martes, 26 de enero de 2010

CUANDO ME PONGO MAL

Cuando me pongo mal de mi enfermedad todo lo veo negro y a nada le veo solución, a las personas las veo reírse de mi y me pongo con ansiedad y agresivo hasta el punto de no querer relacionarme con nadie .O me viene un bajonazo y me pongo que no valgo un duro, sin ganas de hablar, mi estado de animo se baja hasta los suelos. Hay veces que me altero con alguien sin que tenga culpa ninguna y cuando me doy cuenta de que esa persona no se había reído de mi en ningún momento mi arrepentimiento es tal que me siento lo peor del mundo hasta tal punto que tengo que pedirle perdón doliéndome en el alma las barbaridades que le haya soltado antes. He llegado a darme cuenta que yo tampoco tengo la culpa y que todo es a causa de los síntomas de mi enfermedad. . Me acuerdo un día me puse muy alterado con un vecino porque en ese momento pensé que una cosa que me dijo era para mi lo mas malo del mundo, para no perder el control me fui a correr y me hice 20 Km.. Con el paso del tiempo me he dado cuenta que tengo que pensar en positivo y que ahora estoy bien, ya no tengo esas ideas, se que todavía voy a estar mejor y sobre todo voy a intentar no venirme abajo nunca mas en mi vida. Por desgracia de lo malo se acaba aprendiendo y sacándole algo bueno, como suelo decirme algunas veces a mi mismo, después de comerme la cabeza con mis paranoias, lo que tengo que hacer es seguir luchando, y seguir mirando para delante y derribar todos los obstáculos sin temor ninguno.

Un saludo Juan Antonio.

2 comentarios:

crps dijo...

Espero que como dices te des cuenta que son sintomas de una enfermdad y no te preocupes que como tu existimos muchos enfermos y no debemos sentirnos mal por ello.
Adrian

CRPS León dijo...

No te martirices, porque sino al final es un círculo vicioso. De esto tienes que aprender lo importancia que tiene el conocernos, asumir nuestra enfermedad, discriminar los síntomas para así poder derribar a nuestro fantasma.
Rosa