lunes, 28 de junio de 2010

¡MANDA WEB!

La semana pasada estaba aparcando mi coche cerca de la zona donde esta el arco de la Macarena, cuando de pronto se acercaron dos individuos para robarme, uno me agredió en el labio, y el otro se quiso meter en el coche, yo lo empuje con uno de mis brazos y calló de tal forma que se golpeo en la cabeza y empezó a sangrar. De pronto aparecieron tres coches de la policía nacional, a mi me montaron en uno de los coches y a ellos en otro, me llevaron al hospital me curaron el labio y de allí me llevaron a comisaría, donde me cogieron las huellas y me encerraron en un calabozo hasta la mañana siguiente. Sobre las nueve de la mañana me llevaron a los juzgados, y me encerraron otra vez en los calabozos de allí hasta la hora que me toco declarar ante el juez.
En mi opinión creo que en mi caso no debería haber actuado la policía como lo hizo porque yo lo único que hice fue defenderme. Para mi fue una experiencia muy fuerte y desagradable, porque yo nunca me había pasado algo parecido, y no se lo deseo a nadie.

A.P.

2 comentarios:

crps León dijo...

¡Que fuerte, encima que te defiendes te tratan así!, ¿cómo habría que haber actuado, dejando qué te robaran? que vergüenza.
Espero que te hayas recuperado del susto.
Un saludo
Rosa

Literante. dijo...

Es el colmo. Realmente es mejor nada a la intervención de las fuerzas armadas.