lunes, 15 de febrero de 2010

¡QUE BONITO!

Hola soy David y voy a hablar sobre esta exposición que, junto con los compañeros del grupo de tiempo libre, vi ayer. He visitado muchos museos y algunos suelen ser un poco aburridos, aburridos menos el de ayer, si todos fueran como ese pondrían precio en la entrada, era muy bonito impactante raro y misterioso. La primera escultura que vi me cague un poco, era la figura de una mujer y tenia los ojos pintados de un color que parecía una vampiro daba sensación de realidad, la segunda también era la escultura de una mujer y esta parecía que nos estaba mirando porque los ojos de plástico o de cristal, no lo se, parecían de verdad y que estaba allí quieta. Lo que no concordaba mucho eran sus pies que eran muy grandes en proporción con su cuerpo y los tenía un poco sucios. Mas adelante me encontré con una cabeza reposando en una almohada, era la cabeza de un chico joven y toda de color blanco pero hasta ahí todo bien, lo impactante era que su cuerpo estaba metido en una especie de capullo redondo de tela de color negro y el tamaño de esa capullo era casi igual que su cabeza , ósea que se podía imaginar que dentro de ese capullo había el cuerpo de un bebe y la cabeza que salía fuera de una persona adulta, imaginando eso daba un poco de miedo el pensar que eso pudiera existir. Mas adelante vimos cuadros que parecían verdaderas fotografías nítidas y que no lo eran, eran pintadas con pincel. Subiendo las escaleras hacia la exposición nos encontramos con una escultura de un hombre hecho con trocitos de metal de hierro unos mas chicos y otros mas grandes soldados unos con otros pegados en forma recta y en curva dándole forma al cuerpo desnudo de un hombre, era fascinante imaginar al artista cuando lo estaba haciendo para conseguir esa perfecta oreja hecha de pequeños trocitos de metal, también recuerdo un hombre todo de color blanco que parecía hecho de mármol y que estaba sentado en un sofá se supone que de su casa y que solo vestía unos calzoncillos. También había un cuadro de los que parecían una fotografía y en él se veían dos mujeres totalmente desnudas en un bosque y que se divertían con intención de bañarse en un rio que había allí, eran muy bellas, sobre todo sus pechos. Bueno otro día continuo, creo que mereció la pena verlo, me dijo un compañero que esa exposición era un concurso. Seguro que todos se merecían un premio.

2 comentarios:

crps dijo...

Nosotros todos los viernes vamos a ver alguna exposición, hay algunas que son buenas pero otras son para tirarse de los pelos, mejor dicho tirar al artista. Esto es lo que tiene el arte contemporáneo, según Asun que es nuestra guía en una de las galerías de arte, nos dice que muchas veces lo que quiere el artista es eso, que no te guste, que tengas esa sensación. A mi no me convence mucho, pero si ella lo dice.
Yo creo que el arte de hoy en día se basa más en las impresiones y percepciones que te proboca dicha obra, en cierto modo es más intenso.
Saludos
Pedro.

CRPS León dijo...

a mi el arte de ahora no me gusta nada, parece que nos están tomando el pelo, a cualquier cosa le llaman arte.
Rosa