viernes, 28 de marzo de 2014

ACEPTANDO MI ENFERMEDAD

"Tenía síntomas que para mi eran reales. Oía voces"
Yo empecé con la enfermedad al principio del 2008, tenía síntomas que para mí eran reales; oía  voces que querían  matarme  y tirarme a una alcantarilla, pensaba  que  me  seguían  para  hacerme  daño,  pensé   suicidarme porque estaba muy agobiada. Yo no  sabia de  donde  venían  esas  voces  y  no  sabia  que  eso era  una  enfermedad.  Me llevaron al hospital, engañada, mi hermano y mi madre, me  quisieron ingresar pero yo me negué,  no me quedé porque no me daba cuenta de que era mi enfermedad. El médico trató de  convencerme  para  que me quedara ingresada y me ofreció  la posibilidad  de  que  se  quedara  un  familiar  conmigo, aún  así,  no  quise  quedarme.
El  27  de  Marzo  de  2008  me  llevaron  mi  hermano  y  mi  madre  otra  vez  engañada  al  equipo  de  Salud  Mental. Me vio  el  siquiatra  y me  mandó  ese  día  un  inyectable  de  Risperdal   de  50  mg.  Yo no quise  ponerme  la  inyección  porque para  mí  yo no  tenía  ninguna  enfermedad,   tras  mucho  insistir    consiguieron  convencerme  ese  mismo  día. 
El medico  me  dijo  que  a  los  14  días  me la  tenía  que  poner  de  nuevo, me dio una  nueva  cita  pero no  me  presenté.  Llamó  a  mi  casa    para  ver  por  qué motivo no había ido a la cita,  y mi madre  le  mintió  y le dijo  que  estaba  resfriada. 
"Los fines de semana quedo con mis amigas para almorzar y dar un paseo"
El  psiquiatra,  que no estaba  muy convencido  de  la  explicación,  llamó  a mi hermano  y  éste  le  dijo  la  verdad,  que  yo  no  quería  ir a la cita. Mi hermano  habló  conmigo  porque  yo confió  mucho  en él, y me convenció de nuevo, fui  a  la  nueva  cita,  me  pusieron  el  inyectable y me volvieron a citar. A  partir  de ahí  fui  aceptando  poco a  poco  que realmente  era  una  enfermedad.  El  psiquiatra  me  aconsejó  que me  convendría  venir  a la  Unidad  de  Rehabilitación  de  Salud  Mental.  Al  cabo  de  un  año  el  27  de  Julio  de  2009,  empecé a acudir  a este  dispositivo  y  aquí  me  siento  muy bien  con  mis  talleres. Antes  no  conocía  a  nadie;  viniendo  aquí  he  conocido  a muchos  compañeros  y he hecho amigas  y  amigos,  el  fin  de semana  quedamos  para ir  a  almorzar y  dar un paseo.  Estoy muy  contenta  de  venir  aquí,  me viene muy bien.


Maria  José.

5 comentarios:

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Que pasa amiguita mia.Tienes suerte de que no te hayan ingresado nunca porque a mi siempre me han ingresado INVOLUNTARIAMENTE Y me he pasado meses y meses alli.Espero que nunca ingreses y que lleves la enfermedad lo mejor que puedas . TE QUIERE , TU AMIGA.
YOLANDA.

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

María José, he leído tu experiencia y nos ayuda a darnos cuenta del problema que nos dan este tipo de alucinaciones. Mucho ánimo. A mi también me ha ayudado y me ayuda mucho compartir lo que me ocurre con otros compañeros de enfermedad y venir a la unidad regularmente. Un saludo.

Jesús

Anónimo dijo...

Gracias Yolanda me alegro que te hayas acordado de mi, eres para mi una gran amiga
Lo mismo te digo Jesus gracias por comentar lo que he escrito de mi enfermedad eres para mi un gran amigo

Anónimo dijo...

Todas las mañanas que vengo a la ura y no te veo, preguntaba por ti. A veces me llamabas a mi casa a preguntar por mi, porque a mi tambien me pasaba lo mismo y a veces nos veiamos mas frecuencia y saliamos por ahy amiguita espero que estes mucho mejor. besos. isabel

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Tu para mi eres también una gran amiga, Mª José. Gracias por el comentario. Compartir experiencias creo que es muy importante para nosotros, que padecemos de lo mismo. Un saludo.

Jesús