miércoles, 30 de noviembre de 2011

LA DIPSOMANÍA

La dipsomanía es el término científico con el que se conoce al alcoholismo. El impulso de beber es estremecedor y convierte a la persona dependiente absoluta del alcohol, sin vida propia, sólo destinada a llenar la sangre de anís, coñac, sol y sombra o cualquier otra bebida alcohólica que va minando lentamente la salud, arrasando el hígado, formando granulomas hepáticos que van deshaciendo los órganos vitales a la velocidad de la luz sin que el enfermo lo sienta hasta que aparecen los síntomas y sobreviene la muerte.
El dipsómano es en realidad un enfermo mental que padece un trastorno obsesivo compulsivo que lo lanza hacia el alcohol de una manera atroz sin poder impedirlo en absoluto. Los psiquiatras y psicólogos juegan un papel muy importante en la cura de la dipsomanía. Hablar sobre el problema libera muchísimo de la angustia de beber sin parar, con una necesidad urgente, mortal. Las palabras son una vía de escape muy importante para los dipsómanos, a quienes también podríamos llamar dipsomaníacos por el componente de manía que presenta la enfermedad. Cuando empieza el día el enfermo alcohólico se lanza a una lucha bestial contra su vicio por así llamarlo, a una guerra contra el alcohol que dura las veinticuatro horas del día. Pasar por la puerta de un bar es un acto heroico porque el paciente tiene que evitar entrar para no caer en la tentación de tomar “una copita más”.
El dipsómano es un enfermo mental que tiene que ser reconocido así por la sociedad. Sin embargo a los alcohólicos se les sigue llamando borrachos con un tono lo más despectivo posible. Los dipsómanos están estigmatizados, son seres señalados por la sociedad como viciosos que están entregados al gasto de dinero en los bares. Son parásitos sociales que no saben hacer otra cosa que beber y beber, abandonando todo trabajo y abandonándose ellos mismos en su aspecto físico, con la cara colorada por el alcohol.
El estigma dipsomaníaco es uno de los más fuertes en nuestra sociedad y es uno de los que más urgentemente hay que desmontar por la gran cantidad de `personas a las que les afecta. Cientos, miles de enfermos viven una vida paralela por miedo al rechazo en lugar de confesar abiertamente su hábito, es decir, su enfermedad. Viven escondidos en las catacumbas que en este caso son los bares, antros donde van dejando la vida órgano a órgano y gastando lo que no tienen, arruinando sus familias.
Hay numerosas organizaciones destinadas a desmontar el estigma dipsómano. La más conocida quizás sea Alcohólicos Anónimos donde los pacientes se sienten personas normales abocadas a la mejoría de su enfermedad y no a su empeoramiento. En ella cada uno expone su caso con total libertad y el resto de compañeros aplauden su valentía de enfrentarse al problema sin ningún tipo de cortapisas. Es el más importante grupo de autoayuda que existe en el mundo que ha curado a millones de personas que van contando los días que llevan viviendo sin alcohol.
Hay otros numerosos grupos de autoayuda que sirven para insertar valor en los enfermos. A ellos debemos la recuperación de muchísimas personas que sin esos grupos no hubieran vencido nunca la enfermedad. Los enfermos que se han curado ayudan, al mismo tiempo que se ayudan, a los nuevos pacientes que se van incorporando a los grupos de autoayuda. Dar el primer paso es lo más difícil porque el alcohol hay que dejarlo del todo de golpe, sin pausa, sin `períodos de adaptación. Hay que vivir sin alcohol desde el primer día de tratamiento. Es horroroso porque hay que dejar el alcohol de golpe. En ese momento la persona ya ha caído a lo más bajo, se ha abandonado a sí misma, ha perdido a su familia y un montón de desgracias más. Y de repente, como si nunca se hubiera tomado una copa, hay que dejar de tomar copas, copitas como se conoce popularmente a cada trago de muerte alcoholizada, o chupitos que sólo son agradables cuando son sin alcohol.
El cine ha retratado en numerosas ocasiones el problema del alcoholismo. Me viene ahora a la memoria la estupenda película de Billy Wilder “Días sin huella”, protagonizada por Ray Milland. Narra el descenso a los infiernos del alcohol de un hombre y todo lo que éste puede hacer para conseguir una botella de ron o de cualquier otra bebida. También está la también estupenda película de Blake Edwards “Días de vino y rosas” con Jack Lemon y Lee Remick. O más recientemente la película de Luis Mandoki “Cuando un hombre ama a una mujer”. Aquí se manifiesta claramente que el amor es la cura principal para el alcoholismo, la comprensión de la pareja, el tesón para salir del abismo acompañado, no solo, soledad que se une a la que ya siente el dipsómano por sí mismo cuando llega a las barras de los bares y sin necesidad de pedir la famosa copita se la ponen por delante porque ya el hábito se ha hecho vicio, un vicio mortal.
Pero hay que diferenciar al alcohólico de la persona que bebe alcohol con moderación. Una cervecita de vez en cuando, por ejemplo. No hay que crucificar completamente al alcohol si se bebe con tranquilidad y con un control absoluto de la cantidad ingerida. Es una especie de doble estigma: beber alcohol con demasía y beber alcohol sin más. Esto último no tiene por qué llevar al alcoholismo. Es beber para compartir una comida, un vasito de vino por ejemplo. Lo importante es controlar. Los dipsómanos dicen “yo controlo”, pero no es así. Es la enfermedad la que los controla y no lo reconocen hasta que el alcohol empieza a salir por los agujeros que se abren en las piernas debido a las úlceras que se forman terriblemente por culpa de la bebida. Hay que controlar sin mentirse uno mismo, sin caer en la dipsomanía, sin empezar a ver el mundo en torno a una copa de alcohol.
La satisfacción que se logra al vencer la dipsomanía es tremenda. Y hay que dejar el alcohol por completo. No volver a caer es la meta principal. La primera copa después de la recuperación puede ser el principio de un nuevo infierno. Y caer por segunda vez en este infierno dantesco puede ser la definitiva para no poder evitar la muerte por un fallo multiorgánico. Hay que tener una voluntad de hierro, pero se puede conseguir. Miles de personas lo consiguen diariamente y siguen adelante con sus vidas con total normalidad. No hay que sentirse fracasados por ser dipsómano. Al contrario: hay que afrontar la dipsomanía como un reto más que la vida nos pone y tendremos la voluntad suficiente para lograr la superación personal elevando la autoestima que tan importante es para vencer el alcoholismo.
Invito desde aquí a todos los dipsómanos a la superación personal, al amor propio, a la autoestima más que positiva. No hay lugar para el fracaso. Hay que pensar siempre en el triunfo. El alcohol no puede con uno. Uno puede con el alcohol sin perder ni un momento de vista que la vida es mucho más que meterse en los bares como refugio de mil problemas. Los problemas hay que resolverlos. Intentar resolverlos con el alcohol es crear un problema nuevo que puede no tener solución, aunque siempre hay que ser optimista y recibir con los brazos abiertos todo el amor que nos brindan las personas que verdaderamente nos quieren y nos aceptan realmente como somos con alcohol o sin alcohol.

José Cuadrado Morales

martes, 29 de noviembre de 2011

VISITA A SANTIPONCE

El jueves 24 de noviembre nos juntamos los dos de los grupos de ocio y tiempo libres de la URA y nos encaminamos juntos a la aventura de conocer la cercana y espléndida localidad de Santiponce (Sevilla). En ella pudimos disfrutar del patrimonio cultural de la provincia, en concreto del Monasterio de San Isidoro del Campo y de las archiconocidas Ruinas de Itálica.
El monasterio fue fundado en 1301 por Guzmán el Bueno. En un principio fue cedido a los monjes cistercienses, pero en el siglo XVI fueron expulsados y se establecieron allí los monjes Jerónimos.
El Claustro de los Muertos se llama así por que allí se enteraban a los monjes Jerónimos. La decoración es de estilo mudéjar siendo en primer lugar utilizados los fresco y luego los azulejos.
El Claustro de los Evangelistas era de acceso al pueblo. Se conservan frescos de valor incalculable como uno que trata sobre el Árbol de la Vida. Allí acudía el pueblo a pagar sus tributos a los monjes (sería como una especie de diezmo)
Vimos también la sala de oración, donde los monjes pasaban ocho horas rezando. La habitación tenía 74 asientos y en el medio un atril donde los monjes ponían los libro de oraciones que eran tan grandes que podían leerlos desde sus asientos.
Por último nos enseñaron el retablo de Martínez Montañés, donde la figura central es San Jerónimo (está documentado que los monjes obligaron a que la figura de San Jerónimo solo la trabajase el Maestro y que no la tocase ninguno de sus discípulo, por eso se sabe que es obra absoluta de Martínez Montañés) y vimos dos de las tres figuras no religiosas que hizo el escultor en toda su vida, la de D.Alonso y Dª Maria Alonso.
Había sido una visita interesantísima. Habíamos vivido la historia con Guzmán el Bueno y los monjes Jerónimos y todo el poder que ostentaban y el capital que poseen sus actuales dueños, porque aunque parezca mentira, dentro no se pueden hacer fotos porque los propietarios no lo permiten. El monasterio sigue perteneciendo a los descendiente de Guzmán el Bueno y el último enterramiento que se hizo en el fue en el 2010.
De allí nos fuimos caminando hasta las ruinas de Itálica. Apenas a un kilómetro y medio. Estábamos ávidos de más conocimientos y teníamos la bilirrubina de la Cultura por las nubes.
De itálica podría contaros muchas cosas que nuestro guía nos mostró pero lo idóneo es que las veáis con vuestros propios ojos. Sin embargo no quiero dejaros con la miel en los labios y aquí van algunos datos y algunas alusiones a los impresionantes restos arqueológicos que vimos. Por ejemplo, el anfiteatro, lugar donde el se celebraban las luchas de gladiadores (si has visto la película Gladiador te sonara de algo) tenia un aforo de 25000 personas cuando la población de la ciudad tan sólo era de10.000. La red de alcantarillados tenia canales de 1.60 m de altura para que los esclavos andasen por dentro cuando se atascasen. Había villas de 6.000 m2.
Lo que más nos llamó la atención a todos fue que del anfiteatro se conservó hasta el siglo XVIII los tres anillos de gradas originales pero a alguna “autoridad competente” se le ocurrió dinamitar la segunda y tercera grada para utilizarlo como cantera en la construcción de la N-630. Así es el Pueblo Ibérico, es capaz de construir el tercer anfiteatro mayor en aforo del mundo y capaz de destruirlo.
En conclusión, si queréis pasar un día agradable y realizar una visita cultural amena y entretenida os recomendamos Santiponce y su patrimonio cultural.

Pedro Sánchez Morilla

lunes, 28 de noviembre de 2011

PABLO ALBORAN "SÓLAMENTE TÚ"

Quería hablar sobre un cantante en particular se llama Pablo Alborán natural de Málaga. El año pasado 2010, saltó a la fama con la canción “Solamente tú “con tan solo 21 años, una voz prodigiosa y cautivadora es sin duda de los mejores cantantes solistas que hay en la actualidad en nuestro país.
Yo personalmente ni lo conocía, no sabía quien era mi pareja fue quien me habló de él y con tan sólo escucharle cantar una vez, me deleitó. Se le ve un chaval humilde y totalmente natural , quien entienda de música romántica /melódica a buen seguro opinará que la voz de este chico vale mucho.
Aquí os presento la canción que le ha lanzado a la fama la anteriormente comentada
“Solamente tú”, espero que os guste saludos Jaime castillo.






Pablo Alboran - Solamente Tú (parte II)-1 by marisolmalva

SEMINARIO CENTRO ANDALUZ ARTE CONTEMPORANEO (4ªSesión)

“La Chanson”. 4º sesión.

Vimos dos DVD de dos trabajadores. Una era la encargada de un guardarropa, el otro era un vigilante de un museo. Tanto uno como el otro estaban hartos de su trabajo. Se quejaban continuamente de que si era mucha ropa, de que si siempre detrás del guardarropa recogiendo ropa para guardar. De que si no tenían tiempo para descansar, para comer. De que si el museo era muy grande y tenía que recorrerlo entero para hacer su ronda y mirar que estuviese todo en orden. Estos dos empleados o trabajadores, como quiera que se consideren, estaban poco mas o menos explotados por el sistema. Esto era lo que mostraban las imágenes y el monólogo improvisado de ambos. Después vimos otro DVD de una banda de música que tocaban instrumentos y hablaban cantando de la democracia, del comunismo, de política en resumen. De cómo les perjudicaban o les favorecían los distintos sistemas políticos .Se trataba de hacer rendir más y mejor a los trabajadores a través de la música como trasfondo social. También habría que tener en cuenta los sentimientos de los trabajadores, acerca de éste sistema. De cómo a ellos les influían estas formas de rendimiento. Más tarde pasamos al secadero, terminamos de decorar los CD y sus fundas; los dejamos muy bonitos, con sus canciones transcriptas, sus carátulas decoradas, listos para ser grabados .Incluso a casi todos nos dio tiempo a pintar en una cartulina cada uno un dibujo, como fuente de inspiración, por supuesto, teníamos música de fondo.

Cecilia Menassa.

viernes, 25 de noviembre de 2011

DIA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Tantas veces que presumimos de ser los únicos animales racionales y cuantas veces demostramos lo contrario. ¡¡¡¡NO A LA VIOLENCIA!!!!!


video

RELATO A CARBONCILLO

El pueblo pesquero reposaba sobre la dulce colina a los pies de la mar. Desde las barcas de los pescadores, el edificio que más destacaba sobre los demás era la iglesia de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros. Todas las casas parecían rendir pleitesía a la ingente construcción, excepto las dos torres de las antiguas murallas. Los pescadores, sumergidos en sus tareas, al levantar la cabeza y divisar el Templo, sentían tranquilidad y amparo. Ese fue mi primer dibujo de carboncillo. La colina cayendo sobre el pueblo, el pueblo meciéndose sobre la mar, la iglesia dominándolo todo, las torres de la muralla agotadas por los años y las barcas de los pescadores faenando en las proximidades. A pesar de ser un pueblo pesquero, había quien también se dedicaba a la tierra y por aquellos entonces era invierno y los árboles habían perdido todas sus hojas. Parecían esqueletos de lo que en un día fueron árboles, con sus ramas apuntando hacia todos los lados, raquíticas. Los arbustos, secos y pajizos, daban al campo un aspecto fantasmagórico. No tenía color. Era como verlo pintado a carboncillo, en blanco y negro. Ese fue mi segundo dibujo, la parte trasera de la casa donde me hospedaba daba al campo y no me costo mucho dibujar un campo comido por un devorador invierno. Pinte también el abrevadero de Julio Barandas.
El abrevadero estaba más allá de las eras. Julio Barandas lo estaba llenando de agua ayudándose de una manguera que venia desde el molino. Solo tiene un caballo que le regalo su padre hace tres años y es con el que va a ver a Carmen cada vez que tiene un rato libre.
Carmen tiene el pelo negro como la noche oscura, ondulado como la mar cuando mece las barcas y le cae sobre los hombros igual que cae la colina sobre el pueblo, con extrema suavidad. Tiene los ojos como almendras de leche clara y son de color de gato. Sus labios son carnosas nubes blancas de primavera. Julio Barandas se siente el hombre más afortunado de la comarca. Se sabe cautivador de la mujer más hermosa que ha dado su tierra. Le dije que si quería posar para mi, que quería hacerle un retrato. Ella primero habló con su padre. Este no estaba muy conforme pero al final dio su consentimiento por que era solo un retrato. Ella en una pose natural vibraba de expresión. Era como si se moviese. Me costaba concentrarme. Julio Barandas nos acompañaba en las sesiones de dibujo y daba el aprobado a cada pincelada mía.
Cuando terminé con Carmen necesitaba pintar algo de naturaleza muerta y me decidí por el molino. Ya han pasado dos semanas desde que terminé de pintar a Carmen.
El molino esta construido fuera de la antigua muralla, al oeste de las dos torres. Es una construcción antigua pero que aun sigue valiendo tanto como cuando se construyo. Mientras lo pinto veo a Carmen y a Julio Barandas pasar montados a caballo. Van hacia el puerto. Salen en su barca de vela y se quieren pasar por La Garganta del Viento, una peña que esta unida a tierra y hace una especie de arco que permite a las embarcaciones atravesar por debajo y que refleja el azul del mar en sus paredes en los días soleados. Hoy no vera el azul de las paredes, porque en invierno el sol se esconde detrás de las nubes, pero si escucharan el canto del viento al doblar la peña y escucharan también a la mar escurrirse entre las rocas. Invento la imagen en mi cabeza y hago algunos bocetos rápidamente sobre papel. Dibujo la barca de Julio Barandas pasando por debajo de La Garganta del Viento.
Dejaron que la barca encallara en una playa salvaje y se tumbaron en la arena sobre unos mantas resguardados por la vegetación. Allí se desnudaron e hicieron el amor. Sus cuerpos se confundían en uno, brillantes de juventud y fuerza. Sus siluetas se dibujaban sobre un fondo de gemidos y suspiros al compás de ritmos pasionales. Esta escena de amor también la imagino. Me da pie a sacar apunte de la pareja entregada a los instintos mas calientes. Vuelvo a casa con mis apuntes. Frente a la casa en la que me hospedo hay un parque. No he sacado ningún apunte e él todavía y lo primero que voy a hacer es dibujar el banco sobre el que cada tarde me fumo un cigarro después de comer intentando calentarme al poco sol que se atreve a salir. Me he dado cuenta que estos bancos ya no los hay en las ciudades, que allí son todos de metal y este es de madera y sobre el están grabados a navaja los nombres de los que en él se sentaron un día, los corazones de los que allí se besaron y allí grabaron sus nombres, fechas de hace diez años y cientos de historias que tendrá que contar un banco como este.
A la cuarta semana de estar en el pueblo pesquero convencí a la madre de Rocío que dejara que la niña posase para mí. Para ello tuve que enseñarle todos los dibujos que llevaba hechos ya. El que más le gusto fue el retrato de Carmen. Lo que no podía imaginar yo que el dibujo que mejor me quedaría sería el de La Niña con La Flor Azul. El retrato de Rocío me salio de un hiperrealismo inusual. Capté el alma de la criatura. El aire del dibujo era casi respirable y la luz parecía viva. Por eso decidí darle color a la flor que llevaba entre sus manos y me decidí por el azul marino por ser hija de pescadores. Ese dibujo, con el tiempo se quedo para mi, jamás lo vendí ni lo regale, fue mi obra maestra.
El que si regalé fue el de Pablito. Pegada la cara a la puerta de una cabaña de cañizales reía con los mofletes hinchados. Lo vi así una mañana que bebía aguardiente con el padre a la espera de la llegada de los pescadores y grave la imagen en mi retina para después hacerle un dibujo. Como hice amistad con el padre y como el chiquillo era muy simpático, les regalé el dibujo.
Mis días en el pueblo pesquero fueron fructíferos. Me traje buenos apuntes y un montón de imágenes en la cabeza de las que sacar ideas para mis cuadros. Tengo que decir que repetí la experiencia con otros pueblos y en otros momentos. Mi vida como pintor me hace ser errante pero tengo en mis recuerdos un lugar especial para aquel pueblo pesquero que pinte a carboncillo.

La pluma negra.

AL MIRARLA

Y al captar sus vibraciones y energía,
al descubrir sus ojos;
siempre envuelto todo en un perfume
embriagador y
en una atmósfera mágica,
se sintió atraído por ella.
Fué como si colisionaran la luna
y el sol en medio del cielo.
Todo fue una explosión de energía,
de fuego,
de atracción,
de amor.
Conocieron el cielo y el infierno,
vivieron en Babilonia,
habitaban en el paraíso,
se convirtieron en naturaleza
y universo y
así se fueron queriendo
estos dos seres extraordinarios.

Jose Girón

martes, 22 de noviembre de 2011

¿HONRADOS?

La semana pasada eché un ojo al periódico, concretamente el Diario de Sevilla, me llamó la atención el articulo que hablaba de la honradez de ciudadanía en España. En él se decía que en Sevilla solo un 50% de la gente devolvía una cartera que se encontraba, pues ese experimento consistía en dejar varias carteras en diferentes puntos de todas las localidades de España, en Barcelona se devolvió un 80%, en Madrid y Valencia un 75%, Sevilla dio el porcentaje mas bajo.
Yo pienso que el experimento es relativo, ¿Que hubiera pasado si en la cartera hubiera habido mas dinero? y si huera sido al revés, si alguien hubiese perdido la cartera sin dinero y le aparece otra persona, dándole la buena noticia de que ha encontrado su cartera y además diciéndole que tenía 100 euros dentro, ¿Qué haría esa persona?
Mi madre encontró un sobre con 18000 euros en billetes de 500 euros en un convento de las hermanas Santa Ángela de la cruz, y ella devolvió el sobre a una monja que conocía. Creo que en Andalucía somos tan honrados como el resto de España y si te encuentras una cartera con documentación y dinero se debe llevar a la policía o a su dueño si puedes localizarlo, pero si te encuentras dinero en la calle sin tener idea de quien será nos lo quedemos ¿o tú no harías lo mismo?

David.

Sólo el 50% en Sevilla me parece increíble y todavía no me lo creo. Una cartera, con la cantidad de documentos importantes que lleva hay que devolverla siempre. Lo que debería ser lo adecuado es que en el 90 %, si no en el 100% de los casos se devuelva la cartera íntegra. A mi personalmente no me importaría que se quedasen con el dinero que llevo en ella (suelo llevar poco), pero lo demás, cosas como el carnet de conducir, el carnet de identidad, las tarjetas, entre ellas la de crédito, etc, me gustaría que me lo devolvieran. No se sabe realmente el estrago que se le hace a una persona cuando no se le devuelven estos documentos y otras cosas no de valor económico sino informativo por ejemplo que llevamos en ella. No me importaría que se quedasen con 30 o 40 euros si me la devuelven. En Barcelona y Bilbao se devuelve un 80 %, en Valencia el 75 %. Esto es lo que dice el artículo. Incluso debe importar la cantidad de dinero que se lleve en la cartera, hay que devolverla, es lo que pienso. Si la cantidad que lleva es importante, con más razón debería devolverse. A veces la vida, la experiencia que tenemos de ella, cosas vividas como por ejemplo durante una crisis como en la que estamos, nos pueden hacer dudar sobre el hecho de devolverla, pero creo que esas dudas, si en algún momento pudieran surgir, se despejarían con rapidez, al menos en mi caso.

Jesús.

LE PUEDE PASAR A CUALQUIERA

Pensamos que nada nos puede salir mal, que hemos logrado nuestros objetivos, estamos confiados, pero en el último momento puede pasar algo que todo lo cambia....





video

SEMINARIO CENTRO ANDALUZ DE ARTE CONTEMPORANEO (3ªsesión)

3º Sesión. Obras: “La Chanson”. Varios autores.

En principio vimos un DVD que trataba de cómo unos niños pequeños, de primaria, en una escuela, cantaban y hacían música, todo muy coordinado. Era una canción preciosa que tenía como solista a un niño que cantaba mientras el resto de niños hacían música con unas bolas con cascabeles dentro imitando platillos. También una mujer tocaba el piano. En la sala de música estaban los niños, los profesores y los padres. También vimos otro DVD de un grupo de personas en una especie de clase de danza, improvisando pasos de baile. Estas personas tenían que destacar haciendo cosas raras, improvisadas, como por ejemplo quitarse ropa mientras bailaban; el jersey, la camiseta, el pantalón e incluso los calzoncillos. Después pasamos a una sala azul en la cual había una ventana que dejaba pasar la luz de un patio contiguo; así la habitación azul parecía por un instante el paraíso. También asistimos a un karaoke; varios artistas cantaban cada uno una canción en inglés; en una pantalla muy grande, creo que al pie de la pantalla estaba la traducción de las canciones; no recuerdo. Después, y por último, vimos un DVD, instalada la pantalla en un servicio de señoras; en dicha pantalla se proyectaban cosas como por ejemplo, una lavadora funcionando, una persona bañando a un niño pequeño en una bañera, etcétera. También, como en todas las sesiones, fuimos al secadero a seguir trabajando con los CD, los decoramos, también transcribimos la letra de las canciones a un librillo improvisado, hecha con cartulina blanca cartulina de colores, papel de seda y rotuladores indelebles. También cajas para CD, algunas improvisadas y otras no.


Cecilia Menassa

lunes, 21 de noviembre de 2011

CUENTAME UN CHISTECILLO

Doctor, doctor, creo que necesito gafas.
- Estoy de acuerdo, pero no puedo ayudarle, esto es un banco.


Doctor, doctor, creo que soy una gallina.
- Aja... y dígame, ¿desde cuando tiene este problema ?
- Desde que era un huevo


Doctor, doctor, soy estéril, ¿es posible que le transmita este problema a mis hijos


Doctor, doctor... ¡Todo el mundo me ignora!
- Que pase el siguiente


Estos son 2 amigos que se encuentran por la calle.
Manolo, veo que te has comprado un reloj.

¿Y qué marca?
¡La hora!



Le dice un niño a su madre:
Mamá, mamá, qué rica está la paella.
Y su madre le contesta:
Pues repite, hijo.
Y dice el hijo:
Mamá, mamá, qué rica está la paella.

viernes, 18 de noviembre de 2011

CURIOSIDAD GEOMETRICA E INTERPRETACION LIBRE

A quien guste de la matemática puede interesar lo que voy a escribir; al menos voy a intentar haceros ver una curiosidad geométrica que he encontrado haciendo algunos cálculos, y quisiera que se os hiciera amena.
Si razonamos de manera análoga a como se hacía con el número de oro, podemos pensar en como obtener a partir de un cuadrado el rectángulo más simple que se puede formar a partir de él: el formado por dos cuadrados idénticos. Está claro que simplemente debemos superponerlos, ¿pero existe algún razonamiento matemático que nos permita obtenerlo?. Se obtiene de manera parecida a como se hacia con el número de oro, mediante la media aritmética y la semejanza de rectángulos.
Si hacemos semejantes el rectángulo mayor de lados a y b y el rectángulo menor de lados a y b-(a+b)/2, es decir, a y (b-a)/2 se llega al siguiente número y a la siguiente proporción:


que conduce a la ecuación x(x-1) = 2 que tiene por soluciones 2 y -1. En una interpretación libre, podríamos decir que 2 es el NUMERO DE LA PAREJA o NÚMERO DE ADAN Y EVA. Vendría a decirnos que debemos, tarde o temprano, emparejarnos, y parece que la otra solución nos dice que si no lo hacemos nos ponen un negativo, un -1. Aquí las matemáticas no parecen gustarme demasiado, porque le ponen un negativo a los solteros, que siempre deben de ser considerados, solteros como yo por ejemplo, y que no sean vistos como algo negativo, que me parece contraproducente. Lo cierto es que todos los solteros tienen sus amores a lo largo de la vida y que aunque no encuentren pareja al principio siempre debemos decir que nunca es tarde si la dicha es buena para encontrarla. Con esta explicación del número 2 se me ocurre decir también: cuando encuentres el momento adecuado, que por otra parte nunca sabemos cual es, ENAMORATE y busca pareja.¡ No desesperéis compañeros solteros, a pesar de lo que parecen decir las matemáticas!
Por otra parte esta construcción geométrica del número 2 y del rectángulo aritmético conduce también a una espiral de trozos elípticos, de razón de semiejes 3/2, como puede verse en la siguiente figura: que no se exactamente, por que no lo he pensado mucho, pero que debe aparecer bastante también en la naturaleza, en las artes y en la ciencia. En la vida cotidiana podemos encontrarlo por ejemplo en ciertos paquetes de pañuelitos de papel, por ejemplo.

Dedicado a Alicia

Jesús

EL TRABAJO QUE CUESTA A UN ENFERMO MENTAL TENER UN GRUPO DE AMIGOS

Normalmente la gente suele relacionarse con bastante facilidad, según se observa en la sociedad a diario las personas que viven en un mismo sitio, desde pequeños, suelen conocer a otras personas de su entorno como el colegio o la vecindad, otros, tienen un trabajo estable lo que les permite tratar siempre con la misma gente y muchas personas se relacionan con otras por ir a un bar, club social o parque con frecuencia.

A las personas con una enfermedad mental les suele costar mas trabajo relacionarse con otras, ya que las barreras de la enfermedad se lo impiden. El no entender bien a las personas con la que estas hablando porque la información que te dan no la comprendes correctamente, el qué dirán y el trastorno mismo de la esquizofrenia con sus síntomas, hacen que a otras personas les cueste trabajo comprender nuestra situación. Esta incomprensión, en muchas ocasiones, lleva a que las personas con problemas mentales se relacionen mal y se encierren en ellos mismos por miedo que la gente se entere de que tienes una discapacidad mental.
Normalmente las personas suelen tener un grupo de amigos y conocidos con los que se relacionan a diario, cuando te entra la esquizofrenia tus amigos te dan de lado y empiezan a separarse de ti porque ven que no estas bien. Cuando pasan unos años estas mejor de la enfermedad y vas a buscarlos y te das cuentas que se han mudado o paran con otra gente y estas fuera de ese círculo y te ves solo.

Raúl Pittaluga García.

jueves, 17 de noviembre de 2011

LENTEJAS CON CHORIZO

INGREDIENTES

• Lentejas ( remojados unas dos horas antes )
• 1 tomate
• 1 pimiento
• 1 cebolla pelada
• 1 cabeza de ajo
• 1 vaso de aceite
• Pimentón dulce y picante 1 cuchara grande
• 1 chorizo
• 1 morcilla
• Sal
• 3 patatas grandes ( partida a trozos )
• Laurel 2 hojas
• Comino
• 2 zanahorias (partida a trozos )

PREPARACIÓN

En la olla se pone media de agua, se le añade todo lo anterior, se deja hervir durante unos 20 minutos, aparte cogemos 3 dientes de ajo crudo pelado, un poco de comino y toda la verdura del guiso, se tritura muy bien y lo volvemos a echar en la olla, se vuelve a dejar hervir otros 5 minutos y “listo para comer”

miércoles, 16 de noviembre de 2011

EL PODER ES UNA GRAN TENTACIÓN

Llevamos atravesando una época de crisis y austeridad necesitamos un cambio de forma global, sabemos perfectamente que gobierne quien gobierne la situación de nuestro país no va a cambiar de forma radical, en todo caso y en la situación más optimista el paro, la crisis económica, el terrorismo y todo tipo de corrupciones seguirán prevaleciendo con más o menos intensidad, los más necesitados continuarán pasando hambre y todo tipo de calvarios, mientras los más favorecidos seguirán gozando de un mejor trato social – económico y laboral. Cada día más paro, menos dinero “€” más recortes de plantilla al igual que en los sueldos, más contaminación, maltratos físicos y psicológicos, abusos e injusticias en los juzgados, un ejemplo muy conocido el caso de la pobre chica MARTA DEL CASTILLO aquí en Sevilla, todo esto no parece acabarse, si no prolongarse y no hay nadie que dé un puñetazo en la mesa para que todo esto vaya desapareciendo. Quizás y no es de extrañar que en los más recónditos lugares de las altas esferas haya gente que con todo esto se beneficien y les convenga que mientras la gran mayoría de la ciudadanía de a pie lo esté pasando francamente mal, ellos se enriquecen en todos los aspectos, estos son personas sin escrúpulos y que les da igual vender a su familia por tal de hacerse aún más millonarios de lo que ya seguro que son, por que el “poder” es una gran tentación.


Jaime castillo

martes, 15 de noviembre de 2011

PROBLEMA INMOBILIARIO

Esta señora está a punto de hacer unas reformas importantes en su casa, pero aún no lo sabe....


video

lunes, 14 de noviembre de 2011

¿PORQUÉ NO DAN CON LA TECLA ?

Hace varios meses que ingresé debido a mi enfermedad y a una flojera que me impide hacer una vida normal. Los médicos me pusieron un nuevo tratamiento y poco a poco voy saliendo del pozo y asimilando la medicación. Cuesta mucho trabajo acostumbrarse, porque te levantas con sueño y sin ganas de nada, trato de ducharme tomarme las pastillas y hacer un desayuno bastante fuerte para poder coger fuerzas y espabilar, para empezar el día lo mejor posible. A ver si algún día los médicos y la medicina logran sacar tratamientos con menos efectos secundarios y que puedan paliar o hacer mas llevadera esta enfermedad. Para que el esfuerzo, la lucha que hacemos día día por tirar “palante” y tratar de integrarnos en la sociedad nos sea mas fácil y se vaya perdiendo cada vez mas el estigma social y las personas no nos traten de manera diferente y nos ayuden a ser lo que somos personas normales que intentan salir adelante. Nunca hay que tirar la toalla hay que seguir peleando sin descansar y nunca dar la batalla por perdida por mas duro que sea el combate.

Juanan

EL GENERAL

Todavía no había despuntado la mañana aunque a la hora que era faltaba poco para que rompiera el alba. La niebla se adueñaba del campo de batalla y los cuerpo se adivinaba como ligeras líneas en la bruma que apenas dejaba ver a tres metros de distancia. La sangre de los guerreros tenía el verde prado de un carmín púrpura que en la sima del valle se había convertido en un pequeño pantano. Los ladrones aprovechaba para robar a los muertos y moribundos sus ropas y útiles de valor antes de que pasaran a retiran a los heridos. Las aves de carroña también celebraban la quietud de los cuerpos y se beneficiaban con un festín.
El general quería pasearse por el campo de batalla. Quería ver la masacre con sus propios ojos. También quería saciar su sed de sangre. El olor de la muerte animaba a que su depredador despertara. Junto a él iba su lugarteniente y tres soldados de su guardia imperial. El día empezaba a romper por el este. Se veía en el horizonte el Lucero del Alba.
En principio, quiso adentrarse más en la tierra cobriza y empezó a bajar hacia lo más profundo del valle a lomos de su corcel blanco. Iba deleitándose con el mosaico de cuerpos esparcidos y amontonados que el paraje desolador le ofrecía, tan despacio que sus hombres le seguían a pies. Sin ningún respeto, pisaba con su caballo los cuerpos de los muertos sin que por ello afectara a la elegancia de su pasear. De repente, ordenó el alto, echó su capa hacía atrás, y de un salto bajo de su caballo blanco con patas rubí. Medía casi dos metros de altura y era de complexión fuerte. Una melena dorada le caía sobre los hombros. Parecía un dios griego.
Se quito la capa y sacó una daga de su bota de cuero.
Empezó a fijarse en los cadáveres que había amontonados a sus pies sin mostrar la más mínima indiferencia hacia ellos. Los observaba como el que mira una tormenta cuando le cubre un techo y no se moja Se agachó hacia el primero que vio que aún tenía un hilo de vida. Todavía le latía el corazón y los pulmones inhalaban un ahíto de aire. Le agarro por la cabellera. Lo puso mirando al suelo. Un vómito de sangre le llego a la garganta del moribundo manchando las botas del general. Este cogió su estilete y apretó con todas sus fuerzas en la nuca del agonizante soldado rematando lo que la Parca había dejado a medias. Sacó su estilete y lo limpió en su capa. Se puso de pie, satisfecho. Dio algunos pasos más en busca de otro al que darle el toque de gracia y lo encontró. Se agachó junto a él y, de la misma forma que al primero, lo cogió por la cabellera, le dejo libre la nuca y le hundió su daga, afilada fina como el diente de una loba. Así se saciaba de sangre el general después de las batallas. Sus hombres presenciaban las ceremonias impasibles.
Repitió la atrocidad hasta en una veintena de ocasiones. Siempre de igual manera. Comprobando si el moribundo aún vivía y luego sesgando la vida del desafortunado. Más placer le producía si, todavía, le quedaban fuerzas al infeliz para entonar un último grito por la vida, pidiendo auxilio, clemencia o un simple quejido al sentir la daga penetrar en su cuerpo. Pero ningún tipo de piedad hacía temblar la mano del general, manchadas de sangre.
Unas vez saciado su apetito, volvió a montar en su corcel blanco. Puso rumbo a su tienda, que estaba a apenas una legua de la sima del valle. Al paso lento de su caballo, seguía contemplando los cuerpos de los milicianos que yacían a centenares en las tierras, antes verdes y ahora púrpuras, en las que pastan las vacas en épocas de paz.
Al general le esperaba una copa de vino antes de entrar en su tienda. Ya era día claro. Una vez traspasadas las cortinas que tapaban el umbral de la entrada le esperaba otra realidad muy diferente.¿Cómo podía ser el mismo hombre el que ahora diera amor? Sus hijos, dos fornidos varones de corta edad, salían corriendo para recibir al padre que llegaba de la guerra. Riendo y buscando, con el juego y aspavientos, la complicidad de este.
Su esposa, mujer refinada y elegante, bañada y perfumada para él, ansiaba estrecharle entre sus brazos como pueril adolescente a su primer amor. El no veía el momento de verla a ella a solas y demostrarle el cariño con el que deseaba acariciar su piel sedosa, tersa y perfumada.
¿Tiene el hombre la capacidad de enseñar al monstruo y al ser divino en la misma persona? El general si era capaz.


La Pluma Negra

viernes, 11 de noviembre de 2011

EMPEZÓ EL CAMPEONATO

Ayer jugamos nuestro primer partido del VI Campeonato de fútbol sala “Unidos por el balón y la salud mental”, en el Velódromo de Dos Hermanas, contra el equipo del Grupo Horizonte y Comunidad Terapéutica del Tomillar, el resultado 8 a 6 a nuestro favor.
Siempre que jugamos con el equipo nazareno sabemos que la balanza se puede inclinar hacía cualquiera de los dos lados, ya que el potencial de ambos conjuntos es muy similar. A lo largo del partido se fueron anotando los tantos de manera alternativa, no se sabía que podía pasar, con decir que cuando faltaban solo cuatro minutos para acabar el partido empatábamos a seis goles.
Aunque el partido fue muy intenso la nota predominante fue la deportividad y el respeto al contrincante, aun así, se echó de menos la figura del árbitro a la hora de decidir en algunas de las jugadas más conflictivas.














EL TIEMPO NO LO BORRA TODO

El chaval era mu lindo,
pa su edad era un hombrecito,
su novia lo dejó por otro
que era un tío guarro y golfo.
Vio su equivocación con el paso del tiempo
que había perdió lo mas grande del mundo,
su compañero eterno.
El joven era encantador,
era un joven maduro
su amor lo dejó por otro
que era un impresentable.
Con el paso del tiempo vio su engaño
vio que habia perdío al hombre deseado.
El hombre era mu bueno,
su amor se casó con otro
que era egoísta y rico,
luego lloró su matrimonio
había perdío lo mas bueno
y lo que mas había querío…
Hubieran esperado un poco,
pero el chaval, el joven, el hombre
era un pobretano y
estaba medio enfermo.
¡¡Lo que hace el egoísmo, el vicio y el dinero,
compran hasta los amores eternos¡¡
Ahora los tres lloran mucho,
les gustaría rescatar
el tiempo que jamás volverá.

José Girón Ruiz

miércoles, 9 de noviembre de 2011

LA INFANCIA

“Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla donde madura el limonero”. Así empezaba el poema Retrato del maravilloso libro de Antonio Machado Campos de Castilla, para mí su mejor obra sin lugar a dudas, obra de madurez donde expresaba su profundo amor a Castilla y lo mucho que influyó en su vida, su obra y su mundo personal. Cada uno empieza su recorrido por la infancia por un lugar distinto porque no hay dos infancias iguales. El ser humano es individual y todas sus vivencias son estrictamente individuales, por lo que no podrían escribirse dos artículos iguales como éste que yo estoy empezando.
Mi infancia son recuerdos de un mundo maravilloso, aunque también con problemas personales y momentos dolorosos. Con siete años empecé a escribir, a chapurrear mis primeros poemas y mis primeros textos en prosa. Recuerdo que lo hacía en libretas verdes, de las que aún guardo algunas en mis archivos literarios. En ellas me desahogaba como podía tanto de mis cosas buenas como de las malas. En ellas desarrollaba mis ideas sobre la Literatura, a la par que cursaba mis estudios de Primaria en un colegio de los hermanos de la Salle. Mis libretas verdes son la mejor huella de mi incipiente carrera de escritor, un estupendo borrador de los libros que empezarían a aflorar ya en mi adolescencia. Mis libretas verdes son el testimonio de mi infancia, de un maravilloso paraíso perdido como diría el prestigioso escritor, totalmente irrecuperable. Seguramente nos pasamos la vida queriendo recuperar ese paraíso perdido de la infancia, ese mundo de protección e inocencia. La edad de la inocencia es la edad de los juegos, del descubrimiento primero de la sexualidad de una manera sencilla y sin maldad ninguna. Es el período de los amigos íntimos, de los juegos que en mi tiempo eran muy baratos: al cielo voy, la piola, las canicas y otros similares.
Yo asocio la felicidad con todos esos juegos sencillos, infantiles, exentos de toda maldad y que me nutrieron de tantas sensaciones agradables. Recuerdo las tardes que venía del colegio y merendaba una viena entera con mantequilla y un refresco de limón. Después me iba a la calle a jugar a las cosas que ya he mencionado. Y finalmente los deberes del colegio, que recuerdo los hacía con mucha felicidad porque me encantaban los estudios y las tareas que me mandaban para casa.
Recuerdo que me quemé una mano cuando chico en una de las copas que se encendían con cisco picón . Estoy hablando de hace más de cuarenta años. El paso del tiempo ha convertido en positivo un incidente negativo como ése y es que el tiempo lo transforma todo. Ahora me siento mayor, veo que han pasado muchos años, que me quedan menos años de vida y mucho menos tiempo para llevar a buen puerto todos mis proyectos personales. La infancia es la suma de la felicidad y la inocencia, pero también tiene mucho de trauma porque no se comprende bien el mundo y las cosas que acontecen en él. Es como pasa en la película El príncipe de las mareas de Barbara Streisand, donde Nick Nolte está traumatizado por una violación sufrida cuando niño. Es un caso extremo de trauma.



Los hay más pequeños como me pasa a mí que fui por primera vez a un psicólogo con siete años, la misma edad con la que empecé a escribir. Quizás por eso siempre asocio la Literatura al desahogo personal de las múltiples sensaciones que componen la vida.
Esa primera visita a un psicólogo marcaría mi vida porque ya empezaba a sentirme un enfermo mental. Y eso es duro cuando se es un niño. Porque no se ha acabado de empezar a comprender el mundo y hay que esperar a ser adulto para lograrlo. Desde entonces no he dejado de ir a psicólogos y psiquitras, sobre todo en los últimos veinte años cuando la enfermedad se ha desarrollado más a tope.
Ser niño es ser Peter Pan. Yo no quería crecer como él. Yo quería ser siempre niño, inocente, puro, frágil, vulnerable, permeable a todas las emociones nuevas, cuidado por mis padres. Yo no quería crecer y tener responsabilidades. Y aún hoy lo siento y lo pienso, que no quiero crecer, y ése es uno de mis problemas fundamentales como paciente de salud mental. No querer crecer es muy malo. Yo quería cuando era niño tener a mi Campanilla particular con la que hablar y descubrir universos paralelos nuevos, mundos no hollados por nadie, espacios hermosos donde la vida fuera estrictamente maravillosa y sin cabida posible para un trauma por pequeño que fuera. Yo quería pasear con Wendy por el universo. Mi imaginación me permitía volar a donde yo quisiera sin ningún tipo de cortapisas. Y por eso empecé también a escribir: para desarrollar en el papel con palabras los mundos que iba descubriendo. Recuerdo que entonces las calles eran oscuras, no había alumbrado público y la noche se me aparecía como la boca de un lobo, como un valle lleno de peligros y cargado de terrores. Y recuerdo que huía de esos errores leyendo tebeos. Me encantaba Pulgarcito y otros similares. Y leía a El Capitán Trueno y corría con él maravillosas aventuras y no tenía miedo. Yo era su Crispín, su amigo inseparable dispuesto a correr con él por todos lo barrancos y sitios peligrosos.
La infancia es la protección de los padres. Ellos intentan que el árbol crezca recto, pero la vida está llena de circunstancias negativas que modifican todos los planes primigenios y nos convierten en esclavo de lo que pasa, que es mucho. De ahí lo de Ortega y Gasset: Yo soy yo y mis circunstancias. Nos pasamos la infancia luchando contra las circunstancias, en lugar que aliándonos con ellas que es lo que hacemos cuando somos adultos. Luchamos contra todo lo que no nos gusta. Quizás por eso lloren los bebés: ellos expresan sin palabras todo lo que no les gusta y nadie los puede entender. Ni ellos mismos se entienden. Yo tengo pocos recuerdos de bebé y en realidad tengo pocos recuerdos de la infancia. Es como si en el disco duro de mi memoria se hubiera borrado una etapa de mi vida más llena de cosas malas que buenas. He borrado montones de acontecimientos. Sin ellos no hubiera podido crecer y llegar a la edad adulta donde estoy defendiéndome como puedo.
La infancia es la etapa de la vida en la que todo se absorbe como una esponja. Se carga uno de estímulos, sin saber muy bien cuáles son los positivos y cuáles los negativos. No hay claridad de edad. Principalmente queremos jugar y no estamos preparados para los problemas. Desde pequeño, quizás por influencia del colegio de curas, empecé a creer en Dios y a pedirle cosas, las más tontas pero que para mí eran muy importantes. El relativismo asociado a la infancia es una de sus principales características. Relativizamos todas las cosas por nuestra inocencia, nuestra pereza de ánimo para entender lo que no podemos entender por más que queramos.
La infancia se merece un libro, no un artículo. Pero aquí estoy dejando breves pinceladas de la que es la etapa tal vez más bella de la vida. Pero suerte que termina porque tenemos que descubrir el mundo por nosotros mismos y con nuestras propias armas psicológicas. Yo quiero ser Tom Hanks en la película Big. Un niño grande, pero a la vez un adulto crecido y con posibilidades de hacer frente a la existencia y todas sus contingencias. Reconozco que soy un hombre y vivo las cosas como hombre, pero jamás borraré los recuerdos que guardo de mi infancia para poder sobrevivir. Quiero sobrevivir siendo un hombre niño. Quiero rendir culto a la infancia desde mi perspectiva de hombre. Espero conseguirlo y no necesitar tanto de los psicólogos para que me enseñen que la vida no es simplemente un juego de niños.

José Cuadrado Morales

NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA

Había un entrenador de fútbol que se hizo famoso por la frase "siempre negativo, nunca positivo", el mensaje de este video es totalmente el contrario...


video

SEMINARIO CENTRO ANDALUZ DE ARTE CONTEMPORANEO (2ºsesión)

Obras: Matt Stokes."Nuestro Tiempo”.

En esta sesión pudimos presenciar varios DVD de grupos de rock and roll, primero vimos, en una sala oscura, un grupo en una pantalla tocando y en otra pantalla contigua gente bailando como si estuviera en una discoteca o en un concierto. Después vimos en otra sala también oscura otro grupo de rock and roll, había una pantalla por cada componente de grupo. Estos hacían música no con instrumentos sino con su propia voz, cada uno como si fuera un instrumento, una guitarra, una batería, una flauta, o un bajo, mientras uno de ellos cantaba. Después alguno de ellos también se incorporaba a cantar de vez en cuando, cada sonido que emitían con su voz parecía música instrumental. A continuación pasamos a otra sala también oscura, donde un grupo irlandés, tocaba y cantaba una canción irlandesa que estaba traducida, al lado de la pantalla donde se proyectaba éste DVD al español. Era una historia muy larga y un tanto fantástica donde se expresaban varios conceptos; desde una infancia con tropiezos hasta la historia de unos pescadores ya adultos, todos estos sentimientos juntos en una canción con voz y sonido instrumental. Por último escuchamos a una mujer cantando varias canciones muy expresivas en lo que sería antiguamente una Iglesia, también leímos la traducción al español. Esta serie de canciones se resumía en un título “Cantata profana” del año 2011. Después, llenos de fuentes de inspiración, pasamos al secadero, allí cogimos cada uno un CD todavía sin grabar y pintamos la carátula con rotuladores, también utilizamos alcohol para difuminar los colores.

Cecilia Menassa.

martes, 8 de noviembre de 2011

QUE DIFICIL

Que difícil es para mi buscar pareja, me da corte y no se lo que hacer y decir para que todo salga bien, he visto en la calle chicas preciosas, pero es imposible hablar con ellas, ¿Cómo te acercas, con que pretexto?,seguro que salen corriendo. Yo creo que tampoco soy guapo, yo digo como la canción de Camilo Sexto, me enamoro de la que no me quiere y la que me quiere no me gusta.
Aquí a la URA ha llegado una psicóloga nueva, es joven y atractiva, he pensado, como casi todo el mundo, en saludarla con un beso, pero es imposible no nos ve como a personas normales, nos ve en un tercer plano, me ignora e intenta no encontrarse conmigo, me esquiva, total, fíjate por un solo beso. Parece que tenemos la lepra, a mi me da un poco de rabia, ayer tuvimos un debate hablando de lo mismo y le dije a la monitora que si yo estuviera en el lugar de ellos creo que pensaría igual, hay enfermos que tienen una personalidad y una conducta que a cualquier persona le echaría hacia atrás, es así y es normal, si a mi se me acerca un hombre que da voces y dice cosas absurdas pues a mi me da vergüenza de estar a su lado e intentaría alejarme todo lo posible de él. Pero todos no somos iguales y aquí hay personas como en todos los sitios, pero la mayoría somos personas normales con un pequeño problema. Es que yo no entiendo cuando a alguien se le dice: “mira ese de ahí no está bien de la cabeza”, pues ya te miran inferior, te miran con otros ojos y seguramente te ignoren aunque te comportes normal como eres,
Y cuando vas al medico hasta el medico puede que no te eche cuentas si le dices que te duele un brazo, entonces ¿nosotros no nos resfriamos como todo el mundo?, ¿no cogemos la gripe?, ¿no nos duele nada?, ¿no comemos?, ¿no besamos?, ¿no sentimos?, ¿no vamos al water?, puede que algunos enfermos sientan mas que uno que no lo está y por eso mismo ha caído en la enfermedad, porque somos muy sensibles y cualquier cosa nos afecta mucho como una discusión etc…
Si hay algún medico que lea esto o enfermero o psicólogo le voy a decir una cosa, imagínate que viene una chica muy guapa y saluda a un enfermo con un beso en la cara y al médico lo deja colgado con la mano levantada ¿Cómo se sentiría el médico? La madre de ella diría: Que vergüenza más grande, no has saludado al médico y lo has dejado con la mano colgada., el médico se va a sentir mal. ¿Y cuando esto es al revés y le ocurre esto al enfermo mental? el enfermo no se siente mal, porque el enfermo mental no tiene sentimientos, y la madre de ella diría: Ah da igual darle la mano, ese no esta bien de la cabeza. Es que como he dicho antes todos no somos iguales, pero la gente de la calle nos mete a todos en el mismo saco, es que la gente nos ve como a bichos raros, vamos a ver, somos personas normales con un problema psíquico igual que hay personas normales con un problema físico, es lo mismo. Todos no somos iguales, dije antes que si yo estuviera en el lugar de personas normales yo pensaría de la misma forma, pero no los trataría a todos de la misma manera, yo respetaría al que se lo merece...

David García