jueves, 24 de abril de 2014

CRÍTICA DE CINE: NEED POR SPEED

Se trata de una producción de Estados Unidos del año 2014 de la potente Dreamworks pictures y distribuida por DeAplaneta, una distribuidora especializada en películas de terror que de vez en cuando distribuye otro tipo de películas como ésta que nos ocupa que es de acción.
El director es Scott Waugh, quien fue especialista antes que director de cine. Como director ésta es su segunda película. La primera fue Acto de valor. Sobre Need for speed opina que él no defiende las carreras ilegales de coches, sino las carreras en general y el sentido de la velocidad, sobre todo la velocidad punta, y los adelantamientos y los accidentes espectaculares sin muertos. Todo eso forma parte de la Fórmula Nascar y la Fórmula 1, perfectamente legalizadas y con las normas muy concretas.
Los actores principales son Aaron Paul, Dominic Cooper, Imogen Poots, Dakota Jonhson y Michael Keaton. Sobre éste último ya comentamos cuando hicimos la crítica de Atrapada en la oscuridad que había estado apartado del cine durante varios años, pero que ahora tenía diversas películas pendientes de estreno. Ya se estrenó Robocop, donde interpretaba al director de la Corporación OmniCorp responsable de la fabricación de Robocop, muriendo a manos de éste por su actitud despótica con todo el mundo, especialmente con el Director Científico de la Corporación interpretado por Gary Oldman. Ahora se estrena Need for Speed, pero tiene más películas pendientes de estreno. Y como verán con registros interpretativos completamente distintos, lo que da idea de su calidad como intérprete.

La trama es la siguiente: Tobey Marshall es un piloto especializado en carreras ilegales con coches muscle cars, es decir, clásicos modificados de gran cilindrada. Tobey tiene un taller propio donde amaña los coches para conseguir la mayor velocidad posible. Un día en una de estas competiciones muere su mejor amigo, Pete, Pitty llamado cariñosamente. Es asesinado por Dino Brewster, el enemigo de Tobey. Embiste el coche de Pete y da varias vueltas de campana hasta que acaba ardiendo sin que Tobey pueda hacer nada. Dino se da a la fuga y Tobey se queda al lado del coche de su amigo hasta que llega la policía. Como no hay más coches le echan la culpa a Tobey del accidente y lo condenan por homicidio involuntario y está dos años en la cárcel. Cuando sale lo está esperando su novia, la actriz inglesa Imogen Poots, famosa entre otras cosas por interpretar películas como Noche de miedo. Ambos juran venganza contra Dino.

Empiezan un entrenamiento duro con su Ford Mustang hasta alcanzar una velocidad punta de 376 kilómetros. Hay que decir que el Ford Mustang es el coche que más veces ha aparecido en televisión y en el cine, en total más de 3000 apariciones desde la primera en la película de James Bond Goldfinger de 1964. Cuando están preparados ponen rumbo hacia California para correr la carrera llamada De León donde esperan ganar y humillar a Dino y que éste confiese el asesinato de Pete. Será una road movie de venganza, es decir, una película de carretera de venganza como Vivir es fácil con los ojos cerrados de Fernando Trueba, la gran triunfadora de los Premios Goya de este año, era una película de carretera de nostalgia por The Beatles, especialmente John Lennon.

El viaje dura 45 horas. Cuando llegan son atacados por un camión de enorme cilindrada que aplasta el Ford Mustang y es que Dino ha puesto precio a la cabeza de Tobey y a su coche. Éste queda completamente destrozado y tienen que recurrir a Anita, la hermana de Pete, para que les facilite alguno de los coches de su hermano y así lo hace. Anita está interpretada por Dakota Jonhson, quien está trabajando actualmente en la adaptación cinematográfica de Cincuenta sombras de Grey, que tiene previsto su estreno para febrero de 2015. Si tiene la película la misma suerte que la obra le lloverán seguramente los contratos publicitarios y cinematográficos.
Al día siguiente, cuando comienza la carrera, allí está Tobey para mala sorpresa de Dino. Todos los coches son muscle cars. Dino tiene por ejemplo un Lamborghini, hay también un Gran Torino, como el título de una de las últimas películas del gran Clint Eastwood. Y todos los coches son del mismo estilo. Grandes coches clásicos con la cilindrada modificada. La carrera es dura y van cayendo uno a uno los participantes hasta que quedan solamente Dino y Tobey, que van a disputar un duelo al sol a lo King Vidor, pero no con pistolas sino con sus automóviles. Dino tiene un accidente parecido al que tuvo Pete y queda atrapado. Cuando el coche está a punto de incendiarse Tobey le salva la vida. Después le da un puñetazo por lo que le hizo a Pete y le obliga a confesar el asesinato de Pete, cosa que hace y lo repite cuando viene la policía. Es detenido por la policía acosado del asesinato de Pete y de participar en carreras ilegales. También es detenido Tobey por saltarse la libertad condicional participando en carrera ilegal. 

También es detenido un negro llamado Maverick que pilota un helicóptero desde donde toma las imágenes de la carrera que son transmitidas a una central de televisión que es también una emisora de radio. El locutor es precisamente Michael Keaton, que es el único que se salva de la policía. Tobey Marshall está 178 días en la cárcel y ya sale libre de todos los cargos. La venganza se ha cumplido y se van en su nuevo Ford Mustang junto a su novia Imogen Poots. El Ford Mustang lo ha comprado con el dinero obtenido por la victoria en la carrera De León, dos millones de dólares. Ya lo ha modificado y alcanza velocidades tremendas. Este gusto por los coches nos recuerda a las películas que rendían culto al motor en las películas de los años 70 y 80. Pues lo mismo ocurre en Need for speed, donde los auténticos protagonistas son los coches.
El protagonista que interpreta a Tobey es Aaron Paul, quien se hizo famoso interpretando al papel de Jesse en la para muchos mejor serie de la historia Breaking Bad. Ha tenido un duelo a muerte con Dino, un adinerado y arrogante excorredor de Nascar, lo más parecido a las carreras ilegales por las velocidades que se alcanzan y los accidentes que se producen como habremos visto todos por la televisión, así como las carreras ilegales normalmente en las afueras de las ciudades. Aaron Paul está consiguiendo numerosos papeles. Precisamente ahora hay otra película en cartelera suya y de su novia en Need for speed, Imogen Poots. Se titula Mejor otro día y está coprotagonizada por Pierce Brosnan y Toni Collette. Y tiene como Michael Keaton varias películas pendientes de estreno. De ellas iremos informando en esta sección de cine del blog de la Ura Macarena.
La historia de la película es original de John  y George Gatins. Han preferido escribir una historia nueva que no tuviese que ver con ningún videojuego de la saga de Need for Speed. El guión es obra del debutante George Gatins, quien ha construido una película nueva, fresca, atrevida, que hará las delicias de los amantes de los coches. Precisamente una de las razones por la que he escogido esta película para criticarla es que se basa en un videojuego en homenaje a todas las películas que se basan en otros tantos videojuegos, que son muchas y hasta ahora no había criticado a ninguna. Las adaptaciones de los videojuegos han corrido desigual fortuna, más mala que buena normalmente. Need for speed es una buena adaptación del videojuego, entre otras razones por ser un guión original pero siempre respetando el espíritu del videojuego.
Otra de las razones por la que he escogido esta película es hacer un homenaje a los especialistas, sin los cuales las películas, el cine en general, no serían lo mismo. Y el propio director como ya he dicho fue especialista antes que director de cine por lo que se ha permitido asesorar a los especialistas de la película. Además el director, Scott Waugh, es uno de los tres productores ejecutivos de la película, con lo cual su trabajo es la cinta es muy global y abundante.
La película no está recomendada para menores de 16 años. Yo creo que debería ser para menores de 18 años porque la película es una mala influencia por el tema de las carreras ilegales y puede afectar a las personalidades no formadas.
La cinta dura 130 minutos, pero no se hacen largo en absoluto porque transcurre a una velocidad de vértigo. Es lo que dice el título de la película: Necesidad de velocidad o Necesito velocidad. La película abunda en el grupo de las películas de acción, particularmente de los coches. Y estos son los realmente homenajeados durante la cinta.
La cinta es pues buena y merece tres estrellas.

Calificación: 

Es una película de distracción asegurada que pretende sobre todo que el espectador se entretenga, lo cual es una buena causa.


Quiero aprovechar esta crítica para recomendar otra película porque no me da tiempo de criticar todas las películas que veo. Se trata de 8 apellidos vascos, una cinta del especialista en comedias Emilio Martínez Lázaro. Está protagonizada por Clara Lago, Carmen Machi, Dani Rovira (malagueño y andaluz) y Karra Elejalde (vasco). Se trata de una comedia que se ríe respetuosamente de los caracteres vasco y andaluz, de los tics, de los tópicos que habitualmente están ligados a los andaluces y a los vascos. La película está estupendamente interpretada, destacando el sevillano Dani Rovira como actor preferido por mí de la película. 
En fin que hay buen cine y se debe ver, sobre todo el miércoles al cine de cines como Nervión Plaza al precio de 3.70 euros con la tarjeta de 5 euros que han sacado inteligentemente. Ya no hay excusa económica para no ir al cine. Se puede ir por menos de 4 euros porque incluso para el público en general el precio es de 3.90 euros. Una gozada. Y no hace falta ir a grandes superproducciones de Hollywood para ver buen cine como queda claro en esta crítica. Que disfruten del cine. Salud y suerte.

José Cuadrado Morales


3 comentarios:

Alberto Codes dijo...

Hola a todos!! Una corrección; Dani Rovira es malagueño, y sus padres son de un pueblo de Málaga que se llama Almargen.

UnidadDia Renteria dijo...

Muy buena tu crítica, es estupendo tener sentido del humor, lo más importante es saber reírse de una misma. Yo he visto la de "8 apellidos vascos" dos veces y las dos veces me he reído mucho... Un saludo, ¡¡id a verla!!! Aloña

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Disculpa el error que he cometido y me alegra que estéis atentos a todos los fallos posibles que yo pueda cometer. Gracias por la información sobre el origen de los padres de Dani Rovira. José Cuadrado.