lunes, 5 de diciembre de 2011

FINAL COPA DAVIDS

Durante este fin de semana se disputó en la ciudad de Sevilla la final de tenis de la Copa Davis, en la que se enfrentaba la famosa Armada de España contra Argentina. Tuvo lugar en el Estadio Olímpico de la Cartuja con lo cual fue y ha sido una fuerte inyección de moral e inversiones para la ciudad de Sevilla, la cual con su afición tanto de sevillanos como de diferentes lugares del país ayudó mucho a conseguir su quinta ensaladera. Sevilla ciudad Talismán en el tenis y en la mayoría de los deportes, no falló al igual que hace unos años atrás en la cual se consiguió otra Copa Davis. Estuve viendo el último partido en casa, tenía un montón de dudas porque estos argentinos apretaron de lo lindo y a Nadal se le veía desconcentrado. Noté como viven los argentinos el deporte, en este caso el tenis. Se escuchaban muchos de ellos en las grandas con su cánticos y animación, también los españoles. En este cuarto partido entre dos grandes del tenis mundial, Rafael Nadal pudo con Del Potro, en un partido que no se olvidará. Había mucho en juego, tanto es así que hasta estuvo la realeza española, con el Rey y el Príncipe, muchos peces gordos, políticos, famosos, jugadores de otros deportes, en fin un evento muy importante con sabor a victoria… y muy bueno para nuestra ciudad.
Rafael Nadal nos ha hecho otra vez identificarnos con el tenis, pasar a la historia, ser mas grandes, ser talismanes, vernos todo el mundo, disfrutar del mejor tenis que puede haber. Esta armada no nos falló y menos en Sevilla. Hasta el ambiente y toda la ciudad hablando de tenis, algo que muy poco conocía.(risas). OLE otra copa para ESPAÑA.

Miguel Angel.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Emocionante e interesantísima la final de la davis, mientras España sigue intentando salir de ésta dichosa crisis, los deportistas españoles no paran de cosechar éxito tras éxito, el deporte español está en alza y nos esperan grandes gestas en los próximos años a ver si esta racha se pega a la economía y salimos hacia delante. Juanma cuesta

Pedro Giraldo dijo...

Cuando no podemos alegrarnos por motivos más contundentes, sepamos al menos disfrutar con estos pequeños goces ajenos, que nos hacen lazo de unión.