto antipáticos con ellos, y es que es muy normal que piensen eso. Donde no podemos estar apáticos o por lo menos aparentarlo, es en un empleo, que es  uno de los lugares en los que tenemos que rendir al cien por cien y borrar de nuestro rostro el reflejo de esa posible apatía. No confundamos “Apatía”, con “Antipatía”, que son dos estados de ánimo distintos. La apatía es un estado bajo de ánimo y sobre todos de desgana, y la antipatía es un sentimiento de rechazo hacia alguien o algo predeterminado.
"No confundamos apatía con antipatía"
Con nuestra enfermedad es fácil caer en la apatía, ya que entra dentro de un estado de ánimo depresivo, y no es fácil de superar dicho estado cuando una persona se encuentra con mucha apatía. Este estado tan bajo de ánimo suele manifestarse en nuestro interior sobre todo por las mañanas, justamente en esos momentos antes de levantarnos de la cama, y sobre todo cuando oímos que suena nuestro despertador. Esos son los momentos en los que tenemos que tener voluntad y hacer algo de esfuerzo de no caer en ese estado apático, aunque seguro que a muchos se les hace difícil, pero es normal, se comprende, ahí es donde entra otro sentimiento, pero éste positivo, la empatía, que más o menos viene a referirse, ponerse en el lugar de una persona.

Jaime Castillo

4 comentarios:

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Yo también me he encontrado apático muchas veces, es algo en que se cae teniendo nuestra enfermedad con relativa facilidad,pareces no tener ganas de nada, te cuesta un mundo hacer cualquier cosa, pareces bloquearte hasta el punto de sentir un impedimento al querer hacer una actividad de tu vida diaria que en otra situación harías con mucha facilidad.Pero con ayuda se puede superar, yo lo he hecho y estoy actualmente en ello con algo tan simple como llevar el correo al día:lo voy consiguiendo, con la ayuda que nos proporciona la Ura.

Jesús

UnidadDia Renteria dijo...

La apatía es nuestra fiel compañera... qué difícil es vencerla!! cómo tú dices, levantarte todas las mañanas y venir al centro es todo un triunfo. Pero si la actividdad a realizar es significativa, gratificante o motivadora, es más fácil, ¡¡ánimo!!!

CRAP Calatayud dijo...

Es en cierta medida reconfortante ver que a todos nos pasan cosas parecidas. ¡Ánimo y a seguir!

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Pues si, así es la apatía por desgracia se fortalece aún más con nuestra enfermedad.

Gracias por leer mi articulo, y por vuestros comentarios, un saludo.

Jaime.